Compartir
Publicidad
Publicidad

China reparte alegrías y disgustos a partes iguales

China reparte alegrías y disgustos a partes iguales
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En incontables ocasiones hemos hablado aquí de China. Las perspectivas de crecimiento de su economía, su creciente demanda interna, su boyante industria automovilística y en definitiva sus enormes posibilidades de negocio hacen que sea el pan nuestro de cada día para todos aquellos que se dedican a la consultoría estratégica.

No obstante, si fuera tan fácil, todas las marcas darían por perdida a la vieja y endeudada Europa y se trasladarían a China, y es evidente que esto no es así. Una de las razones es que constantemente llegan noticias tanto positivas como negativas, e incluso durante la misma jornada.

Por poneros un ejemplo, hoy mismo, dos gigantes de la industria automovilística han comunicado resultados completamente opuestos alrededor de China. El primero de ellos es Fuji Heavy Industries (FHI), matriz de la firma automovilística Subaru.

Subaru

FHI no ha tenido más remedio hoy que revisar sus su plan estratégico a medio plazo, reduciendo las ventas totales previstas debido a la imposibilidad de establecer una base productiva en China. En total, el número de vehículos que espera vender durante el ejercicio 2015-2016 se situará en 850.000 unidades, 50.000 menos de las previstas.

Todas la unidades (las 850.000), serán importadas al país asiático, en lugar de producidas localmente, lo que entraba dentro del plan inicial. Evidentemente, si un gigante como FHI decide no producir en China no es por capricho o incompetencia, si no porque no es una operación sencilla, y los costes resultan demasiado elevados.

Por el otro lado, sin embargo, uno se encuentra esta mañana con el caso de Ford, que anuncia que su filial establecida en China vendió un 24% más comparado con el año pasado.

Ford Mondeo

En total, entre las dos empresas mixtas filiales del grupo Ford, fabricaron 54.881 unidades, y está previsto que para 2015, esta capacidad de producción se amplie hasta las 950.000 unidades fabricadas.

Además, en ventas totales, Ford consiguió colocar en este mercado 519.390 unidades, lo que supone un 7% más respecto al año pasado. Por modelos, lo más exitosos fueron el Ford Mondeo y la versión anterior del Ford Focus (la nueva versión se lanzó este mes de abril y ya ha vendido unas 9.000 unidades).

En definitiva creo que tenemos dos ejemplos claros que justifican la incertidumbre que rodea a este gigante asiático. Las grandes perspectivas siguen estando ahí (burbuja inmobiliaria mediante), y al final no es tan fácil poner todas las fichas en la casilla china.

Vía | El Economista, Expansión

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos