Compartir
Publicidad
Publicidad

El auge de los eléctricos podría traer problemas de escasez de materias primas, empezando por el cobre

El auge de los eléctricos podría traer problemas de escasez de materias primas, empezando por el cobre
Guardar
34 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchos son los grandes fabricantes de automóviles que están haciendo una apuesta de futuro con los vehículos eléctricos, pero el hipotético auge de este tipo de vehículos, sobre todo una vez mejoren las infraestructuras que requieren y su precio de mercado se equipare al de los automóviles convencionales con motor de combustión, traerá también algunos inconvenientes.

Además del litio utilizado actualmente en las baterías, los coches eléctricos también precisan una gran cantidad de otras materias primas, como es el caso del cobre. De hecho, los eléctricos requieren hasta cuatro veces más cobre que los coches convencionales, por lo que algunos expertos auguran una futura escasez de este material a medida que la producción de eléctricos se dispare.

Así lo afirma el director comercial de la compañía minera BHP, Arnoud Balhuizen, quien asegura que los productores de cobre serían los primeros en no ser capaces de satisfacer la demanda de los fabricantes de automóviles. A día de hoy del parque automovilístico global, de unos 1.100 millones de vehículos, apenas un millón corresponde a eléctricos, pero se estima que para el año 2035 esta cifra podría ascender a 140 millones de vehículos eléctricos, siendo generosos.

El auge de los eléctricos podría traer problemas de escasez de materias primas, empezando por el cobre

Las principales minas de cobre a nivel mundial están envejeciendo, y no se han hecho descubrimientos importantes de este material en las últimas dos décadas, aunque desde BHP afirman que sus minas de Escondida y Spence, en Chile, y otra en Australia, deberían ser suficientes para poder satisfacer la demanda de sus clientes.

Del excedente a la escasez, o eso auguran

Durante años el sector de la minería del cobre ha estado de capa caída, con el precio de este material descendiendo sin freno y con enormes excedentes que dicen podrían alcanzar el millón de toneladas, pero todo esto podría cambiar muy pronto una vez el vehículo eléctrico se implante. A decir verdad, la demanda de cobre ya está creciendo en un 3%.

¿Y por qué es tan fundamental el cobre en los coches eléctricos? Porque es un material imprescindible para la fabricación de sus motores, por ejemplo, pero es que también lo será para la construcción de las infraestructuras que soporten el uso de este tipo de vehículos.

Mina de cobre
Mina de cobre de Bingham Canyon. Foto: Arpit Gupta (Flickr)

Que el cobre pueda convertirse en la gallina de los huevos de oro de la minería tampoco es la mejor de las noticias, ya que la extracción del cobre a cielo abierto produce graves problemas de contaminación. ¿Tiene sentido fabricar automóviles 'ecológicos' para el primer mundo mientras se contaminan los lugares de origen de las materias primas, sobre todo países tercermundistas?

Vía | Automotive News, El Economista

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos