Publicidad

Dos expertos sospechosos de ayudar a Carlos Ghosn a huir de Japón metido en un baúl, detenidos en EEUU

Dos expertos sospechosos de ayudar a Carlos Ghosn a huir de Japón metido en un baúl, detenidos en EEUU
1 comentario

La pandemia ha eclipsado todo asunto político no relacionado con la salud y la COVID-19, entre ellos el caso Ghosn, del que hacía tiempo que no teníamos noticias. Hasta ahora. Dos hombres sospechosos de ayudar al que fuera CEO de Nissan a huir de Japón fueron detenidos ayer en Boston (Massachusetts, EEUU).

Según recoge The New York Times en palabras de la fiscalía estadounidense, los dos ejecutaron "uno de los actos de escape más descarados y mejor orquestados en la historia reciente".

Su supuesto cómplice "es un experto en el tema"

Ya en enero empezaron a atarse cabos acerca de cómo Carlos Ghosn pudo burlar la vigilancia en Japón y huir de esa forma a Líbano, su país natal. Entre ellos estaba Michael Taylor, un exsoldado de 59 años de las fuerzas especiales de los Boina Verde de los EEUU, su hijo Peter Maxwell Taylor y George-Antoine Zayek, un excombatiente de la milicia cristiana del Líbano.

Pero el 6 de mayo el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en Massachusetts emitió una orden de arresto tras una petición de la fiscalía japonesa para los Taylor, que serán extraditados -o eso quieren- para enfrentar cargos en Japón.

Recordemos que Japón aún no ha conseguido la extradición de Ghosn, ya que el Líbano no cuenta con una ley de extradición para sus ciudadanos con Japón. De ahí que resulte un refugio tan atractivo para el prófugo.

Las autoridades japonesas creen que los dos sospechosos ayudaron a planificar y llevar a cabo el vuelo de Ghosn al Líbano desde Tokio a finales de diciembre, en una fuga de película que dicen incluyó al empresario brasileño escondido en una caja para equipos musicales.

Se cree que los Taylor ayudaron a Ghosn a llegar a un hotel en Tokio, y de ahí lo trasladaron a un tren bala con dirección Osaka, donde embarcó en un avión privado rumbo a Turquía escondido en una de las cajas que los sospechosos transportaban.

Desde allí, voló a Líbano, donde vive desde hace cinco meses con su mujer, Carole Ghosn, que también tiene una orden de arresto por dar testimonio falso, según las autoridades niponas.

Para que esto se hiciera realidad, Peter Taylor se reunió con Ghosn en Tokio hasta en siete ocasiones en 2019, lo que da una muestra del pormenorizado plan que se estaba gestando. Se cree que fue presentado al expresidente de Nissan a través de intermediarios libaneses.

"El delito por el que acusan a Michael Taylor en Japón demuestra su aptitud para tramar planes de escape a gran escala", han dicho las autoridades estadounidenses en declaraciones recogidas por The New York Times. "Michael Taylor no solo es capaz de huir mientras está en libertad, es un experto en el tema".

Se cree que al menos 15 personas de diferentes países participaron en el operativo de fuga durante meses.

Ghosn está acusado de cuatro cargos por presunta mala conducta financiera durante su tiempo al frente de Nissan (de 2001 a 2018). El que fuera mandamás de la industria automotriz lo ha negado todo desde el principio, alegando que se trata de una persecución política e inculpando a cúpula de Nissan.

En Motorpasión | Shirley Muldowney: la reina del dragster que pulverizó récords y techos de cristal

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios