Publicidad

Mapa de la España a 30 km/h: estas son las ciudades que quieren correr más que la DGT quitando velocidad a los coches
Seguridad

Mapa de la España a 30 km/h: estas son las ciudades que quieren correr más que la DGT quitando velocidad a los coches

Bilbao acaba de convertirse en 'ciudad 30' estableciendo en todas sus calles el límite a 30 km/h. Pero no es la única: son muchas las ciudades españolas que cuentan con Zonas 30, aunque en su mayoría parcialmente. Este es el mapa a 30 km/h de las capitales de provincia de España.

La DGT lleva tiempo anunciando una reforma en el Reglamento de Circulación que quiere implantar a nivel general el límite a 30 km/h en todas las calles urbanas de un sentido o un carril por sentido, además de reducir a 20 km/h las de plataforma única (acera y calzada al mismo nivel) limitando el actual 50 km/h sólo a vías de dos carriles o más por sentido.

Esta modificación aún no ha llegado, pero no son pocas las ciudades españolas que se han adelantado a esta normativa, a fin de crear entornos viales más amables con peatones y ciclistas.

En esencia, las Zonas 30 han precedido lo que plantea Tráfico, normalmente en calles de un carril por sentido, aunque hay poblaciones que lo han aplicado en la totalidad de sus vías, como Pontevedra, pionera en España en este aspecto. Otra de las fórmulas es la de añadir carriles a 30 km/h, a fin de integrar bicis y patinetes, una alternativa a los carriles segregados al tráfico. Así han trabajado las capitales de nuestro pàís sus Zonas 30.

¿Qué capitales españolas tienen límite a 30 km/h?

Albacete

La capital albaceteña es otra de las urbes españolas que se acaba de convertir en 'Ciudad 30': a finales del pasado mes de agosto se aprobó de forma definitiva la modificación de la Ordenanza de Circulación, que establece un límite general en todo el casco urbano a 30 km/h. Además, también ha incluido nuevas regulaciones para los patinetes eléctricos.

Barcelona

En la Ciudad Condal el límite de 30 km/h no sólo está impuesto en las Zonas 30 y en calles de un solo carril y uno por sentido: desde el 1 de marzo de este 2020 ha aplicado el límite a 30 km/h en todas las calles de la red secundaria de la urbe, lo que incluye calles con más de un carril por sentido y traduciéndose en un 68 % de las vías con esta limitación.

Así, este año ha sumado 112 kilómetros más en la ciudad con la velocidad limitada a 30 km/h, entre las que se incluye por ejemplo la calle de la Cruz Cubierta de Sants. Además, pretende que en 2022 se sumen otros 212 kilómetros de calles a 30 km/h.

Velocidad Barcelona

Bilbao

La capital de Vizcaya saca pecho pues se ha convertido en la primera ciudad del mundo con más de 300.000 habitantes en limitar la velocidad a 30 km/h en todas sus calles. Aunque en realidad, desde junio de 2018, el 87 % de sus vías ya se regían bajo este límite: así, solo ha supuesto añadir el 13 % restante.

"No podemos vivir como lo hemos hecho hasta ahora. Queremos vivir sin ruido y sin humo; no es una guerra contra el vehículo", ha expresado el concejal de Movilidad, Alfonso Gil, según recoge El Heraldo.

Burgos

Otra ciudad de Castilla y León que se ha querido sumar a las zonas a 30 km/h en todas las calles de la ciudad de un carril por sentido y de única dirección. Esta medida está recogida en la nueva Ordenanza de Movilidad de la ciudad, que fue aprobada el pasado mes de diciembre, entrando en vigor este 2020.

Cáceres

La urbe extremeña ha acondicionado desde finales de 2019 hasta 33 calles con límite a 30 km/h, denominadas de uso compartido, pues integran el tráfico rodado con bicicletas y patinetes. La ciudad tomó esta medida porque si bien ya contaba con ciclocarriles segregados, ninguno estaba en el centro, siendo el objetivo crear una red de itinerarios para bicicletas que una los barrios de la periferia con el centro.

Cádiz

A 20 km/h están limitadas las calles interiores de todos lo barrios de la ciudad, una medida que se adoptó en julio del año pasado en la capital gaditana y recogida en una modificación de su Ordenanza Municipal de Circulación. Previamente, se redujo la velocidad a 30 km/h en la ronda del casco histórico, desde la calle Concepción Arenal hasta la calle Honduras y en zonas residenciales.

Córdoba

Esta primavera, de la mano de la desescalada, el Ayuntamiento de esta ciudad andaluza anunció nuevas medidas en materia de movilidad, con la implantación de las ciclocalles: carriles a 30 km/h enfocados a todos los vehículos con dicha velocidad máxima en la urbe, es decir bicis, motos y patinetes. Integran unos 20 kilómetros en toda la ciudad.

Las Palmas de Gran Canaria

El céntrico barrio de Arenales de la capital de Gran Canaria fue el primero en convertirse en Zona 30 hace ya siete años. Desde entonces, las zonas han han aumentado a siete y, en 2020, se ha proyectado la inclusión de más calles limitadas a esta velocidad, la mayoría en su zona alta en los barrios de Arenales, Lugo, Ciudad Jardín, Alcaravaneras, Santa Catalina y Guanarteme, así como el de Schamann en su zona baja. Se espera que las nuevas Zonas 30 estén activas el año que viene.

León

Siguiendo la estela de Pontevedra y Burgos, León también ha reducido a 30 km/h el límite de velocidad en todo el casco urbano de la ciudad. Esta medida ha comenzado en junio de este año, dejando excepciones como las rondas (LE-30 y LE-20 y N-630), o las carreteras de Vilecha, Carbajal y la prolongación de Ingeniero Sáenz de Miera.

Además, la urbe tiene proyectados ciclocarriles de 20 km/h en varias calles del municipio, enfocados a bicicletas y patinetes.

Madrid

No fue hasta 2018 cuando el Ayuntamiento de Madrid impuso de forma generalizada la limitación a 30 km/h en todas las calles de la ciudad de un único carril por sentido y a 20 km/h en las de plataforma única. Las mismas aglutinan el 85 % de las vías de la capital española.

Fue una de las medidas recogidas en la Ordenanza de Movilidad Sostenible, firmada por el anterior gobierno municipal, donde también se incluía la implantación de la zona de bajas emisiones (Madrid Central) o la obligación de llevar la etiqueta medioambiental de la DGT. Además, Madrid ha peatonalizado calles del centro como parcialmente la de Fuencarral y acaba de hacer lo propio con la Puerta del Sol.

Mapa de la España a 30 km/h

Málaga

Han pasado siete años desde que Málaga implantara el límite a 30 km/h en calles de un único sentido, ascendiendo a un total de 290 vías de la ciudad en 2018. Y este 2020, la ciudad ha optado por incluir además carriles a 30 km/h en todas aquellas calles con más de un carril por sentido que no dispongan de carriles segregados para bicicletas y patinetes.

Murcia

El Plan Murcia 30 se presentó en 2013 y contemplaba la reducción a 30 km/h en todas las calles de la ciudad, las denominadas zonas calmadas que ascienden a ocho y con una longitud de 95,5 kilómetros, exceptuando un total de 47 calles consideradas arterias y fundamentales para el tráfico rodado. Su implantación llegó en 2014.

Oviedo

En 2010, el Ayuntamiento de la capital asturiana aprobó el proyecto Zonas 30 y Carriles 30, que comenzó a implantarse desde 2011. Todo el centro urbano (Oviedo Redondo) se denomina Zona 30 y está limitado a 30 km/h. Además en cuatro de las arterias más importantes de acceso al casco urbano se han añadido los Carriles 30: Fuertes Acevedo-Avda. de Galicia, La Corredoria-Avda del Mar-Pumarín, Plaza Castilla-Calvo Sotelo.

Desde 2016, se baraja extenderlo al resto de calles de la ciudad en el denominado Plan 360º y que busca una integración completa de la bicicleta.

Mapa de España a 30 km/h

Palma de Mallorca

En primavera de este 2020, la capital mallorquina modificó la ordenanza de circulación para limitar a 30 km/h la velocidad en el 90 % de sus calles, dejando fuera únicamente sus principales arterias (Aragó, Paseo Marítimo o avenidas). La ciudad ya contaba antes con hasta tres zonas 30 (Son Sardina, Santa Catalina y Rafal-El Vivero). Gran parte de su centro urbano tiene límite a 20 km/h.

Pamplona

La capital de Navarra se sumó en agosto del año pasado a la limitación de 30 km/h en calles de un solo sentido y de un carril por sentido, suponiendo 150 vías del total de la urbe. Asimismo, en las de plataforma única y en zonas residenciales el límite de velocidad se reduce a 20 km/h. Las calles de dos o más carriles mantienen los 50 km/h.

Pontevedra

Como Bilbao, esta capital gallega de la provincia homónima ha establecido el límite a 30 km/h en todas las calles de la ciudad. Pero en su caso fue pionera, pues la medida se adoptó en 2011. Y desde ese año, la ciudad Pontevedra no ha registrado ningún atropello mortal.

Además, dispone de calles de 20 km/h, como por ejemplo en áreas de elevada afluencia infantil (colegios, parques de juego o zonas de paso para peatones), y, desde octubre de 2019, en todas las calles del centro (casco histórico y varias vías limítrofes) con plataforma única se ha establecido el límite a 10 km/h.

Salamanca

Amparado en el nuevo Plan de Seguridad vial de 2017, la urbe salmantina también cuenta con varias calles a 30 km/h, que se han ido añadiendo de forma paulatina los últimos años.

Ha sido el caso de las avenidas del sur de la ciudad, siendo el paseo de los Madroños, en el barrio de Garrido, el último en llegar: desde el 23 de septiembre ha reducido el límite en esta calles desde el cruce con la avenida de los Cipreses hasta su intersección con la calle El Greco. De igual manera, todas las calles, y las aledañas, en las que se sitúan colegios o institutos son vías 30.

Santander

Desde mayo de este 2020, la capital cántabra también ha aplicado el límite a 30 km/h en calles de un único carril o de uno por cada sentido: el anuncio se hizo a recién comenzado ese mes para comenzar las obras de señalización pocos días después. Hasta ese momento, y desde 2015, las Zonas 30 se limitaban a unas pocas calles semipeatonales.

Además, el consistorio de Santander ha dejado la puerta abierta a la posibilidad de ampliar esta medida a otras calles de la ciudad y se están proyectando más carriles bici e infraestructuras como aparcamientos cubiertos para bicicletas.

Sevilla

Las Zonas 30 y 20 en Sevilla llegaron en octubre de 2017 en las calles del centro de la capital andaluza. La primera se implantó en el Casco Antiguo de la urbe hispalense abierto al tráfico, y la segunda también dentro de este perímetro, pero aplicado a vías de plataforma única, donde tienen prioridad tanto peatones como bicicletas. En las calles de 30 km/h también pueden circular patinetes desde finales de 2019.

Barcelona Ciudad Movilidad

Soria

Esta capital de la provincia de mismo nombre en Castilla y León ha reformulado recientemente su Ordenanza Reguladora de Tráfico, reduciendo el límite a 30 km/h en todas las vías de uso compartido, que utilizan diferentes tipos de usuarios viales y con distinta vulnerabilidad (peatones, ciclistas, patinetes, motocicletas, vehículos...), así como en todas las calles de la ciudad de un único carril por sentido.

Tarragona

Este mismo mes de septiembre, Tarragona se ha convertido en 'ciudad 30': todo su casco urbano ha implantado el límite a 30 km/h, quedando sólo fuera algunas vías principales como la avenida de los Països Catalans (50 km/h) o a Vía Augusta (40 km/h). Asimismo, también se va a reducir el límite a 20 y 10 km/h en algunas calles.

Valencia

Desde junio de 2019, en Valencia entró en vigor la nueva ordenanza de Movilidad en Valencia que limitaba a 30 km/h la circulación en todas la calles de un solo carril por sentido, suponiendo un 64 % de las vías de la ciudad y un total de 708 kilómetros.

Zaragoza

Las denominadas calles pacificadas en Zaragoza vienen de largo: en 2009 se aprobó la Ordenanza de Circulación de Peatones y Ciclistas, que permitía implantar calles o zonas pacificadas con un límite máximo de velocidad de 30 km/h. Desde 2010 se han estado implantando y ascienden a casi el 80 % de la ciudad.

De igual manera, desde el año pasado se está barajando la implantación de carriles 30, que permitan la circulación de patinetes eléctricos. Temporalmente, durante las fases de la desescalada estas 'calles pacíficadas' limitaron aún más la velocidad durante el fin de semana y festivos, reduciendo a 10 km/h las de un único carril y las de prioridad residencial.

Asimismo, otras ciudades como Cuenca también cuenta con Zonas 30 o en Alicante se implantaron de forma experimental durante la desescalada para favorecer el espacio entre peatones.

¿Por qué el límite a 30 km/h?

Carril Bici Valencia

La reducción a 30 km/h en las calles de las ciudades se fundamenta en dos ejes, por un lado la seguridad y por otro la reducción de la contaminación, esencialmente en lo que respecta a la acústica derivada del tráfico rodado.

Según un estudio de la Organización Mundial de Salud (OMS), que analiza los atropellos producidos en entornos urbanos y su relación con la velocidad, el riesgo de muerte por atropello se reduce hasta cinco veces si el vehículo circula a 30 km/h en comparación a los 50 km/h.

De igual manera, como señala Jordi Rivera (investigador de IPSUM Tráfico) la distancia de frenado a 30 km/h se fija en unos 14 metros mientras que un vehículo que circula a 50 km/h necesitará casi el doble: 30 metros.

Y aunque la infraestructura o la propia tecnología del vehículo es determinante, según la DGT, son muchos los estudios que señalan un beneficio inmediato en la implantación de Zonas 30. Tráfico argumenta que en algunos casos se han reducido los accidentes con víctimas en hasta un 40 %. Sirva de ejemplo Pontevedra, que lleva nueve años sin registrar ningún atropello mortal tras implantar de forma genérica el límite a 30 km/h en todas sus calles.

Prohibición de circular a los coches sin etiqueta en Madrid en el Escenario 2

Asimismo, las Zonas 30 permiten una mayor integración de los usuarios más vulnerables, ya sea los propios peatones, así como las bicicletas o los recién llegados patinetes eléctricos, que son los más complicados de integrar.

De igual manera, el límite a 30 km/h, trae consigo una reducción de la contaminación acústica y, de forma más indirecta, de las emisiones contaminantes: según la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA), las mismas dependen asimismo de la tipología de los vehículos y del propio estilo de conducción.

No obstante, por ejemplo en Berlín (Alemania) y según señala Tráfico, estudios han constatado que en sus Zonas 30 se han reducido los gases contaminantes derivados el tráfico rodado: entre un 15 y un 20 % de NO₂.

A día de hoy, muchas de las grandes ciudades europeas han implantado este límite, ya sea en sus centros o en zonas residenciales. Además de Berlín encontramos a Londres, París, Copenhague, Milán, Roma, Estomocolmo, Dublín o Viena, por citar algunos ejemplos.

En Motorpasión | Del hilarante vídeo viral del ciclista contra el conductor que se salta un semáforo al debate sobre los límites con las normas de tráfico

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios