Prometían revolucionar el mundo, pero el Apple Car y otros 11 supercoches se han quedado en un meh

Prometían revolucionar el mundo, pero el Apple Car y otros 11 supercoches se han quedado en un meh
19 comentarios

En los últimos años muchas compañías han prometido revolucionar el mundo de la automoción con modelos espectaculares. Propuestas con datos rompedores, diseños loquísimos y bien de brilli-brilli mediático. Mucho ruido, pero ¿y las nueces?

Los fabricantes tradicionales de supercars, como Ferrari, Lamborghini y Bugatti, viven constantemente amenazados por nuevas marcas de coches que se sacan de la manga proyectos impresionantes. Algunas tienen éxito, como el Rimac Nevera, mientras que otras se quedan en nada.

El arte de vender humo

Alieno Arcano 2

Curiosamente, las que solo son humo tienen varias cosas en común. Para empezar, siempre tienen un aspecto de lo más llamativo, normalmente más exagerado que el de los supercars que todos conocemos.

También incorporan tecnología de vanguardia y apuestan por soluciones pioneras en la industria del automóvil, a menudo por algunas que no están ni inventadas.

Por supuesto, son rápidos, escandalosamente rápidos. Al menos sobre el papel. Sus creadores no esconden la intención de batir todos los records en materia de prestaciones. Normalmente, amenazan con aplastar a cualquiera de sus rivales con aceleraciones de infarto y cifras de velocidad punta más propias de un avión que de un coche.

Obviamente, algunos de estos supercoches son más sugerentes que otros a nivel estético. Otros son más conformistas al hablar de tecnología y rendimiento. Pero todos comparten la misma característica: no están a la venta.

Drako Dragon 2

En el mejor de los casos, ninguno es un modelo de producción. Es más, algunos ni siquiera han pasado de la fase de diseño y solo existen en el mundo virtual, mientras que otros solo han cobrado vida en forma de maqueta.

El resultado es idéntico en todos los casos: no puedes ir a un concesionario y llevarte uno de estos supercoches a casa.

Bien es verdad que todas las marcas piden paciencia y se han dado largos plazos de tiempo hasta que sus coches se hagan realidad, pero lo cierto es que, a día de hoy, tienen muchas papeletas de ser un pufo.

Devel Sixteen

Devel Sixsteen

La primera vez que escuchamos hablar de este hypercar de Dubai fue en 2013. Al principio, el Devel Sixteen prometía destronar al Bugatti Veyron, más tarde al Chiron y, mientras la firma francesa no deja de lanzar modelos, el Devel realmente no ha demostrado nada.

La realidad es que Devel acepta reservas desde 2017, pero cinco años después, el único ejemplar que se ha entregado no cumple con las especificaciones prometidas y descansa en un concesionario de Japón desde hace semanas. Eso sí, se ha dejado ver por las carreteras y circuitos de todo el mundo.

Conviene recordar que el Devel Sisxteen debería acelerar de 0 a 100 km/h en 1,8 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 560 km/h. Para conseguirlo, utiliza un motor V16 de 12.3 litros y cuatro turbos que desarrolla 5.076 CV. Sin embargo, la única unidad de serie que se ha fabricado recurre a un motor V8.

Tesla Roadster

Tesla Roadster

Tesla lleva muchos años trabajando en la segunda generación del Tesla Roadster. El objetivo de la marca de Elon Musk es crear la reinterpretar su primer coche con tecnología 100% propia y mejores capacidades.

Entre otras muchas cosas, este deportivo promete acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 2 segundos, superar los 400 km/h y ofrecer alrededor de 1.000 km de autonomía.

También podría llegar con 10.000 Nm de par e incluso se podría escoger una versión equipada con propulsores a gas similares a cohetes.

Tesla admite reservas desde finales de 2017 y, para rizar el rizo, asegura que el precio del modelo de producción estará por debajo de los 200.000 euros. Todo esto suena de maravilla, pero la realidad es que Elon Musk ha vuelto a retrasar la llegada del Tesla Roadster hasta 2023, como mínimo.

Faraday Future FF91

Faraday Future Ff91

El Faraday Future FF91 es otro de esos coches que también parece humo. Hace poco supimos que Faraday Future aplaza por enésima vez su fabricación, de momento de forma indefinida porque la startup de California no tiene suficiente dinero para llevar a cabo el lanzamiento del coche.

Esta especie de crossover estaba llamado a ser el anti Tesla Model S gracias a sus 1.065 CV y un paquete de baterías de 130 kWh de capacidad que le brindan, sobre el papel, 608 km de autonomía.

Su precio siempre ha sido una incógnita, pero Faraday Future asegura solo necesita 2,38 segundos para alcanzar los 100 km/h desde parado.

Casi cinco años después de su presentación sigue sin comercializarse. En principio, el proyecto tendría luz verde para pasar a producción, pero la falta de liquidez de la compañía retrasa una y otra vez el inicio de su fabricación.

Youabian Puma

Youabian Puma

A diferencia de los modelos anteriores, el Yoaubian Puma requiere un ejercicio más intenso de memoria para acordarse de él. Supimos de él en 2014 y ya entonces nos costaba creer que alguien comprase esta aberración por 1,1 millones dólares.

Esta rareza utilizaba un Volvo C70 como base y echaba por tierra el buen hacer de la marca sueca en el apartado de diseño para crear unas líneas cuestionables, por ser suaves.

En su interior escondía un motor V8 de 505 CV. Llegó a presentarse en el Salón de Los Ángeles, pero su éxito comercial ha sido nulo.

Automobili Estrema Fulminea

Automobili Estrema Fulminea

El Automobili Estrema Fulminea es más reciente y, sin duda, está hecho con mejor gusto que el Youabian, pero nunca ha dejado de ser un concept. El objetivo de sus creadores es comenzar a venderlo en la segunda mitad de 2023, pero, una vez más, tiene todas las papeletas de ser un pufo.

Automobili Estrema nació en 2020 en Italia y el Fulminea es un hypercar completamente eléctrico que promete acelerar de 0 a 320 km/h en menos de 10 segundos.

A nivel técnico, cuenta con cuatro motores que producen 2.068 CV y apuesta por baterías con celdas en estado sólido y ultracondensadores para contener su peso en 1.500 kg y ofrecer 520 km de autonomía.

Elation Freedom

Elation Freedom

Otro ambicioso hypercar eléctrico es el Elation Freedom. Es obra de otra startup de California llamada Elation y resulta espectacular, se mire por donde se mire.

Y es que, más allá de un diseño que quita el hipo (¿a alguien más le recuerda al Mercedes-AMG One su frontal?), esconde cuatro motores eléctricos que desarrollan 1.928 CV y 1.440 Nm de par.

Semejante músculo le permitiría alcanzar los 418 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 1,8 segundos, siempre de manera teórica porque todavía no hemos tenido la oportunidad de verlo en acción.

Elation Freedom 2

Cuando Elation lo presentó a finales de 2020, también habló de otra versión 100% eléctrica menos potente (1.434 CV) y más accesible. Además, el cliente podría escoger entre una batería de 100 kWh y otra de 120 kWh.

Por si fuera poco, el Elation Freedom también estaría disponible con un motor gasolina V10 de 5.2 litros y 760 CV.

Todo suena de maravilla, pero se supone que en 2022 íbamos a ver los primeros Elation Freedom en las carreteras y, de momento, parece poco probable. ¿Su precio? 2 millones de dólares para la versión eléctrica más potente y 2,3 millones de dólares en el caso del Freedom con motor V10.

Hyperion XP-1

Hyperion Xp 1

En 2020 también conocimos el Hyperon XP-1, un brutal superdeportivo eléctrico de pila de combustible de hidrógeno. Con un peso en vacío de 1.032 kg, promete acelerar de 0 a 100 km/h en 2,6 segundos y llegar hasta los 356 km/h.

¿Adivinas de dónde viene? Efectivamente, también de California, aunque Hyperion tiene más solera que otras marcas porque fue fundada en 2011 para desarrollar tecnologías aeroespaciales.

El objetivo era comenzar a producirlo en 2022 para convertirse en el primer supercoche de hidrógeno de la historia. Pero las previsiones han fallado y dos años después sigue sin venderse, aunque un prototipo de pruebas llegó a rodar por carretera en 2021.

Alieno Arcanum

Alieno Arcanum

El Alieno Arcanum es otro ejemplo de humo. Se presentó en 2020 con la promesa de tener más de 5.000 CV, un interior que bien podría pasar por el de una nave espacial y un diseño claramente inspirado en Lamborghini.

En teoría, la startup búlgara que lo concibió pensaba pedir por él 750.000 euros en el caso de la versión menos potente y hasta 1,5 millones por el Arcanum más salvaje.

La búsqueda de inversores para empezar a fabricarlo se puso en marcha en 2020 y desde entonces no hemos vuelto a saber nada del Arcanum. Eso sí, Alieno ya está trabajando en otros proyectos.

Drako Dragon

Drakp Dragon

La firma Drako se presentó en sociedad en Pebble Beach en 2019, con el Drako GTE eléctrico de 1.200 CV. Tres años después de su debut parece haberse olvidado del GTE para prestar toda la atención a un ‘super SUV’.

Se llama Drako Dragon y ha visto la luz este mismo año. Es completamente eléctrico, supera los 321 km/h de velocidad punta, acelera de 0 a 100 km/h en 1,9 segundos y tiene 2.000 CV. Su diseño ha cobrado vida en Italia, pero Drako es una empresa estadounidense.

El objetivo con el Drako GTE era fabricar 25 unidades a un precio de 1,25 millones de dólares cada una. Dos años después, todos los GTE siguen pendientes de entregar, por lo que es lógico pensar que el Drako Dragon correrá la misma suerte y, en caso de llegar a producirse, habrá que armarse de paciencia para verlo en las calles.

Czinger 21C

Czinger 21c

A diferencia de los coches anteriores, el Czinger 21C ya existe y es tan rápido como para destrozar el récord del McLaren Senna en Laguna Seca, pero todavía no ha comenzado a fabricarse.

Se presentó a comienzos de 2020, se dejó ver en el último Salón de Ginebra y hay unidad de pruebas que ya ha demostrado de lo que es capaz. Este supercoche está impreso en 3D, pesa 1.240 kg y utiliza un motor V8 de 2.88 litros biturbo que desarrolla 1.267 CV y 847 Nm de par.

Técnicamente, acelera de 0 a 100 km/h en 1,9 segundos y supera la barrera de los 400 km/h. En Laguna Seca, el equipo de desarrollo ya comprobó que es rapidísimo y realizó todas las validaciones necesarias para dar luz verde a su producción.

Ahora queda por ver cuánto tiempo hará falta para que los primeros clientes disfruten de su Czinger 21C. De todos los modelos del artículo, el Czinger es el que menos posibilidades tiene de ser solo humo. De hecho, es totalmente viable, pero hay que esperar a ver la primera unidad entregada.

Todos los coches voladores menos una excepción

Air Car

Tampoco nos podíamos olvidar de este tipo de vehículos. Solo existe un coche volador que ha llegado a producirse en serie. Algunos proyectos han conseguido llevar a cabo pruebas con éxito, pero todavía no es posible comprar uno de estos aparatos con capacidad para volar y rodar por carretera.

Coche de Apple

Coche Apple

No es un superdeportivo, pero es inevitable hablar del coche de Apple en una lista de modelos que parecen humo. La compañía de California contempla desde hace años fabricar un automóvil y hace unos meses supimos que no da por perdido su proyecto.

Podría estar listo en 2025, aunque se pondría a la venta varios años más tarde. Lo que está claro es que pretende ser disruptivo y convertirse en el coche tecnológicamente más avanzado del mercado cuando llegue. Si no, Apple no lo fabricará.

Después de varios años escuchando rumores sobre el coche de Apple, es normal tildarlo de humo. El tiempo pasa y sigue sin ser real, lo único que tenemos son nuevos comunicados de Apple cada cierto tiempo, pero el coche de Apple no existe.

Temas
Inicio