Compartir
Publicidad

Mercedes-Benz S 600 Guard: la oficina blindada

Mercedes-Benz S 600 Guard: la oficina blindada
22 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si no te has comprado un Mercedes-Benz Clase S porque estabas esperando a su variante blindada, estás de enhorabuena. El fabricante alemán presenta el último miembro de su catálogo de vehículos blindados (Clase E, Clase M, Clase G...), el Mercedes-Benz S 600 Guard, que además de blindaje, esconde un poderoso motor V12 bajo el capó.

Este Clase S tan particular ofrece un nivel de protección VR9, contra proyectiles y también contra explosivos, tanto en la carrocería como en las zonas acristaladas (los cristales son gruesos, laminados y con una capa interior de policarbonato), gracias a aceros especiales de refuerzo en puntos críticos y a materiales como la aramida, que se utiliza habitualmente en protección balística.

Según Daimler, el sistema de protección del S 600 Guard es uno de los más sofisticados y es el primer vehículo con certificado de protección balística VR9. En lo que a explosivos se refiere, cumple con los requerimientos ERV2010 y cuenta con blindaje íntegro en los bajos del vehículo. No obstante, apenas se diferencia de un Clase S normal, por lo que gana puntos también en discreción.

Mercedes-Benz S 600 Guard

Bajo el largo capó de este Clase S blindado respira un gran 6.0 litros V12 biturbo de gasolina, con una potencia máxima de 530 CV y un par de 830 Nm. Se combina con una transmisión automática 7G-Tronic de siete relaciones y pese a todo el peso adicional que ha de mover esta versión Guard, es capaz de alcanzar los 210 km/h (limitación electrónica). Daimler asegura además que cuenta con una muy buena aceleración.

Tanto la suspensión, neumática en este caso, como el sistema de frenos, han recibido importantes mejoras y refuerzos para poder trabajar con tanto peso "a cuestas". Las pinzas de freno, por ejemplo, son más grandes y de seis pistones, y los discos, tanto delanteros como traseros, son también más generosos en cuanto a tamaño se refiere. Los neumáticos son Michelin run-flat y cuentan con un sistema específico de monitorización de la presión que permite escapar de una zona de peligro incluso estando dañados.

A pesar de todo, el S 600 Guard sigue siendo igual de cómodo que cualquier otra versión, y se ofrece tanto con cuatro como con cinco plazas, y se conservan las opciones de configuración de asientos, pudiendo optar por el asiento ejecutivo (con reposapié y cojín), por ejemplo. El espacio interior se mantiene y el maletero ofrece una capacidad de 350 litros.

Mercedes-Benz S 600 Guard

Además, el modelo cuenta con suspensión neumática Airmatic y con todo tipo de sistemas de asistencia como el asistente de cambio de carril, la cámara de 360 grados, el asistente de visión nocturna o el control de crucero adaptativo, y comodidades como la función de masaje de los asientos, telefonía en la parte trasera o la climatización con ionizador y fragancias, entre otras muchas cosas.

El equipamiento específico para el Guard cuenta con opciones como los luminosos LED azules para el exterior, cortinillas opacas en las ventanillas traseras, lunas calefactadas, "botón del pánico" (cuyo funcionamiento no se detalla), sistema de extinción de incendios automático, sistema auxiliar de oxígeno para emergencias o elevalunas hidráulicos para las pesadas ventanillas, por ejemplo.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio