El Drive Pilot de Mercedes-Benz ya tiene precio: más caro que el Autopilot de Tesla pero con conducción autónoma de nivel 3

El Drive Pilot de Mercedes-Benz ya tiene precio: más caro que el Autopilot de Tesla pero con conducción autónoma de nivel 3
5 comentarios

Los dos buques insignia de Mercedes-Benz, el Clase S y el EQS, podrán comprarse con tecnología de conducción autónoma Nivel 3 SAE en Alemania a partir del 17 de mayo, siendo los primeros coches en equipar este tipo de sistema en Europa.

El denominado ‘Drive Pilot’ se ofrecerá como opción para las dos berlinas, permitiendo al conductor ceder el control del coche por completo al sistema en determinadas condiciones. Y ya tiene precios oficiales.

En el caso del Mercedes-Benz Clase S, el ‘Drive Pilot’ costará 5.000 euros, mientras que en el Mercedes-Benz EQS costará 7.430 euros (sin impuestos). Estas cifras incluyen tanto el hardware como el software necesarios para utilizar el sistema y, por ahora, la marca asegura que no es necesario realizar ninguna otra suscripción.

Con la mirada puesta en los EEUU

Pilot2

A medida que la legislación de cada país lo permita, el Drive Pilot se irá poniendo a disposición de los clientes de la marca de Stuttgart de forma progresiva. Así, el siguiente mercado podría ser el estadounidense.

El fabricante de automóviles con sede en Stuttgart fue el primero en el mundo en recibir la homologación de la tecnología autónoma de nivel 3 en diciembre del año pasado, adelantando por la derecha a otras marcas como Tesla, cuya tecnología en este sentido, ‘AutoPilot’ sigue teniendo el nivel 2 de los cinco niveles que existen según los estándares SAE.

Aunque tecnológicamente está muy evolucionado respecto al resto de opciones en el mercado, es importante recordar que el ‘Drive Pilot’ no hace completamente autónomos a los vehículos que lo equipan, sino que permite a los usuarios delegar la conducción al sistema en determinadas condiciones, como por ejemplo en el tráfico denso, y a velocidades de hasta 60 km/h.

Volante

En estas condiciones, ‘como si fuera capaz de pensar por sí mismo’, podrá tomar decisiones: desde controlar la velocidad y la distancia respecto a otros vehículos o mantener al coche dentro de su carril a analizar y tener en cuenta el perfil de la ruta, los acontecimientos que se producen en ella y las señales de tráfico.

Además, es capaz de reaccionar ante situaciones de tráfico inesperadas y las gestiona de forma autónoma, como por ejemplo, mediante maniobras evasivas dentro del carril o frenando si es necesario.

Esto es posible gracias a un verdadero arsenal tecnológico que incluye, entre otros, sensores LiDAR, sensores ultrasónicos, cámaras en la luneta delantera y en la trasera, radares de distinto alcance, micrófonos (para detectar señales acústicas de vehículos de emergencia) e incluso sensores de humedad en el hueco de las ruedas.

Pilot

Sin embargo, aún en el Nivel 3 SAE de conducción autónoma, también denominado “automatización condicionada”, el conductor sigue siendo un elemento necesario y tiene obligaciones que cumplir respecto a las normas de tráfico, tal y como recoge la normativa específica como el Reglamento nº157 de las Naciones Unidas.

Además, se ha de tener en cuenta que este sistema se puede equipar en Alemania gracias a la actualización de la Ley de Tráfico de Alemania (StVG), que en 2017 y por primera vez en Europa, ya creaba una base legal para el uso de esta tecnología.

La normativa de homologación técnica con la que se puede certificar un sistema de este tipo no entró en vigor hasta principios de 2021 y desde entonces, Mercedes-Benz ha sabido aprovechar la oportunidad.

dp

A medida que la legislación lo permita, la marca irá implementando esta opción para sus clientes de forma progresiva. En palabras de Britta Seeger, miembro del Consejo de Administración de Mercedes Benz Group AG y responsable de Marketing y Ventas:

"Mercedes-Benz es el primer fabricante que lleva a la producción en serie un sistema de conducción autónoma de nivel 3 con certificación internacional válida. Como primer paso, ofreceremos esta tecnología en Alemania en la Clase S y el EQS. Al mismo tiempo, también queremos recibir la certificación en EE.UU. a finales de año”.

Eqs2

Si nos comparamos con EEUU, España está a años luz de contar con una regulación que haga posible la expansión del coche autónomo. De hecho, la DGT considera que es mejor dejarlo "para circuitos o recorridos cerrados".

Al menos, desde que entró en vigor la nueva Ley de Seguridad Vial el pasado mes de marzo de 2022, ya se ha introducido en el texto por primera vez una mención al vehículo automatizado con el objetivo de regular su uso y desarrollo en previsión de futuro y de cara la tecnología como la de los sistemas de conducción de Nivel 3 SAE.

Por el momento, en España lo más cercano sigue siendo el Nivel 2 como el del ‘AutoPilot’ de Tesla, que actualmente se ofrece en dos versiones: la más básica incluye el control de crucero adaptativo con cambio de carril automático para autovías y autopistas. Además del 'Smart Summon' con el que aparca y desaparca solo y supone un extra de 3.800 euros.

Por su parte, el recientemente actualizado ‘AutoPilot FSD’, (Full-Self Driving, que también se categoriza como de Nivel 2 SAE), ha añadido recientemente la conducción por ciudad, siendo capaz de reaccionar ante semáforos y señales de STOP. También es un opcional y su precio asciende a los 7.500 euros (tanto en España como en Alemania). Próximamente incluirá también el autogiro en ciudad.

Temas
Inicio