Compartir
Publicidad
Publicidad
Probamos el nuevo Renault Scénic: más crossover, mucho menos monovolumen
Pruebas de coches

Probamos el nuevo Renault Scénic: más crossover, mucho menos monovolumen

Publicidad
Publicidad

El Renault Scénic 2016 llega en un momento en el que la marca del rombo se esmera por ampliar su familia. Han cogido ya velocidad de crucero, y van a 3,2 modelos nuevos o renovados por año, lo cual no está nada mal. En este caso, hablamos del decano de los monovolúmenes compactos; dos modelos (Scénic y Grand Scénic) que llegarán a los concesionarios a finales de noviembre.

Renault cerrará el año 2016 con una decena de lanzamientos, entre novedades y renovaciones: Mégane, Mégane Sedán, Mégane Sport Tourer, Talisman Sport Tourer, Alaskan, Koleos, Kadjar en China, Kaptur en Rusia y América, y los Scénic y Grand Scénic que tenemos ante nosotros. Para conocerlos mejor, nos hemos trasladado hasta Burdeos y los hemos probado en su presentación a los medios.

Renault Scenic 2016 105
DimensionesLongitudBatallaAnchuraAltura
Scénic4.406 mm2.734 mm1.866 mm1.653 mm
Grand Scénic4.634 mm2.804 mm1.866 mm1.655 mm

Fabricado en la factoría de Douai, el nuevo Renault Scénic aprovecha la plataforma CMF (Common Module Family), que comparte con los Renault Mégane, Renault Talisman, Renault Kadjar y Renault Espace, aparte de los Nissan Pulsar, Nissan Qashqai y Nissan X-Trail de los socios japoneses de la Alianza.

De esta manera, el Scénic se sube al carro de las tecnologías de seguridad más avanzadas de la marca, con 15 sistemas de asistencia a la conducción, tanto para el día a día como para avisar al conductor de posibles riesgos, a la vez que saca partido a las posibilidades de utilizar materiales más ligeros y rígidos, en la senda que siguen prácticamente todos los fabricantes de primera línea.

Renault Scenic Grand Scenic 2016

¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

Renault Scénic Concept (1991) Renault Scénic Concept (1991)

Cuando en 1991 se dio a conocer el Renault Scénic Concept en el Salón de Frankfurt, hacía siete años que el Renault Espace había desembarcado en el mercado europeo tras una larga gestación marcada por el rechazo de PSA Peugeot Citroën a tan insólito proyecto, dando origen al segmento de los monovolúmenes con una fuerza creciente que sería compartida en América por su homólogo de Chrysler desde 1983. Por su parte, en 1993 el Renault Twingo fijaría las cotas mínimas del segmento con una espectacular propuesta que se complementaría muy pronto con el monovolumen del segmento C.

Renault Mégane Scénic (1996) Renault Mégane Scénic (1996)

El Renault Scénic nació como una de las cinco variantes posibles al inicio de la vida comercial del Renault Mégane de 1995: Mégane Hatchback, Mégane Coupé, Mégane Classic, Mégane Cabriolet y... Mégane Scénic, que se estrenó en 1996 y llegó a España en la primavera del año siguiente. Fue a partir de entonces que los monovolúmenes comenzaron realmente a despuntar como alternativas serias a las berlinas y a los familiares.

Renault Scénic (1999) Renault Scénic Mégane (1999)

En 1999, el Renault Scénic Mégane cambió el orden de sus apellidos haciendo de este factor toda una declaración de intenciones: un monovolumen independiente de la berlina compacta de la que derivaba. Con esta línea, e incluso dando pie a una variante todocamino llamada RX4, el Scénic hizo frente a duros competidores como fueron los Opel Zafira y los Citroën Xsara Picasso, hasta que le llegó el relevo generacional.

Renault Scenic 2003 Renault Scénic (2003)

En 2003 llegó la segunda generación del Renault Scénic, ya sin la mención al modelo Mégane. Nació también el Renault Grand Scénic, dotado de siete plazas, y de esta manera se generó un monovolumen que cubría el hueco que podía quedar entre las cinco plazas del compacto Scénic, y la gran habitabilidad que daba el Renault Espace.

Renault Scenic 2009 Renault Scénic (2009)

En 2009, el Renault Scénic encaró su última generación adquiriendo una forma más próxima a la berlinas de la que inicialmente derivó, justo antes de enterrar parcialmente la fórmula que le dio el éxito para acercarse en lo estético a las líneas que se llevan en 2016. Es así que la fusión del monovolumen y el crossover nos puede llevar a ver el nuevo Renault Scénic de dos maneras:

Renault Scenic 2016 117 Renault Scénic (2016)
  1. Como una regla de tres en la que Captur es a Clio lo que Scénic es a Mégane.
  2. Como un vehículo del segmento C que en foto ve realzada su compacidad.

¿Es un monovolumen? ¿Es un crossover del Mégane? A medio camino debe de quedar entre una y otra cosa. En Renault no reniegan del subsegmento en el que fue rey el Scénic durante años, aunque haya elementos estructurales y estéticos que lo alejen completamente de aquel concept car que dio vida a esta idea, por primera vez, hace un cuarto de siglo ya.

Renault Scenic 2016 120

Visto al natural, por fuera este es un diseño que se enmarca en la estela del Captur y se separa para siempre jamás de las líneas básicas que caracterizaron a los monovolúmenes durante años. La elevada línea de la cintura, con la consiguiente proporción entre superficies opacas y acristaladas, los realces estéticos, la caída del techo, las grandes llantas de 20 pulgadas (de serie en toda la gama), son elementos que ayudan a que el nuevo Scénic sea más un crossover del Mégane que un nuevo monovolumen, por más que el capó y el parabrisas sigan una misma línea, formando un ángulo tremendamente agudo con el horizonte, por cierto.

Además, es posible elegirlo en carrocería bitono, un rasgo que hereda del Captur tras el inesperado éxito que obtuvo el crossover subcompacto al ofrecer esta posibilidad a sus compradores. La modularidad es, según palabras de Laurens van den Acker, director de Diseño Industrial de Renault, la característica a la que no renuncia el Scénic en su papel de monovolumen.

Renault Scenic 2016 158

Si hablamos del Renault Grand Scénic, resulta imposible no buscarle semejanzas con el Renault Espace para acabar concluyendo que, si bien cada uno aporta un frontal diferenciado y el monovolumen C de siete plazas resulta ligeramente más bajo que el Espace (1,66 vs 1,68 metros), en lo que respecta a la parte trasera habría que taparse los ojos para no encontrar similitudes entre ambos.

Renault Grand Scenic 2016 Renault Grand Scénic
Renault Espace 2015 Renault Espace

En cuanto al espacio disponible para equipaje y carga, en Renault no dudan en afirmar que el nuevo Scénic cuenta con el mayor volumen del segmento de los monovolúmenes compactos. De hecho, esta generación ha ganado 135 litros VDA respecto al anterior Scénic, alcanza los 2.611 mm de longitud de carga y ofrece un buen espacio con una boca del maletero accesible (686 mm de altura desde el suelo hasta el umbral de carga en el Scénic, 680 mm en el Grand Scénic).

Volumen del maletero5 plazas7 plazasRespaldos abatidos
Scénic572 litros
(+135 litros Scénic 2013)
720 litros
Grand Scénic233 litros
(+45 litros Grand Scénic 2013)
596 litros

Gama Scénic y Grand Scénic 2016: seis motores y un completo equipamiento repleto de tecnología

Renault Scenic 2016 115

No hay demasiadas novedades que contar en cuanto a las motorizaciones más convencionales que equipan los nuevos Scénic y Grand Scénic. Todos son bloques conocidos que dependiendo de los cuatro niveles de acabados (Life, Intens, Zen, Edition One) echan mano de la caja manual de seis relaciones o bien de la caja de doble embrague EDC, de seis velocidades para el motor de 160 CV, y de siete para el motor de 110 CV.

Renault ScénicConsumo NEDCCO₂LIFEINTENSZENEDITION ONE
Gasolina
TCe 1155,8 l/100km129 g/kmX   
TCe 1305,8 l/100km129 g/km XX 
Diesel
dCi 953,9 l/100km100 g/kmXX  
dCi 1103,9 l/100km100 g/km XXX
dCi 110 EDC-74,0 l/100km104 g/km XXX
dCi 1304,5 l/100km116 g/km  XX
Renault Grand ScénicConsumo NEDCCO₂LIFEINTENSZENEDITION ONE
Gasolina
TCe 1156,1 l/100km136 g/kmX   
TCe 1306,1 l/100km136 g/km XX 
Diesel
dCi 1104,0 l/100km104 g/kmXXXX
dCi 110 EDC-74,0 l/100km104 g/km XXX
dCi 1304,6 l/100km119 g/km  XX
dCi 160 EDC-64,7 l/100km122 g/km X X
Renault Scenic 2016 138

La novedad está en un sistema de apoyo eléctrico para la versión Hybrid Assist, sólo disponible en combinación con el motor dCi 110 y la caja manual. Sí, caja manual. No se trata de un sistema híbrido al uso, sino que con su motor de 10 kW aporta hasta 15 Nm de empujón adicional en aceleraciones, siendo regenerativo en las desaceleraciones. Según datos de Renault, en el Scénic equivalente reduce el nivel de consumo NEDC combinado de 3,9 a 3,5 l/100 km, lo que en emisiones de CO₂ se traduce en bajar de 100 a 92 g/km.

¿Se notará un mejor comportamiento con el coche en movimiento? Una pequeña tabla con los niveles de acabado, y vamos a comprobarlo a través de una toma de contacto con los Renault Scénic y Renault Grand Scénic 2016.

Renault Scenic 2016
LIFEINTENSZENEDITION ONE
 (LIFE+…)(INTENS+…)(ZEN+…)
• 6 airbags
• ADAS: Frenada de emergencia asistida con detección de peatones, Alerta de colisión frontal, Alerta de exceso de velocidad con reconocimiento de señales
• Banqueta trasera abatible 1/3-2/3
• Climatizador manual
• Detector de presión de neumáticos
• Embellecedores 20 pulgadas
• Radio+USB+Bluetooth
• Regulador/limitador de velocidad
• ADAS: Alerta por cambio involuntario de carril
• Barras de techo longitudinales (Grand Scénic)
• Climatizador auto bi-zona
• Consola central deslizante Easy Life
• Faros antiniebla
• Freno de parking asistido
• Llantas de aleación de 20 pulgadas
• Radio+USB+Bluetooth con pantalla de 5 pulgadas
• Tarjeta Renault Manos libres
• Volante de cuero
• ADAS: Detector de fatiga
• Cortinillas laterales traseras
• Bandejas Easy Life en respaldo de asientos delanteros
• Guantera Easy Life
• Modularidad One Touch
• Renault Multi-Sense
• Retrovisores abatibles eléctricamente
• Sensor de aparcamiento delantero y trasero con cámara
• Sistema de navegación RLink2 con pantalla de 8,7 pulgadas
• Asiento conductor con regulación lumbar eléctrica y función masaje
• Carrocería Bi-tono
• Cristales laterales sobretintados
• Faros LED Pure Vision
• Retrovisor interior electrocromático
• Reposacabezas delanteros y traseros Grand Comfort
• Sistema de Navegación RLink 2 con pantalla de 8,7 pulgadas y Sonido BOSE
• Stripping Edition One
• Techo fijo panorámico

Primeras impresiones al entrar en el Renault Scénic

Renault Scenic 2016

El Renault Scénic mantiene la disposición interior propia de un monovolumen, con una posición de conducción elevada que hoy en día ya no está tan sola, puesto que es común a los superventas SUV y crossovers. En cualquier caso, resulta fácil encontrar la posición más adecuada.

La visibilidad queda confiada en parte al gran parabrisas, en parte al doble pilar A que ya incorporó el Captur y que elimina los puntos ciegos próximos a las aletas. En este sentido, la nota menos positiva la aportan los espejos retrovisores, que si bien son amplios quedan un poco retrasados en comparación con el campo de visión principal, a causa precisamente de la existencia de ese pilar de apoyo.

Renault Scenic 2016

La pantalla vertical de 8,7 pulgadas, en combinación con R-Link 2, puede gustar o no gustar, pero queda suficientemente integrada y, lo más importante, queda a una altura que no exige desviar la mirada de la carretera. En la parte negativa, al ser táctil demanda demasiada atención, por lo que puede resultar un verdadero incordio en carretera... o hasta un riesgo, dependiendo de cómo la utilicemos.

La guantera, transformada en un cómodo cajón EasyLife muy parecido al que monta el Captur, incorpora apertura mediante sensor y está refrigerada. Eso sí, conviene que el acompañante esté alerta al abrirla, ya que de lo contrario puede golpearse las rodillas. Aporta 11,5 litros de capacidad (medio litro más que en el Captur) a un total de 63 litros repartidos en montones de huecos portaobjetos.

Renault Scenic 2016

La consola central es deslizante, y permite jugar a las modularidades con un elemento que lo mismo es un arcón que una pequeña mesa. Sin embargo, puntos fuertes como este no acaban de compensar una ausencia muy sonada en este nuevo Scénic: los asientos traseros ya no son independientes. Renault pierde una gran baza de este modelo, y lo sustituye por una anodina banqueta con respaldos abatibles (60:40). Eso sí, en el Grand Scénic basta con pulsar un botón para que los respaldos se abatan, dando paso a una superficie de carga plana.

La escasa altura del vano de las puertas traseras tampoco es una buena noticia para las personas de una estatura que supere los 1,75 cm. A diferencia de lo que ocurría en generaciones anteriores, ahora resulta demasiado fácil darse un toque en la cabeza al entrar, por lo que debemos olvidarnos para siempre de la imagen afurgonetada del Scénic, para tomar conciencia de su aspecto crossover.

Al volante de los Renault Scénic y Grand Scénic 2016

Renault Scenic 2016 115

Los recorridos que nos propone Renault con sus dos novedades... perdón, tres, porque también cataremos el Hybrid Assist, no son demasiado largos, pero sirven para que nos hagamos una idea rápida sobre cómo se presentan estas vueltas de tuerca del revolucionario Scénic, ahora que ha comenzado a olvidar su pasado.

Comenzamos con el Renault Scénic TCe 130 con cambio manual. Se trata de un motor que rinde bien, suficientemente elástico para tirar sin problemas, aunque siempre te puede quedar la sensación de que alguien ha trabajado demasiado la electrónica para que esa caballería se lo tome con calma a la hora de darse a conocer. Es algo sibilino, pero está ahí. Y sí, son los signos de los tiempos, pero...

Lo mismo se puede decir del sistema de dirección. Si queremos algo que sea sólido, tendremos que poner la configuración en modo Sport. Lo podemos hacer desde la pantalla táctil (ay) o bien con un botonaco que encontramos junto a la palanca de cambios. Dejémoslo ahí, en Sport, para evitar tactos gomosos.

Renault Scenic 2016 1

Pasamos a un viejo conocido motorero en la piel del Renault Scénic dCi 110 con cambio manual... pero con asistencia por motor eléctrico. ¿Es esto un híbrido? Hombre, pues... vale, aceptamos barco como animal acuático. Lo cierto es que la parte eléctrica ayuda a empujar, de una manera muy integrada, además.

Si preguntas a los periodistas que han cubierto este modelo, oirás de todo: los hay que dicen que no se nota nada; lo hay que dicen que se nota al arrancar desde parado; y otros, entre los que me incluyo, lo percibimos especialmente al acelerar en segunda desde bajas, por ejemplo para abandonar una rotonda. Ese puntito de empuje instantáneo que le da el motor eléctrico, esos 15 Nm como máximo, es el matiz que podemos encontrar entre un 110 dCi y un 110 dCi Hybrid Assist.

¿Que cuánto costará de más el Scénic Hybrid Assist? Todavía no hay números oficiales. De hecho, aún no se han comunicado los precios del Scénic, aunque sabemos que arrancarán en unos 19.000 euros (20.500 euros, aproximadamente, para el Grand Scénic). Los Hybrid Assist podrían ir unos 1.000 o 1.500 euros más arriba del Scénic dCi 110. A finales de noviembre llegarán las primeras unidades a los concesionarios, y es de esperar que antes se den a conocer los precios.

Renault Scenic 2016 2

Por cierto, que preguntados los resposables del Scénic sobre la posibilidad de montar el eje trasero direccional 4Control en su monovolumen, lo primero que nos cuentan es que se trata de un modelo que, en principio y salvo que el cliente lo demande, no lo precisa. Eso sí, preguntado luego si el 4Control sería compatible con el Hybrid Assist, resulta que sí, aunque pudiera parecer que uno y otro sistema se alojaran demasiado cerca uno del otro sobre el eje trasero.

Acabamos el repaso a las posibilidades probadas hablando del caballo grande, el Renault Grand Scénic dCi 160 EDC. Como es evidente, 160 CV es una potencia más que razonable para mover el monovolumen de siete plazas. A esta versión el único pero que se le puede poner es la caja EDC, que en ocasiones resulta algo remolona e invita a cambiar de marchas en modo manual... tocando la palanca, ya que no cuenta con levas para accionarla.

Renault Grand Scenic 2016

En resumidas cuentas, tenemos que el decano de los monovolúmenes compactos ha hecho borrón y cuenta nueva, en fondo y en forma. Cuenta con interesantes argumentos tecnológicos, pero ha dejado por el camino la practicidad que le dio el éxito en su día. Entre nosotros, y como propietario que fui illo tempore de un Renault Scénic Mégane... creo que aquel coche respondía más a mis necesidades como padre de familia que lo que podría cumplir esta generación que estamos conociendo. El nuevo Scénic se ha desvirtuado un poco en ese sentido de la practicidad, para sumarse a una corriente que lo da todo por el aspecto exterior. Por fortuna, en Renault siguen fieles a su feliz política de sembrar el habitáculo de huecos portaobjetos. Y que dure. Miles de niños lo agradecerán.

Los gastos correspondientes a esta presentación han sido asumidos por la marca. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos