Compartir
Publicidad

El vídeo viral del Ferrari 458 Spider desguazado por la policía británica tiene detrás un culebrón infinito

El vídeo viral del Ferrari 458 Spider desguazado por la policía británica tiene detrás un culebrón infinito
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Duele con sólo verlo. En este vídeo que ha salido a la luz recientemente, vemos como un Ferrari 458 Spider es destrozado impunemente por una grúa. Ocurría hace un año en Reino Unido, concretamente en la región de las West Midlands, tras ser incautado por la policía al tratarse, según las autoridades, de un vehículo robado.

En asunto se ha hecho viral ahora que el vídeo ha sido publicado por su dueño, Zahid Khan, en Youtube. Éste mantiene una versión muy distinta, asegurando que lo compró legalmente. Para rematar el culebrón, a la fiesta se ha unido Ferrari, que sostiene que esta unidad tendría que haber sido achatarrada mucho antes.

En abril del año pasado, Zahid Khan, veía como la policía le incautaba su Ferrari 458 Spider. Según el cuerpo policial de Birmingham, este 'cavallino' había sido robado, por lo que procedió a confiscar el superdeportivo ante la incredulidad de su dueño. Khan sostiene que compró legalmente su Ferrari en una subasta, que tenía todos los papeles en regla y que las piezas con las que lo había restaurado eran oficiales.

He aquí la clave. El empresario residente de Moseley, un rico suburbio residencial del sur de Birmingham, compró esta unidad usada y con desperfectos, por lo que tuvo que restaurarla. Es por ello que, poco tiempo después de estar en el depósito, el superdeportivo era destruido tras ser examinado por la compañía de seguros por considerarlo no válido para circular por carretera. ¿Quién está siendo sincero y quién no?

El Ferrari fue adquirido en una famosa casa de subastas

El misterioso caso del Ferrari 458 Spider destrozado por la policía británica

Resulta complicado saberlo. Por un lado tenemos a Zahid Khan que defiende que no sólo adquirió legalmente el 458 Spider en una renombrada casa de subastas británica que no ha querido mencionar, sino que además estuvo seis meses restaurándolo con piezas legales y oficiales de la marca italiana, ascendiendo su valor final a las 250.000 libras (cerca de 287.000 euros).

A pesar de presentar pruebas en forma de facturas de todas estas transacciones, la policía británica no sólo no le devolvió su coche, sino que tardó muy poco en destruirlo a golpe de grúa en el depósito.

Al disponer del vídeo, Khan lo ha subido a su canal de Youtube, con la esperanza de hacer su caso público y viral, cosa que ha conseguido, a la vez que se pregunta por qué han tardado un año las autoridades en lanzar el vídeo. Asimismo, el indignado dueño, ha confirmado que iniciará acciones legales contra la policía de Birmingham.

La marca italiana también se une a la fiesta

Ferrari Land

Por su parte, la policía sostiene que el Ferrari 458 Spider no sólo era robado, además no podía circular por carretera a causa de los desperfectos sufridos tras un accidente. Así lo detalló la compañía de seguros al examinarlo en el depósito. Es lo que en Reino Unido se conoce como categoría B, lo que se traduce en la automática destrucción del vehículo.

Al comenzar a circular la noticia, opiniones de todos los colores no se han hecho esperar en Redes Sociales. Entre ellas la de periodistas británicos especializados en motor que critican directamente a Ferrari. La marca no ha tardado en defenderse a través de su cuenta oficial del Norte de Europa en Twitter, exponiendo que la decisión de achatarrar el coche ha sido tomada por la aseguradora y no por ellos.

Asimismo, el fabricante italiano justifica la destrucción de este 458 Spider, la cual considera legítima ya que, según explican desde el perfil, el coche nunca tuvo que volver a la circulación. "Lo que es una pena es que ni Mail Online ni MetroUK mencionen que el seguro del coche fue cancelado a causa de un grave accidente. El actual propietario jamás debería haber puesto el automóvil en la carretera".

Muchas preguntas sin resolver

El misterioso caso del Ferrari 458 Spider destrozado por la policía británica

Ferrari también expone que esta unidad no fue registrada tras ser adquirida por Khan y que circulaba con matrículas falsas. Sus fuentes deben ser fiables para hacer pública esta aseveración, que desmonta completamente la versión del dueño.

Por otro lado, cabe preguntarse como un rico empresario no puede permitirse un Ferrari 458 Spider nuevo y tiene que recurrir a uno de segunda mano en una subasta. Idéntica pregunta se ha hecho un usuario en Twitter a la par de ver como la marca italiana aplaudía su duda.

Veremos en qué queda este culebrón con tantas partes implicadas, mientras intentamos borrar esa imagen de la variante descapotable del Ferrari 458 Italia destrozada a golpes.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio