Consejos para viajar en coche eléctrico: mantenimiento, planificación del viaje y cómo aumentar la autonomía del coche
Futuro en movimiento

Consejos para viajar en coche eléctrico: mantenimiento, planificación del viaje y cómo aumentar la autonomía del coche

¿Vas a hacer tu primer viaje largo en coche eléctrico o te lo estás planteando, pero tienes dudas? En nuestras carreteras hay cada vez más coches eléctricos y aunque popularmente se consideran más prácticos para un entorno urbano, fuera de ese hábitat también son muy capaces de desenvolverse sin condicionar nuestras vacaciones.

Sin embargo y al igual que sucede cuando viajamos con un coche de combustión, desplazarse en coche eléctrico requiere una planificación mínima y ciertas consideraciones a tener en cuenta para evitar imprevistos en la medida de lo posible. Más, si se trata de un viaje largo.

Antes de salir, haz una revisión de los elementos clave del coche

Revision Coche Electrico

Poner el coche a punto antes de salir a hacer kilómetros y revisar sus elementos más importantes para viajar con más tranquilidad y preservar la seguridad, deberá ser uno de los primeros aspectos a tener en cuenta cuando empecemos a organizar nuestro viaje en coche eléctrico.

Por sus características, las revisiones y el mantenimiento periódico de los eléctricos serán ligeramente diferentes al que debe hacerse con otros tipos de vehículo.

Respecto a los coches diésel o gasolina los coches eléctricos cuentan en general con un mantenimiento más sencillo, ya que su mecánica dispone de menos elementos susceptibles de desgaste.

Su complejidad viene de la mano de otros aspectos alejados del mantenimiento como la gestión de la batería, la gestión térmica o su eficiencia.

En este sentido, hay aspectos diferenciadores del mantenimiento de un coche eléctrico que no podemos revisar nosotros mismos, como la comprobación del estado y correcto aislamiento de todas las conexiones eléctricas del coche (sobre todo, las que afectan a la parte de alto voltaje). Es decir, todas las que entran y salen de la batería de tracción.

Anatomia Coche Electrico

Para este tipo de trabajo es necesario contar con un equipamiento específico y un técnico especializado en coches eléctricos. Como ocurre con los coches de combustión, las revisiones recomendadas están programadas por los propios fabricantes y se especifican en los manuales del vehículo.

Sin embargo y más allá de su arquitectura mecánica, un eléctrico comparte con un coche de combustión muchos elementos que deben sustituirse en algún momento por su desgaste o degradación como los neumáticos, los amortiguadores, los limpiaparabrisas, las ópticas... o los frenos.

Estos últimos (aunque siempre dependerá en gran medida de nuestro tipo de conducción) gracias a la frenada regenerativa tienen un uso menos intensivo en los eléctricos, y por tanto la vida útil de discos y pastillas se alarga de forma notable.

Neumatico

Se debe verificar tanto que la presión es la adecuada, como que el dibujo del neumático está en buenas condiciones. Con una profundidad del dibujo del neumático por debajo de los 2 mm, por seguridad, ya se recomienda cambiarlos.

Recuerda que, por debajo del mínimo legal de 1,6 mm puede considerarse como una infracción grave, lo que conlleva una multa de 200 euros por cada goma defectuosa.

Multas aparte, circular con un neumático en mal estado es una práctica que nos pone en riesgo innecesariamente. Ojo también a las deformaciones puntuales (por ejemplo, a consecuencia de un bordillazo) y/o al flatspot.

Por su parte, el líquido de frenos sí deberá sustituirse en la misma horquilla temporal que la de un modelo térmico: antes de salir de viaje debes comprobar (en frío y en plano) que esté a nivel. Verifica también el líquido de los limpiaparabrisas y que las escobillas estén en buen estado.

Otro elemento fundamental para el coche y que puede chequearse rápidamente es la dirección: no debes notar holguras, ruidos, vibraciones, o dureza anormal al girar. Por último, también debemos comprobar que el aire acondicionado funciona en perfectas condiciones.

Planifica bien tu ruta y ten localizados los puntos de recarga

Planificar Ruta

Una vez que nuestro coche haya pasado las revisiones pertinentes y esté a punto para realizar un viaje, antes de salir lo más recomendable es recargar las baterías por completo, en casa o en el trabajo, por ejemplo. Y para que te salga más económico, estas son las mejores horas para hacerlo.

Además, es fundamental que tengamos clara nuestra ruta. Lo ideal es consultar los puntos o estaciones de carga que encontraremos en el camino antes de llegar a nuestro destino, y tener localizados puntos alternativos por si la primera opción falla por cualquier circunstancia.

La autonomía de los coches eléctricos que ya encontramos en el mercado cada vez es mayor. Dependiendo de nuestro coche y de nuestro destino, podremos salir con la batería del coche al 100% y tener que parar a recargar solo una o dos veces en el caso de los viajes más largos.

En España ya hay 7.813 puntos de carga públicos y según datos de Electromaps, en nuestros países vecinos encontramos 12.054 puntos en Francia y 2.433 en Portugal.

Cargador

Para saber cuántas veces tienes que parar a recargar, puedes hacer un cálculo sencillo: si el recorrido supera el 80% de la autonomía de nuestro coche –siempre hay que dejar un margen- lo mejor será parar a recargar a medio camino para evitar imprevistos y llegar a nuestro destino con carga suficiente como para poder hacer desplazamientos cortos antes de volverlo a enchufar a la corriente.

Una vez que sabemos los puntos de recarga que nos encontraremos en nuestra ruta, y que hayamos hecho una estimación de cuántas veces tendremos que parar, podremos elegir dónde.

Ya sea en una estación de carga en carretera, o incluso desviándonos hacia algún lugar de interés o pueblo que nos apetezca visitar, podremos aprovechar para cargar el coche tranquilamente mientras estiramos las piernas o paramos a comer (recordemos que, según la DGT, lo mínimo es hacer al menos una parada cada dos horas para descansar).

Cargador Vw

Con aplicaciones propias que ofrecen las marcas como la de Kia Charge para los eléctricos de Kia, Bluelink de Hyundai, Ford Pass en el caso de los Ford, Easy Charging para SEAT y CUPRA y un largo etcétera; u otras como las de Repsol (Waylet), Endesa (JuicePass), o Plugsurfing podremos consultar un amplio directorio online de puntos de carga, con información detallada sobre el coste de la energía, la forma de pago, disponibilidad e incluso tipos de conectores compatibles.

En nuestra ruta, será habitual con diferentes puntos de carga que, dependiendo de su potencia, nos darán un tiempo estimado de recarga.

Por ejemplo, un e-Niro con batería de 64 kWh se carga del 10 al 80% en 54 minutos con un cargador rápido de 80 kW o superior; el modelo con la batería de 39,2 kWh realiza la misma operación en 57 minutos con un cargador rápido de 50 kW o superior.

Durante el trayecto, la clave es la conducción eficiente

Match E

Durante el viaje, además de adaptar nuestra velocidad a la máxima recomendada por tipo de vía y en función del tiempo y la climatología, no debemos olvidar que conducir de forma eficiente será siempre lo más recomendable.

Se trata de cambiar el chip y hacer una conducción eficiente no solo entendida como un tipo de conducción pensada en lograr un bajo consumo de energía, sino buscando un mayor confort en la conducción y una disminución en los riesgos en la carretera.

En general, para conducir de manera eficiente las claves son: evitar acelerones innecesarios y frenazos bruscos, buscar una velocidad constante y una distancia de seguridad suficiente que nos permita reaccionar sin brusquedades ante cualquier imprevisto y además, aprovechar al máximo las inercias y las bondades del sistema de frenada regenerativa que equipa este tipo de vehículos para ir aumentando nuestra autonomía.

Sin embargo, además de nuestro estilo de conducción en nuestro consumo de energía al volante influirán otros muchos factores, como el tipo de vía, la presión de los neumáticos, la carga que llevamos, el uso que hacemos del aire acondicionado, etc.

Por tanto, un consejo práctico a recordar es que como en cualquier otro tipo de vehículo, debemos cargar en el coche solo el equipaje imprescindible. Además, hemos de colocarlo correctamente en el maletero y no dejar objetos sueltos por el habitáculo para evitar el peligroso efecto elefante.

Cierre

Otro consejo para ahorrar energía para viajar con un coche eléctrico es encender el aire acondicionado del coche antes de subirnos a él. De esta forma, no gastaremos energía extra y arrancaremos con la temperatura ideal de la batería, lo que también nos ayudará a ahorrar energía. En algunos casos, esta acción puede llevarse a cabo con el teléfono móvil.

Por último hemos de recordar que si durante nuestro viaje por carretera tuviésemos una avería o una emergencia, o si fuéramos los primeros testigos de un accidente no debemos olvidar cómo actuar y aplicar en el menor tiempo posible el protocolo PAS: Proteger, Avisar y Socorrer.

Una vez hemos llegado al destino, si no contamos con un enchufe propio en nuestro alojamiento para realizar las cargas que necesitemos, podremos buscar alternativas cercanas como hoteles (muchos de ellos ya disponen de puntos de carga semirrápida), supermercados, centros comerciales e incluso algunas playas.

En Motorpasión | Viajar con niños en el coche: guía de consejos de seguridad con todo lo que debes saber

Temas
Inicio