Compartir
Publicidad

Estados Unidos quiere asegurarse el suministro de tierras raras cortejando a Australia ante la amenaza de China

Estados Unidos quiere asegurarse el suministro de tierras raras cortejando a Australia ante la amenaza de China
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La locura por las tierras raras para fabricar los motores y las baterías de los coches eléctricos se hizo oficial cuando China amenazó con usarlas como arma arrojadiza en la guerra comercial que mantiene con Estados Unidos. Más aún cuando Donald Trump expresó su idea de comprar Groenlandia por las enormes reservas que alberga de estos minerales.

Según Reuters, el Departamento de Defensa de Estados Unidos está en conversaciones con Australia para ubicar allí una instalación que procese minerales de tierras raras y aliviar su dependencia con China.

El Pentágono, preocupado

Saft

Estados Unidos ve a Australia como el mejor socio para abrir plantas de procesamiento de tierras raras; allí se encuentra una de las mayores minas a nivel mundial, Lynas Corp, el mayor productor fuera de China (pero procesa en Malasia). Y es que el mayor desafío no es la extracción, sino el procesamiento.

"Estamos preocupados por cualquier fragilidad en la cadena de suministro y especialmente cuando un adversario lo controla", ha dicho la subsecretaria de defensa del Pentágono, Ellen Lord.

Según un informe del Pentágono, "China representa un riesgo significativo y creciente para el suministro de materiales y tecnologías considerados estratégicos y críticos para la seguridad nacional de los Estados Unidos; un desafío compartido por aliados clave como Alemania y Australia".

Estados Unidos también ha mantenido conversaciones para iniciar proyectos en África y Canadá, pues el suministro de estos 'ingredientes' clave es vital para muchos sectores, no solo el de Defensa, según ha explicado el Pentágono.

Entre las medidas que prepara China contra el país norteamericano se encuentran, además de las restricciones a la exportación, más supervisión, el establecimiento de un mecanismo de rastreo de estos minerales y la aceleración de la aplicación de tecnologías de alto nivel.

Según datos ofrecidos por Bloomberg, en el mundo hay 120 millones de toneladas de reservas de tierras raras, de los cuales China posee 44 millones, seguido de Brasil y Vietnam. En Estados Unidos solo hay una mina operativa de tierras raras, aunque el país no tiene instalaciones de procesamiento.

Este grupo de 17 elementos químicos se usa para fabricar desde motores de imanes permanentes para coches eléctricos hasta equipos militares, como motores a reacción, satélites, láseres y sistemas de guía de misiles.

El disprosio, por ejemplo, está presente en condensadores, sensores, motores híbridos, discos duros, turbinas eólicas y micrófonos, mientras que el europio es ampliamente utilizado en el ámbito nuclear, de defensa y en pantallas LCD.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio