Los coches eléctricos ya son una amenaza financiera para los de combustión: el Mercedes-Benz EQE ya es tan rentable como el Clase E

Los coches eléctricos ya son una amenaza financiera para los de combustión: el Mercedes-Benz EQE ya es tan rentable como el Clase E
13 comentarios

Solo han pasado unos meses desde que arrancó la comercialización del Mercedes-Benz EQE y el fabricante de la estrella ha confirmado que esta berlina 100% eléctrica ya es tan rentable para la marca como uno de sus modelos más veteranos: el Mercedes-Benz Clase E.

Por ahora, el Mercedes-Benz EQE es el único coche eléctrico con el que la compañía alemana puede presumir de rentabilidad frente a su homólogo de combustión. De hecho, Mercedes afirma que producir el EQE deja prácticamente el mismo margen que fabricar el buque insignia de la firma, el Mercedes-Benz Clase S.

La excepción que rompe la regla

Mercedes Eqe 2

La cuestión que se plantean todos los fabricantes desde hace tiempo es ¿cuándo será más rentable producir coches eléctricos que térmicos? Pues bien, parece que Mercedes-Benz está empezando a encontrar la respuesta a juzgar por las declaraciones de Harald Wilhelm, su director financiero, al medio InsideEVs.

“Llevamos alrededor de un trimestre vendiendo el Mercedes-Benz EQE y ya podemos decir que el margen de beneficios del EQE está en el mismo punto que el del Clase E”, ha señalado Wilhelm. El CFO de Mercedes-Benz reconoce también que del EQS no puede decir lo mismo, pero que tampoco está lejos de alcanzar el nivel del Clase S.

Estas palabras contrastan con la información que proporcionan muchos de los rivales de Mercedes-Benz, puesto que no son pocos los que apenas logran cubrir gastos con la venta de eléctricos. Otros directamente venden a pérdidas, conscientes, eso sí, de que están en una carrera de fondo y el objetivo de rentabilizar la producción de los cero emisiones llegará tarde o temprano. El Mercedes-Benz EQE es la mejor prueba de ello

Mercedes Clase E 2

Salvo contadas excepciones y, al menos de momento, fabricar un coche eléctrico es más caro que uno de combustión. Y tiene sentido. Muchas de las marcas de automóviles están dando sus primeros pasos en el terreno de la electrificación total.

Eso les obliga a gastar miles de millones en I+D. Pero también a poner en marcha nuevas cadenas de producción y a construir una infraestructura acorde a este tipo de vehículos. Por supuesto, también a comprar costosos componentes a terceros, como las baterías.

A medida que crezca la producción de eléctricos, la ecuación será completamente distinta, hasta conseguir que los cero emisiones sean más baratos de fabricar que los térmicos.

Al fin y al cabo, diseñar un vehículo eléctrico es menos complejo que dar forma a uno térmico, sencillamente porque es más fácil aprovechar la misma tecnología para desarrollar modelos de segmentos y formatos completamente distintos.

Mercedes Eqe 4

Si el coche eléctrico es tan rentable para el consumidor como su equivalente de combustión o parcialmente electrificado es otro debate. Por lo pronto, el Mercedes-Benz EQE está a la venta en España desde 75.100 euros, mientras que el Clase E Berlina tiene un precio de partida de 56.872 euros.

Son 18.228 euros de diferencia que repercuten directamente en el bolsillo del cliente de Mercedes-Benz. Es lógico pensar que buena parte de la rentabilidad del eléctrico tenga mucho que ver con este sobreprecio, pero también con el aprovechamiento de buena parte de la tecnología que estrenó el Mercedes-Benz EQS.

Además, el EQS está teniendo mejor acogida en el mercado que su hermano mayor. Ya avisamos de que esta berlina eléctrica podría hacer sombra al EQS y las predicciones se están cumpliendo porque ofrece prácticamente lo mismo de una forma más racional.

Mercedes Eqe 6

Ahora, Mercedes-Benz tiene mucho trabajo por delante para lograr los mismos resultados con el resto de alternativas 100% eléctricas de su gama. A juzgar por las palabras de Harald Wilhelm, el siguiente en conseguir un margen equivalente al de su homónimo térmico debería ser el EQS.

Tradicionalmente, los coches de segmentos superiores siempre han dejado buenos números para los fabricantes, especialmente si se trata de modelos de lujo. Con las categorías más populares no es igual sencillo que las cuentas salgan bien en poco tiempo.

El verdadero problema para los Mercedes-Benz de combustión, por tanto, llegará cuando el Mercedes-Benz EQA o el Mercedes-Benz EQB sean tan rentables (o más) para la compañía como los GLA y GLB.

Temas
Inicio