Volkswagen y Renault han sido los maestros de los deportivos populares. Hyundai les está comiendo la tostada

Volkswagen y Renault han sido los maestros de los deportivos populares. Hyundai les está comiendo la tostada
15 comentarios

Durante varias décadas, ha sido inevitable acordarse del Volkswagen Golf GTI o de los modelos más picantes de Renault Sport al hablar de “deportivos del pueblo”.

Han existido –y todavía hay– muchos otros utilitarios y compactos deportivos, pero ninguno ha sido tan popular como cualquiera de las generaciones del Golf GTI y, más recientemente, los Renault Clio y Mégane RS.

Sin embargo, Volkswagen y el Renault están inmersos en la era electrificada. Mientras tanto, Hyundai, que es un fabricante novato en cuestiones de deportividad, no deja de lanzar modelos divertidos de la mano de una gama Hyundai N que no deja de ganar seguidores en todo el mundo.

Los Hyundai N han recogido el testigo

Hyundai N 1

Siempre ha sido muy fácil ver un Volkswagen Golf GTI en las calles de cualquier ciudad española, desde su primera generación hasta la séptima. En cambio, es mucho más complicado encontrarse con la octava entrega del Golf GTI, a pesar de que ya lleva un tiempo a la venta.

Muchos de los que buscaban un pequeño deportivo también se decantaban por los modelos más divertidos de Renault. Hace décadas por los Renault 5 TS, TX o Turbo, más tarde por el Renault 5 GT Turbo, luego por el Clio 16 válvulas y hace menos tiempo por los múltiples Renault Mégane y Clio deportivos.

Gracias a ello, muchos petrolheads han sido seguidores de ambas marcas, en parte, porque unos cuantos hicieron de los Golf GTI y Renault Sport sus primeros deportivos. Pero las cosas han cambiado mucho en los últimos años. Si bien es cierto que el Golf GTI sigue a la venta, incluso el Polo GTI, ya no es tan accesible como antes ni destaca tanto sobre la competencia.

Hyundai N 3

Por su parte, Renault está centrando su actividad deportiva en Alpine y es cuestión de tiempo que desaparezca la división Renault Sport. Ahora mismo solo queda a la venta el Mégane R.S. y su variante Trophy, pero tienen los días contados y el Clio ni siquiera ha tenido una alternativa deportiva en esta generación.

La movilidad eléctrica tiene parte de la culpa. Hasta han llegado alternativas de cero emisiones a estos modelos, como los GTX de Volkswagen, mientras que Alpine está trabajando en el futuro Alpine 5 al mismo tiempo que se despide de su último modelo con motor térmico con el Alpine A 110 R.

Pero los petrolhead siguen existiendo. Si no encuentran lo que buscan donde siempre, buscan otras opciones y Hyundai se está convirtiendo en la favorita de muchos. En el año 2016, la marca coreana creó la división N para dar nombre a sus coches más rápidos.

Hyundai N 2

Seis años después, el departamento N se ha ganado por méritos propios un lugar entre los apasionados del motor. Lo ha hecho con sus versiones de competición, como el Hyundai i20 del WRC o el i30 N del TCR, pero también con sus prototipos y, sobre todo, con sus modelos de calle.

El primero en llegar fue el Hyundai i30 N, un compacto que puso contra las cuerdas al Golf GTI desde el primer día. Después le han seguido otros como el Hyundai i20 N, que se está convirtiendo en el último bastión de los utilitarios deportivos “asequibles”, junto al Ford Fiesta, aunque este último va a desaparecer.

La gama Hyundai N también está formada por el Kona N y otros modelos que no se comercializan en nuestro mercado, como el Elantra N y el Veloster N. Consciente del éxito de todos ellos, Hyundai se animó a lanzar los modelos N Line, que tienen una estética inspirada en los N genuinos, pero se ofrecen con motorizaciones convencionales.

Desde luego, a Hyundai le está saliendo bien su apuesta deportiva y está dando una lección a otros fabricantes de que este tipo de coches todavía tienen una gran aceptación. Es más, los de Corea están tratando de llevar la filosofía (y sensaciones) de los i20 N e i30 N a su gama eléctrica.

Los prototipos Hyundai N Vision 74 y Hyundai RN22e son un adelanto de lo que viene. Y hay razones para creer que Hyundai puede hacerlo muy bien cuando lance un coche eléctrico con el sello N.

Al fin y al cabo, hace una década nadie habría dicho que la marca coreana sería capaz de hacer un compacto deportivo que puede mirar de tú a tú a todo un Golf GTI. Pero en tiempo récord, la división N de Hyundai se ha ganado a pulso la fama que tiene ahora mismo. Solo hay que ver el vídeo que ha hecho para dar más pistas sobre el nuevo Hyundai IONIQ 5 N.

Hyundai N
Hyundai N Vision 74 y Hyundai RN22e

Y eso no significa que Hyundai esté dejado a un lado la movilidad sostenible. Simplemente, el gigante coreano es consciente de que hay sitio para todo, incluso para los deportivos eléctricos.

No obstante, el IONIQ 5 N es un gran reto para la firma porque será la prueba de fuego para determinar si un cero emisiones con el logotipo N puede ser tan divertido como los i20 N e i30 N. Desde luego, no será fácil pasárselo igual de bien sin el sonido de estos últimos, una característica que ya se ha convertido en marca de la casa.

Temas