Publicidad

De película: Japón obtiene una orden de arresto contra Carlos Ghosn y tres posibles cómplices exmilicianos

De película: Japón obtiene una orden de arresto contra Carlos Ghosn y tres posibles cómplices exmilicianos
2 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

El exdirectivo de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, Carlos Ghosn, pasa sus días de prófugo otorgando entrevistas en un lujoso hotel en Líbano, donde se aloja con su mujer, mientras el país se sume en el caos social.

Pero las cosas se están complicando porque la Fiscalía japonesa ha obtenido una orden de arresto para él y tres posibles colaboradores acusados de ayudar al antiguo magnate a escapar de Japón el pasado mes de diciembre.

Sigue dando para guión cinematográfico

Ghosn

De acuerdo a la información publicada por CNN Business, Japón ha emitido cuatro órdenes de arresto contra Ghosn y tres posibles cómplices, todos de nacionalidad estadounidene: Michael Taylor, George-Antoine Zayek y Peter Maxwell Taylor.

Michael Taylor es un exsoldado de las fuerzas especiales de los Boina Verde de los EEUU y Zayek es un excombatiente de la milicia cristiana del Líbano, según han informado los medios.

Las órdenes de arresto han sido emitidas por la presunta violación de la ley de inmigración japonesa y la violación de la ley penal por "ocultar criminales".

La Fiscalía alega que los tres colaboradores escondieron, el 29 diciembre, a Ghosn en "equipaje" y lo ayudaron a pasar por el área de seguridad en el Aeropuerto Internacional de Kansai, cerca de Osaka, sin el conocimiento del personal de tierra. Después, Ghosn salió de Japón, donde vivía bajo libertad condicional y vigilada, en un avión hacia Turquía.

Respecto al "equipaje" al que aluden los fiscales nipones, ha habido bastantes bromas. Se cree que el brasileño se escondió en una caja destinada a equipos de música e instrumentos. De hecho, Yamaha ha mandado recientemente una 'advertencia' jocosa desde la cuenta de Twitter para avisar de que no es buena idea meterse en cajas de instrumentos.

A partir de ahí, se cree que Ghosn tomó otro avión a su tierra natal, Líbano, donde está relativamente seguro porque el país no tiene un tratado de extradición con Japón, y no suele entregar a sus nacionales.

Líbano y Japón tienen alrededor de 40 días para decidir si Ghosn será extraditado a Japón o será juzgado en su país de origen.

La última orden de arresto se suma a las cuatro acusaciones ya formuladas contra Ghosn en Japón, por presunta mala conducta financiera durante su tiempo al frente de Nissan.

En Motorpasión | Shirley Muldowney: la reina del dragster que pulverizó récords y techos de cristal

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios