Compartir
Publicidad

¿Por qué los coches son más "baratos" en Estados Unidos que en Europa?

¿Por qué los coches son más "baratos" en Estados Unidos que en Europa?
Guardar
70 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Lo primero que le pasa a alguien por la cabeza cuando compara el mismo coche a ambos lados del charco es la amplia diferencia de precios. Claro, es que no podemos convertir de dólares a euros y quedarnos tan anchos. Hay que considerar las diferencias en impuestos, en transporte, aranceles y homologación.

En 2012 Europa exportó a Estados Unidos 25.000 millones de dólares en coches, frente a los 6.000 millones que importó. Por cada coche, EEUU se queda el 2,5% de su valor en aranceles, la Unión Europea el 10%. Los fabricantes quieren que esos aranceles se tumben para mejorar las exportaciones en ambos sentidos.

La consultora Blunt cifra en un 26% la diferencia media de precio. También tenemos que tener en cuenta que las normativas no son iguales en ambos lados, no solo en dónde se colocan las luces, sino en normativa de emisiones o en seguridad activa/pasiva. También se alteran los precios así.

Configurador Chevrolet Camaro SS
Configurador Chevrolet Camaro SS - Precio para Nueva York (ZIP 10004)

El Chevrolet Camaro y las cuentas de la lechera

En España un Chevrolet Camaro SS cuesta 44.900 euros. En Estados Unidos el 2013 Camaro 2SS cuesta 37.035 dólares (*). Pasándolo a euros por la cuenta de la lechera salen 28.638,26 euros. Está claro, Chevrolet España nos tima. ¿O no? Para empezar, hay que quitarle un 35,75% de impuestos (21% IVA y 14,75% IM): baja a 27.281,77 euros.

Ahora quitémosle el 10% de aranceles, casi 24.801,61 euros. Oh cielos, ¡la diferencia se ha vuelto negativa! Además, pasando de dólares a euros el precio no es real. Vale, viajamos allí con un maletín lleno de dinero (o en un banco), y pagamos los 37.035 dólares. Pero hay que traerlo a España, pasar aduana y matricularlo.

Conclusión, las cuentas de la lechera no valen. Si tuviésemos una puerta teletransportadora, para salir de un concesionario de Nueva York y sacarlo por España, sin matrícula y sin pagar impuestos... Pero en el mundo real, los coches no son más baratos allí. Además, que no hemos hablado de poder adquisitivo.

El precio de los coches en EEUU se da en MSRP, que no incluye tasas, impuestos (dependen del estado y el condado), etc. Por lo tanto, el precio a pagar es más alto y la diferencia es menor todavía.
BMW X5

Por qué es bueno tumbar barreras arancelarias

Volviendo al tema que nos ocupa... fuentes del sector dicen que eliminando los aranceles las exportaciones UE-EEUU subirían entre un 71 y 149%, pero en sentido inverso entre el 207 y 347%. ¡Es mucha diferencia! ¿Os imagináis el mercado europeo repletito de americanos? No hablo de muscles sino coches normales y corrientes...

Además, a nivel industrial, eliminar barreras favorece que las fábricas se instalen allí donde son más eficientes, no para esquivar barreras arancelarias. Para los modelos de mucho volumen tiene sentido deslocalizar para saltar barreras, pero para los de nicho no. Por ejemplo, es una idiotez fabricar Ford Mustang solo para Europa.

Una fábrica nueva comporta una inversión muy elevada, pero merece la pena si se vende mucho. Es por ejemplo el caso de Hyundai y Kia, que venden en Europa nueve de cada 10 de modelos fabricados localmente, y el resto vienen de Corea del Sur en barco. Sin aranceles... igual lo fabricarían todo allí beneficiando a sus industrias, y no a checos, polacos y turcos.

Nissan Micra/March

Varios ejemplos de deslocalización

Cuanto más barato es el coche, más importa deslocalizar, por eso Japón está desperdigando por el mundo las fábricas donde produce sus utilitarios: la moneda japonesa es muy fuerte y eso perjudica los márgenes de beneficio. El Nissan Micra se hace en la India, el Toyota Yaris en Francia, el Mitsubishi Mirage/Space Star en Tailandia...

La mayoría de los fabricantes están construyendo fábricas en China o aliándose con fábricas locales, así esquivan los aranceles de importación, y negocio tienen garantizado, es el mercado más grande. ¿Y los fabricantes de lujo? No hay fábricas de Lamborghini, Ferrari, Bentley... ni las habrá. El que los quiera, los querrá con y sin aranceles.

Con los coches empieza a pasar como con la electrónica, varias marcas fabrican en países más baratos, en vías de desarrollo. Como EEUU, Japón o la UE toleren que se siga desmontando la industria del automóvil local se exponen al desastre. Eliminando esas barreras se hace menos probable esa deriva.

Vía | Automotive News

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos