Compartir
Publicidad
Publicidad

El sodio podría arrasar con las baterías de litio y abaratar costes de producción en un 80 %

El sodio podría arrasar con las baterías de litio y abaratar costes de producción en un 80 %
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todo cambio de era precisa de una adaptación para que pueda sobrevivir, y la nueva era que vive la automoción precisa de recursos. Gigantes como Tesla, Daimler o LG ya tienen en marcha enormes fábricas para producir baterías de iones de litio que puedan cubrir la creciente demanda de este mineral y sobre todo, abaratar costes.

Baterías en estado sólido, depósitos de arcilla en supervolcanes, de nanocarbono, de litio-aire... Entre las muchas alternativas que se están buscando, la Universidad de Standford, en California, ha creado una batería de sodio que puede ofrecer un almacenamiento mucho más rentable que el litio. "Nada puede superar el litio en el rendimiento, pero es tan raro y costoso que necesitamos desarrollar baterías de alto rendimiento pero de bajo costo basadas en abundantes elementos como el sodio", han declarado desde la Universidad.

La solución podría estar en tu cocina

Sodio

Cuando el litio aún no se ha instaurado como 'la nueva gasolina' que impulsará los coches del futuro, los investigadores ya desarrollan alternativas a partir del sodio. Según afirman desde Standford, la batería supone una reducción de costes de un 80 % en comparación con una batería de iones de litio con la misma capacidad de almacenamiento.

Con los materiales que constituyen aproximadamente la cuarta parte del precio de una batería, el costo del litio (alrededor de 15.000 dólares por tonelada para minería y refinado) es muy grande. Es por eso que el equipo de Standford basa su batería en un material de electrodo de sodio ampliamente disponible que cuesta 150 dólares por tonelada.

electrificacion

Este electrodo basado en sodio tiene una composición química común a todas las sales: tiene un ion cargado positivamente, que es el sodio, unido a un ion cargado negativamente. En la sal de mesa, el cloruro es el compañero positivo, pero en la batería de Stanford, un ion de sodio se une a un compuesto conocido como mio-inositol, que se deriva del salvado de arroz.

En el equipo de Stanford mejoraron la forma en que el sodio y el mio-inositol permiten ese flujo de electrones, lo que aumenta significativamente el rendimiento de esta batería de iones de sodio en comparación con los intentos anteriores. Ahora hay que esperar a saber si el desarrollo se encamina a las baterías para el transporte o queda relegado al almacenamiento de energía renovable.

Por qué es importante descubrir alternativas al 'petróleo blanco'

Andean Flamingos Laguna Colorada Bolivia Luca Galuzzi 2006 Sur del salar de Uyuni, en Bolivia, donde habitan flamencos andinos entre otras muchas especies de fauna y flora. Fuente: Wikipedia/Luca Galuzzi.

Los pronósticos industriales predicen una necesidad insaciable de baterías que muevan los vehículos eléctricos (y hagan funcionar dispositivos electrónicos) y que actúe como elemento para conservar la energía. El litio es un material abundante, pues se encuentra en la naturaleza en rocas, aguas marinas o salmueras, y viene acompañado de otros minerales como el potasio, el boro y el magnesio.

Pero la extracción del litio de la roca y el agua marina es costosa (además de contaminante), por ello se recurre a los salares, y para encontrarlos debemos dirigirnos a América del Sur. Allí se concentra el 85 % de las reservas de litio del mundo, en una zona denominada 'Triángulo del Litio': Bolivia (Salar de Uyuni, reflejado en la imagen de portada), Chile (Salar de Atacama) y Argentina (salares de la puna Jujeña y Salteña, y norte de Catamarca).

tesla

Debemos partir del hecho de que el litio precisa, al igual que el petróleo, un proceso de extracción que nace a través de pozos, y pasa por un proceso similar al del refino, y precisan de mineros para su explotación. Los polvos compuestos de litio, al contacto con la humedad de la piel humana causa quemaduras semejantes a las de la sosa cáustica, y su aspiración puede provocar edemas pulmonares, además de una larga lista de efectos secundarios.

A nivel social, se alerta de que las provincias sólo reciben una pequeña parte de lo que se produce. El salar colinda con alrededor de 50 asentamientos humanos, y la mayoría son áreas de desarrollo de pueblos campesinos indígenas. ¿Cuántas comunidades indígenas habrán manifestado su consentimiento para que las empresas exploten sus terrenos?

Salt Production Uyuni Producción en el salar de Uyuni, Bolivia. Fuente: Wikipedia/Ricampelo.

Asimismo varias organizaciones avisan de que los paisajes de los grandes salares andinos, hoy casi intactos, pueden estar condenados a desaparecer, junto con la flora y la fauna, por satisfacer la demanda extranjera de baterías.

A día de hoy del parque automovilístico global, de unos 1.100 millones de vehículos, apenas un millón corresponde a eléctricos, pero se estima que para el año 2035 esta cifra podría ascender a 140 millones de vehículos eléctricos. Ah, las baterías también precisan de una gran cantidad de otras materias primas, como es el caso del cobre, que puede llegar pronto a un punto de escasez.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos