Publicidad

EEUU vigilará el acuerdo Fiat Chrysler-PSA porque no se fía de la participación china en la fusión

EEUU vigilará el acuerdo Fiat Chrysler-PSA porque no se fía de la participación china en la fusión
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

La esperada creación de un nuevo gigante automotriz está a la vuelta de la esquina. Es más que probable que Fiat Chrysler (FCA) y el Grupo PSA formalicen por escrito su intención de fusionarse a principios de diciembre, mientras cada paso que dan en esta dirección se vigila con lupa.

En este sentido, la Administración Trump ya ha advertido que revisará "con mucho cuidado" el acuerdo respecto a los lazos que unen a PSA con el fabricante chino Dongfeng, ya que implicará la inversión de China en una empresa estadounidense.

Dongfeng tendría un 6 % del nuevo gigante automotriz

Dongfeng DFSK 580

En declaraciones recogidas por Bloomberg, el asesor económico del Gobierno estadounidense, Larry Kudlow, ha recordado que Estados Unidos y China siguen en guerra comercial, y no van a bajar la guardia respecto a la que aún consideran un enemigo:

"Tenemos que asegurarnos de que los desarrollos comerciales de China no ocurran no solo en detrimento de nuestra economía, sino también de nuestra propia seguridad nacional", ha dicho Kudlow, que se ha mostrado no obstante abierto si las condiciones les son favorables: "Daremos la bienvenida a un buen acuerdo. Esperamos que lleve más producción a los Estados Unidos, más fábricas y trabajadores y empleo en los Estados Unidos".

Y es que el acuerdo entre FCA y PSA le daría al fabricante de automóviles chino Dongfeng una participación del 6 % en la nueva compañía, lo que implicaría la inversión de China en empresas estadounidenses.

El año pasado, Trump firmó una nueva legislación que endurece las vigilancia, en aras de la seguridad nacional, respecto a las inversiones extranjeras en empresas estadounidenses, una medida que se considera dirigida principalmente a los compradores chinos.

Actualmente Dongfeng tiene una participación accionaria del 12,2 % y una participación con derecho a voto del 19,5 % en PSA, y se ha especulado que podría usar el vínculo para vender sus participaciones y realizar una transferencia estratégica de tecnología a China.

Cartel Recambios

Pero si Dongfeng quiere salir de la complicada situación que vive debido a la guerra comercial y a la fuerte desaceleración en el mercado chino, debería aprovechar el tirón de un nuevo socio y monetizar su parte en PSA. De hecho hace tres meses saltaron toda las alarmas respecto a la permanencia de PSA en China a través de Dongfeng.

Una fuente cercana a la junta de accionistas de la compañía dijo que están "a un paso" de tener que retirarse del que es hasta ahora el mayor mercado automotriz del mundo, y que el número de empleados se verá reducido de 8.000 a 5.000 para finales de año, y a 4.000 dentro de tres años, ya que venderá la instalación inactiva de Wuhan 2.

En Motorpasión | Todos los coches eléctricos que se venden ahora en España y su autonomía: de los más caros a los más baratos | 'American Factory' es el nuevo documental de Netflix que enseña las vergüenzas de la industria del motor en EEUU

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir