Los elementos clave del coche que la DGT aconseja revisar antes de viajar

Los elementos clave del coche que la DGT aconseja revisar antes de viajar
5 comentarios

Con las vacaciones de verano a la vuelta de la esquina, muchos automovilistas ya comienzan a organizar sus viajes y uno de los puntos básicos es la puesta a punto del coche.

A fin de facilitar esta tarea, la DGT ha publicado un tweet en el que recuerda los 10 elementos básicos y más importantes del coche que se deben revisar para preservar la seguridad y además viajar con la tranquilidad de no quedarse tirado. Y no, no basta con haber comprobado el estado del coche en invierno.

¿Qué partes del coche revisar antes de viajar?

Dirección

Revísala si notas holguras, ruidos, vibraciones, dureza anormal al girar o desgaste irregular en neumáticos

Frenos

Asegúrate de que revisan en el taller las pastillas/zapatas, discos y nivel de líquido de frenos. Si te toca rellenarlo, es mejor sustituir el líquido y evitar mezclas.

Suspensión

Su deterioro es imperceptible, pero de ella dependen la estabilidad y capacidad de frenado.

Neumáticos

Neumatico Rueda

Comprueba la profundidad del dibujo (1,6 mm), deformaciones, desgaste irregular y presión (en frío).

Cabe recordar que los neumáticos es uno de los elementos más críticos del coche, pero también uno de los más desatendidos. Según los datos del Real Automóvil Club de España (RACE) y Goodyear, más un millón y medio de vehículos podrían estar circulando con neumáticos con defectos graves, con turismos y furgonetas a la cabeza.

En los neumáticos de los coches, una profundidad del dibujo por debajo del mínimo legal de 1,6 mm puede considerarse como una infracción grave, lo que conlleva una multa de 200 euros por cada goma defectuosa.

La Guardia Civil aconseja a quienes duden sobre si el dibujo de las gomas de su coche es el correcto realizar el denominado truco de la moneda, que consiste en insertar una moneda de 1 euro en la ranura del dibujo y, si aún se ve la parte dorada del borde inferior, es momento de sustituir el neumático.

Lunas, limpiaparabrisas... y no te olvides de los faros

Comprueba el estado de las lunas y escobillas del limpiaparabrisas. La lluvia puede llegar en cualquier momento y es fundamental ver bien.

Un desgaste excesivo de las escobillas de los limpiaparabrisas puede llegar a ser penalizado con una sanción económica de 80 euros, sin detracción de puntos.

Por supuesto, asegúrate de que el coche no tiene ningún faro fundido puesto que el artículo 43 de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial recoge la obligación del uso del sistema de alumbrado cuando las circunstancias así lo requieran y contempla una multa de hasta 200 euros en los casos en los que se circule con el coche 'tuerto'.

Batería

Bateria Motor Toyota

No olvides revisarla si hay problemas al arrancar o ve sulfatados los bornes, ya que se encarga de dar vida a todos los elementos eléctricos del vehículo.

Así, es importante revisar el estado de carga de la batería con la ayuda de un polímetro. Siguiendo los valores que da Endado, tendríamos los siguientes escenarios posibles:

tensión

% de carga

situación

13,0 V

100%

Cargada recientemente.

12,5 V

80%

Cargada.

12,3 V

60%

Cargada.

12,1 V

40%

Carga limitada. Un coche antiguo podría arrancar, pero uno actual probablemente no.

11,9 V

20%

Recargar la batería cuanto antes.

≤11,6 V

0%

Recargar la batería cuanto antes y no utilizar el coche hasta entonces.

Se aconseja realizar tres mediciones tras haber hecho rodar el coche de 40 a 50 minutos, y luego de dejarlo reposar el mismo tiempo. Esas mediciones deben realizarse de la siguiente forma:

  1. Motor parado y polímetro fijado en corriente continua. La batería debe dar entre 12,5 y 12,9 V de diferencia de potencial, y como mínimo 0,2 A de intensidad.
  2. Motor al ralentí y polímetro fijado en corriente continua. La batería debe dar menos de 14,7 V y 0,25 A.
  3. Motor al ralentí y polímetro fijado en corriente alterna. La batería debe dar menos de 0,2 V y 0,04 A.

Si las mediciones incumplen los tres resultados, se recomienda sustituir la batería.

Revisa los niveles y los filtros

Revisa el nivel del líquido de frenos, limpiaparabrisas, aceite... y también la tensión de las correas y el estado de los filtros de aceite, aire y polen.

Para medir el nivel de aceite, extrae la varilla, límpiala con un trapo y ensártala de nuevo en su orificio. Al extraerla de nuevo verás por dónde está llegando el aceite, entre las marcas de máximo y mínimo de la varilla. Si necesitas añadir aceite, abre el tapón y echa lubricante del mismo tipo que lleva tu motor, según el manual de instrucciones.

Ford Motor

En cuanto al líquido lavaparabrisas, no hay nivel que medir. Sólo echa líquido en el depósito hasta que llegue al cuello, antes del tapón. Es más recomendable usar un lavaparabrisas comercial, basado en etilenglicol, aunque sea de marca blanca, que una simple mezcla de agua y detergente, ya que el etilenglicol es un diol que, igual que el alcohol, se evapora fácilmente al rociar el parabrisas. De esta manera no se compromete tanto la visibilidad durante la conducción como lo hace una simple base acuosa.

El líquido refrigerante debe estar entre las marcas de máximo y mínimo, igual que el nivel del líquido de frenos. Si te toca rellenar líquido refrigerante, espera a que el motor esté frío. Si alguno de los dos niveles se ve excesivamente bajo, no te conformes con rellenar el depósito, puesto que en principio esos niveles deberían mantenerse bastante estables.

Aire acondicionado

Aire Acondicionado

Si enfría poco o se oyen ruidos al conectarlo, lo ideal es acudir a un taller a revisarlo. No olvides que, además de aportar confort, disminuye la fatiga al conducir, especialmente durante los viajes largos.

Según la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos (AECA-ITV), la temperatura para circular debe oscilar entre 19 y 22 grados.

El mantenimiento del aire acondicionado del coche, al igual que el de casa, es lo que condiciona su eficacia. Muchas veces, como automovilistas lo descuidamos por desconocimiento. A largo plazo puede tener serias consecuencias para su buen funcionamiento y nuestro bolsillo.

Así, algunas piezas pueden deteriorarse con el tiempo o incluso romperse. Y al final la factura puede ser consecuente: desde unos 100 euros para un deshidratador y su filtro hasta 1.000 euros o más, sin la mano de obra, para un compresor.

El mantenimiento básico consiste en una limpieza anual del circuito del aire acondicionado acompañado de un tratamiento anti bacteriano. Cada dos años, además de la limpieza del circuito, se sustituyen los filtros y se efectúa una recarga del gas refrigerante.

Inyección

Ante aumentos del consumo, tirones al arrancar o en marcha, es momento de llevar el coche a revisar su sistema de inyección (carburación en coches antiguos). Te evitará sustos innecesarios.

No olvides que el motor junto a los neumáticos, alternador y batería son los cuatro elementos que suelen dejar tirado a un coche en carretera, como aclaró la DGT.

Pero no por eso dejes de echar un ojo a todos los demás elementos del coche mencionados porque muchos de ellos se encuentran entre los defectos graves más comunes detectados en la ITV.

En Motorpasión | Cómo enfriar rápido el coche en verano y por qué es posible lograrlo incluso sin encender el aire acondicionado

Temas
Inicio