Publicidad

Lío con los nuevos límites de velocidad en ciudad: denuncian "malas prácticas" en los cambios de señalización

Lío con los nuevos límites de velocidad en ciudad: denuncian "malas prácticas" en los cambios de señalización
15 comentarios

Los nuevos límites de velocidad en ciudad entrarán en vigor el próximo 11 de mayo, sin embargo, ya parece que en algunos puntos de España nacerán rodeados de polémica. El motivo, las señales verticales que se están utilizando para indicar la velocidad máxima.

La Asociación de Fabricantes de Señales Metálicas de Tráfico (AFASEMETRA) ha denunciado las "malas prácticas que están realizando algunos municipios con el fin de actualizar la señalización vertical de sus calles tras la aprobación de los nuevos límites genéricos de velocidad".

En concreto, para reemplazar el límite genérico en las señales existentes, se está recurriendo en diversos municipios a "colocar encima láminas retrorreflectantes con la nueva velocidad sobre las señales existentes, lo que no es recomendable en absoluto y puede no cumplir con las medidas mínimas de seguridad vial que se deben exigir", asegura el presidente de AFASEMETRA, Francisco Cano.

Motorpasión se ha puesto en contacto con AFASEMETRA para conocer los Ayuntamientos que están implementando las señalizaciones de los nuevos límites de velocidad de esta manera, pero la organización ha preferido no revelarlos.

En algunos casos se ve el fondo con la velocidad anterior

Senal 30 1

"Si a una señal con más de 10 años le ponemos un parche de lámina retrorreflectante nueva, se va a notar la diferencia con toda seguridad y sobre todo en condiciones nocturnas donde el conductor solo verá el parche y no la señal completa", advierte Cano.

Lo correcto es utilizar el tamaño de señal adecuado para cada tipo de vía, así como material retrorreflectante al tratarse de una señal de reglamentación, según se indica en el artículo 136 del Reglamento General de Circulación:

"Con el fin de que sean más visibles y legibles por la noche, las señales viales, especialmente las de advertencia de peligro y las de reglamentación, deben estar iluminadas o provistas de materiales o dispositivos reflectantes".

"Poner láminas sobre las señales instaladas implica no cumplir con estos requisitos técnicos mínimos. En algunos casos, las láminas dejan ver el fondo con la velocidad anterior, o incluso no cubren la zona íntegramente, por lo que producen una alta confusión. En definitiva es un parche", critica Cano.

Además, recuerda que las láminas retrorreflectantes debe realizarse en un lugar cerrado y con unas condiciones de temperatura y humedad controladas, a fin de evitar posibles casos de embolsamientos o falta de adherencia al estar sucio el sustrato.

Senal 30 Madrid Señal de velocidad máxima permitida a 30 km/h.

Cano asevera además que el "ahorro que se produce utilizando láminas es mínimo y puede ocurrir que en poco tiempo la adhesión defectuosa haga que sea necesario sustituir la señal, con lo que el coste se incrementaría", sin revelar cifras.

Según La Vanguardia, cuando en 2019 se estableció el límite de velocidad en las carreteras convencionales de España (se pasó de los 100 km/h a los 90 km/h), se sustituyeron 4.750 señales con un coste total de 686.000 euros.

AFASEMETRA denuncia finalmente que "existe una falta de un inventario real sobre cuántas señales existen, cuántas están deterioradas y qué cambios necesitan para cumplir con la ley en la mayoría de los municipios.

Esto puede "conllevar retrasos en el cambio de señalización, provocando un importante problema de confusión entre los ciudadanos, pero que no se puede resolver con una solución transitoria y de pocas garantías como es poner una lámina que no cumple ningún requisito", concluye.

Todo ello en un contexto en el que en 2019, último año del que se tienen datos consolidados, se produjo un repunte de fallecidos en siniestro viales en las vías urbanas: 519 personas perdieron la vida, un 6% más que en el año anterior.

En Motorpasión | Mapa de la España a 30 km/h: estas son las ciudades que quieren correr más que la DGT quitando velocidad a los coches

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio