Publicidad

El nuevo Mercedes Clase S estrenará un eje trasero direccional y una suspensión que se anticipa a las irregularidades

El nuevo Mercedes Clase S estrenará un eje trasero direccional y una suspensión que se anticipa a las irregularidades
12 comentarios

Publicidad

Publicidad

El nuevo Mercedes-Benz Clase S se presentará antes de que termine el año. Por el momento, Mercedes va desvelando algunos rasgos y tecnología de su nuevo buque insignia con un cuenta gotas. Después de la enorme pantalla de su salpicadero y del actualizado sistema MBUX con reconocimiento facial, Mercedes ha desvela nuevos detalles del Clase S, como su dirección a las cuatro ruedas y una avanzada suspensión neumática que utiliza la Inteligencia Artificial (IA) para adoptar la firmeza más adecuada en cada momento.

Por primera vez en su historia, el Clase S equipará una dirección a las cuatro ruedas. La dirección en el eje trasera se obtiene vía un motor eléctrico. Habrá dos versiones, una en la que el ángulo máximo de giro sea de 10 grados y otra en el que el ángulo máximo será de 4,5 grados.

En función de la velocidad y del ángulo de giro del volante, las ruedas traseras giran en el mismo sentido que las delanteras o en sentido contrario. A gran velocidad giran en el mismo sentido para mejorar la estabilidad, mientras que a baja velocidad giran en sentido contrario para mejorar la agilidad, por ejemplo en tramos de curvas, ciudad o para aparcar.

Mercedes Clase S 2021

En el caso de un Mercedes Clase S de batalla larga (es decir un coche de mínimo 5 metros de largo), la marca asegura que el radio de giro será inferior a 11 metros. A destacar que la dirección a la cuatro ruedas no formará parte del equipamiento de serie.

Suspensión adaptativa, incluso en caso de accidente

Mercedes Clase S 2021

Si embargo, una de las bazas tecnológicas del nuevo Clase S será sin duda la suspensión neumática E-Active Body Control que ya pudimos ver en los Mercedes GLE y GLS. A la suspensión neumática Airmatic de base, se añade la regulación de la fuerza en cada rueda de forma individual y en tiempo real a través de amortiguadores activos independientes.

La suspensión se anticipa a las irregularidades gracias a una cámara que escanea la carretera o el camino y analiza hasta 1.000 veces por segundo la carretera, velocidad y ángulo de giro y adapta la amortiguación a la situación.. A nivel práctico, significa que la suspensión se va adaptando al firme y a la velocidad antes de haber llegado al obstáculo. Cuenta además con la función Curve que permite a la carrocería inclinarse hacia el interior de la curva (hasta 3 grados), cual moto.

Mercedes Clase S 2021

El nuevo Clase S estrenará además la función PRE-SAFE Impulse Side asociada a esta suspensión activa. Se trata de una función que eleva unos cm en unas décimas de segundo la carrocería del coche si detecta un choque lateral inminente.

Mercedes Clase S 2021

Las suspensiones E-ACTIVE BODY CONTROL opcionales son las que permiten levantar el coche. El interés está en que de este modo, el impacto principal se produzca en las estructuras especialmente resistentes situadas en la parte inferior del vehículo y no directamente en las puertas del coche.

Mercedes siempre ha dotado al Clase S de todo tipo de innovaciones de seguridad, como por ejemplo el ABS, el control de tracción, los cinturones con pretensor o el airbag que equiparon el Clase S desde 1979. Esta nueva generación contará con airbags frontales para los pasajeros traseros y un airbag de cortina central para los pasajeros delanteros, impidiendo así que se puedan golpear lateralmente en caso de choque.

En Motorpasión | Probamos el BMW 745 Le, el lujo extremo se viste de híbrido enchufable con etiqueta cero emisiones

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios