Publicidad

Carlos Ghosn pagó 862.000 dólares para hacer realidad su espectacular fuga de Japón, según un tribunal de EEUU

Carlos Ghosn pagó 862.000 dólares para hacer realidad su espectacular fuga de Japón, según un tribunal de EEUU
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Se han publicado nuevos detalles acerca de la huida de Japón a finales de 2019 del expresidente de la Alianza Nissan-Renault, Carlos Ghosn. Según informan cabeceras como Financial Times, un tribunal estadounidense ha presentado documentos que demuestran que Ghosn desembolsó 862.000 dólares en pagos electrónicos a una compañía vinculada al ex Boina Verde que suspuestamente le ayudó a huir.

Este exsoldado fue detenido en mayo junto a su hijo y otro excombatiente de la milicia cristiana del Líbano como principales autores intelectuales de lo que se describió como "uno de los actos de escape más descarados y mejor orquestados en la historia reciente".

Un complot de altos vuelos

Ghosn

Las transferencias de dinero a la compañía Promote Fox (propiedad de de Michael Taylor) se hicieron, supuestamente, en octubre de 2019; dos meses antes de que Ghosn consiguiera escapar de Tokio, donde cumplía arresto domiciliario por presunta mala conducta financiera.

Las cuentas desde las que se operaban estaban vinculadas a Peter Maxwell Taylor, hijo de Michael Taylor, un exsoldado de 59 años de las fuerzas especiales de los Boina Verde de los EEUU. Ambos están detenidos en Boston y se enfrentan a una orden de extradición a Japón.

Junto a George-Antoine Zayek, un excombatiente de la milicia cristiana del Líbano, son los principales sospechosos. Según publica Japan Times, los Taylor ya están movilizando a las altas esferas políticas estadounidenses para obtener ayuda de la Administración Trump.

El elaborado plan incluía un viaje en tren bala por Japón, dos vuelos en jet privado (uno a Turquía y otro a Beirut, su ciudad natal), una caja de equipos de música en la que se dice que se escondió y decenas de personas que orquestaron la fuga durante esos dos meses.

A pesar de que el costo que reflejan los documentos presentados por el tribunal estadounidense es alto, expertos en seguridad creen que el precio total por convertirse en un prófugo -y de paso dejar en ridículo a Japón- pudo haber sido mucho más alto.

Ghosn sigue recluido en Líbano mientras defiende a capa y espada su inocencia; un país que sufre una profunda crisis social y económica desde principios de año. Debido a la falta de un acuerdo de extradición entre Líbano y Japón, es poco probable que el brasileño acabe enfrentándose de nuevo a un tribunal japonés.

A mediados de junio salieron a la luz supuestos emails de febrero de 2018 que corroborarían la versión del magnate: que Nissan conspiró desde sus altas esferas para destronarle y evitar una posible fusión entre Nissan y Renault.

En Motorpasión | Shirley Muldowney: la reina del dragster que pulverizó récords y techos de cristal

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios