Compartir
Publicidad
Publicidad

Zap&Go: la empresa que promete baterías de nanocarbono recargables en cinco minutos

Zap&Go: la empresa que promete baterías de nanocarbono recargables en cinco minutos
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La búsqueda de nuevas tecnologías en materia de baterías para mejorar las actuales cualidades de las de ión-litio que utiliza la industria del automóvil ha llevado a muchas empresas a buscar alternativas y explorar otros materiales como el sodio o nuevas fórmulas como las baterías en estado sólido, que para muchos expertos son el futuro de la automoción.

La startup inglesa Zap&Go, fundada por Stephen Voller en 2013, tiene otra propuesta, basada en sustituir el compuesto principal de las actuales baterías, el litio, por una "avanzada forma" de carbono o nanocarbono, más seguro y capaz de recargarse mucho más rápido. El objetivo es conseguir una capacidad similar a las actuales, pero con un tiempo de recarga de cinco minutos.

Una tecnología en desarrollo

Aunque esta tecnología C-Ion está aún en desarrollo, la empresa con base en Oxford, Inglaterra, y Carolina del Norte, Estados Unidos, tiene planes de llevar a producción sus baterías este mismo año para pequeños dispositivos, aunque para aplicaciones en el mundo del automóvil quedarían todavía unos años de trabajo.

Zap&Go
Zap&Go

"A día de hoy es una tecnología en evolución, así que no es tan buena (como las baterías de litio), pero nuestro plan durante los próximos años es igualar o exceder las cualidades de las de ión de litio. Ya que actualmente tenemos la tecnología para recargar un taladro inalámbrico en 15 segundos, esperamos poder mejorar de manera similar los tiempos de carga de los vehículos eléctricos", asegura Voller.

La premisa principal de esta tecnología, que no se limita a los coches eléctricos sino a cualquier dispositivo electrónico alimentado por baterías, es poder recargar las celdas mucho más rápido, algo que en las de ión-litio se limita debido a la alta volatilidad del propio litio y al riesgo de incendio que supone cargarlas más rápido.

La promesa de poder recargar una batería en un tiempo prácticamente equiparable al que lleva repostar combustible en un automóvil convencional es posible gracias a las investigaciones de la Universidad de Oxford, cuyas patentes utiliza Zap&Go. Veremos qué nos depara el futuro en este sentido.

Vídeo | Youtube

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos