Compartir
Publicidad

¿Qué tiene de especial este Audi RS4 Avant quattro de 2001 para costar 100.000 euros?

¿Qué tiene de especial este Audi RS4 Avant quattro de 2001 para costar 100.000 euros?
Guardar
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los youngtimer están de moda. Cada vez los vehículos empiezan a revalorizarse antes y hasta parece que las marcas lanzan productos que más que coches son joyas de coleccionismo o activos financieros. Hace poco veíamos que por dos Mercedes Clase S W140 pedían la burrada de 300.000 euros y un elenco de excepción con hipercoches de reestreno en la subasta Mecum.

Ahora le toca el turno a otro coche fantástico, un coche con el que hace 15 años soñaban todos los maridos con el "cariño, ¿nos compramos una ranchera?". Este Audi RS4 B5 es un auténtico Audi RS4 Avant quattro presentado por la marca de los cuatro aros en 1999, heredero del RS2 Avant y del que sólo se hicieron 6.000 unidades durante tres años de producción. ¿Te interesa? Pues vete preparando 99.500 euros que es lo que piden por él.

Un lobo con piel de ranchera

Audi Rs4 Avant B5 8

Bajo el capó de esta apacible ranchera nos encontramos con el motor del Audi S4, un seis cilindros en uve de 2.7 litros de 380 CV y 440 Nm de par motor que transmite su fuerza a las cuatro ruedas mediante el sistema quattro. Con estas herramientas, el 0-100 km/h se acaba muy pronto, en sólo 4,9 segundos y consigue superar los 260 km/h de velocidad máxima.

Audi Rs4 Avant B5

Esta unidad pintada en color Rojo Misano además de estar como nueva, viene muy equipada con climatizador automático, cargador de CD, control de crucero, equipo de sonido Bose, asientos deportivos Recaro con ajuste eléctrico, techo solar, ESP, navegador, llantas de 18 pulgadas, suspensión deportiva, luces de xenon, airbag laterales...

Audi Rs4 Avant B5 3

En su día, estos Audi RS4 Avant costaban en el concesionario 12.400.000 pesetas (74.525 euros actuales) pero esta unidad se pone ahora en venta por poco menos de una cifra de seis dígitos, 99.500 euros. ¿El motivo? Tener sólo 188 kilómetros en su marcador, estar absoluta y rabiosamente impecable (sí, con 15 años), ser un objeto de colección o formar parte de una familia sinónimo de éxito.

Al fin y al cabo el precio de estos coches se limita a lo que alguien esté dispuesto a pagar por ellos, pero la pregunta ahora es, ¿si tuvieras 100.000 euros te lo comprarías o te irías a por un coche nuevo?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos