Publicidad

El nuevo radar de tramo de la N-630 en León no para: ha cazado a más de 4.800 conductores en dos meses, 72 al día

El nuevo radar de tramo de la N-630 en León no para: ha cazado a más de 4.800 conductores en dos meses, 72 al día
12 comentarios

Publicidad

Publicidad

El pasado 25 de octubre entró en funcionamiento un nuevo radar de tramo en la N-630 y ya se ha convertido en uno de los dispositivos de control de velocidad de la DGT que más multan en nuestro país: hasta el 31 de diciembre de 2019 había denunciado a 4.822 conductores, lo que se traduce en 72 sanciones diarias.

El tramo que discurre en la N-630 a la salida de León hacia Asturias está controlado tanto en sentido creciente como decreciente entre los puntos kilómetricos 132,05 y 137,5. Este dispositivo fue uno de los 15 nuevos de tramo que estrenó Tráfico durante 2019, integrados en el total de 78 de nueva factura anunciados por la DGT para el año pasado y entre los que también se incluían radares fijos.

Y aunque no llega a las 215 sanciones diarias que registra el radar fijo de la DGT que más sanciona en nuestro país, ubicado en la autopista H-31 de Huelva, y se queda lejos de las 339 multas al día registradas en 2018 del dispositivo de la C-31 en Barcelona, se ha convertido en poco tiempo en uno de los más sancionadores de la provincia de León y España.

Más de 70 multas diarias

Velocidad

Según recoge la publicación local Leonoticias, en base a datos de la DGT, este dispositivo se instaló el 6 de agosto de 2019, pero no entró en funcionamiento hasta finales de octubre. Se estrenó con su primera denuncia el 25 de octubre y hasta el último día de 2019 ya había superado las 4.800 sanciones.

En concreto, este radar de tramo controla la velocidad de los automovilistas en esta carretera nacional, una de las más largas de España y que discurre entre Asturias y Sevilla, está colocado entre La Copona y La Venta de la Tuerta, y la velocidad máxima de estos poco más de cinco kilómetros está fijada a 90 km/h, el límite máximo genérico permitido en carreteras convencionales desde 2019.

Donde más multas se han registrado ha sido en sentido creciente, dirección León: el cinemómetro ubicado en La Copona ha denunciado a un total de 2.487 conductores. No obstante, el que cierra el tramo en sentido decreciente, hacia Asturias y ubicado en La Venta de la Tuerta, le sigue de cerca, llegando a las 2.335 denuncias. Así, ambos en total suman las más de 4.822 sanciones interpuestas en poco más de dos meses y que se traducen en más de 70 al día.

Este medio señala que este nuevo dispositivo ha disparado las denuncias por exceso de velocidad de los radares de tramo en esta provincia de Castilla y León. Previamente, sólo estaba activo uno en la N-120, entre los puntos kilométricos 317 y 319 (cerca de Villadangos del Páramo) y cuyas denuncias se fijaron en 530 conductores el año pasado.

Así, las sanciones derivadas de las denuncias por radares de tramo en la región han llegado hasta las 5.360 en comparación a las 2.548 interpuestas en el ejercicio interior, lo que supone un incremento de más del doble. Sin embargo, las sanciones por exceso de radares fijos descendieron el año pasado en León, pasando de 37.429 (2018) a 22.049 multas.

A vueltas con el exceso de velocidad

Radares Cascada 1

Tráfico sigue señalando la velocidad excesiva como uno de los principales frentes a combatir para reducir la siniestralidad en las carreteras españolas, junto a las distracciones o el consumo del alcohol y otras drogas al volante.

Así, durante el año pasado aumentó el número de radares fijos y de tramo: a día de hoy, y según los datos de la DGT actualizados este mes de enero, en España hay un total de 736 dispositivos de control de la DGT entre fijos y de tramo, de los cuales 652 son fijos y 84 de tramo.

No obstante, y aunque hay que sumar 1.325 ubicaciones suceptibles de estar controladas por radares móviles, la DGT ha señalado que España necesita disponer de más dispositivos de control de velocidad pues estamos muy lejos de países como Reino Unido (7.200) o Francia (4.000).

Radar Quitamiedos

Actualmente, Tráfico dispone de numerosos y diferentes tipos de dispositivos para controlar el exceso de velocidad en las carreteras de nuestro país, además de fijos, móviles y de tramo, dispone de los conocidos helicópteros Pegasus, los recién estrenados y pequeños Velolaser o los drones equipados por radar.

Además, también están llevando a cabo estrategias como los radares en cascada o su evolución, los radares anti-frenazo, que consiste en combinar un dispositivo móvil con uno fijo ya sea después o antes del mismo. Se está aplicando sólo en Navarra, pero podría replicarse en otras regiones.

Carreteras Espanolas En Mal Estado

Mientras, la inversión en infraestructura vial sigue siendo deficitaria en España: según el informe de Automovilistas Europeos Asociados (AEA) 'Las Carreteras más peligrosas de España', entre 2013 y 2017 el Índice de Peligrosidad Medio de la Red de Carreteras del Estado aumentó un 0,2 % en comparación al quinquenio anterior.

En la 'Estrategia Española de Seguridad Vial 2021-2030', se contemplan seis prioridades, en las que sólo una está dedicada a la mejora de las carreteras convencionales, y once áreas de actuación, en las que también únicamente una está dedicada a la conservación y explotación de las carreteras.

Aún con cifras provisionales, 2019 cerró con 1.098 fallecidos en accidentes de tráfico en vías interurbanas, un dato histórico a la baja, aunque aún hay que esperar seis meses para conocer las cifras definitivas, incluyendo las victimas a 30 días de accidentes en vías urbanas e interurbanas, que mostrarán la radiografía completa de siniestralidad en España.

En Motorpasión | Límites de 20 km/h y 30 km/h en ciudad: una reflexión más allá de los titulares superlativos | La ausencia de límites de velocidad en Alemania como 'icono cultural': ¿Es la Autobahn un terreno sagrado?

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios