Publicidad

El Aston Martin DBX nos enseña el interior de su primer SUV a sólo unos días de presentarlo

El Aston Martin DBX nos enseña el interior de su primer SUV a sólo unos días de presentarlo
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

El Aston Martin DBX, el primer SUV de la firma británica, está a tan solo unos días de darse a conocer de forma oficial. La presentación tendrá lugar el próximo 20 de noviembre en Pekín, China, tal y como ha confirmado el propio fabricante, que además ha adelantado la primera imagen de su interior y el precio con el que aterrizará en el mercado europeo: 193.500 euros en Alemania.

El esperado todocamino lleva un año desarrollando su puesta a punto, lo que nos ha permitido verlo camuflado en diversas ocasiones y escenarios, el circuito de Nürburgring incluido, siendo la última vez la del pasado mes de junio cuando entró en preproducción.

A pesar de ello, apenas se conocen datos oficiales en torno a este todocamino, que se espera marque un punto de inflexión en la marca toda vez que se trata de la irrupción por primera vez del centenario fabricante británico en este segmento. Además, será el primer modelo construido en las instalaciones de Aston Martin en St. Athan, Gales.

Es por ello por lo que ha habido que esperar hasta ahora, menos de 15 días antes de su puesta de largo oficial, para poder ver la primera instantánea del lujoso habitáculo manufacturado del que presumirá este modelo.

Confeccionado "de adentro hacia afuera", en palabras de la propia compañía, el habitáculo del DBX es un espacio fluido que, además de contar con materiales de alta calidad, se ha tratado de dotar de gran habitabilidad y practicidad.

En este sentido, Aston Martin explica que se combina un interior con un techo de baja altura con el chasis hecho "a medida", de modo que su generosa batalla (no hay cifras por el momento) posibilita "optimizar el espacio de la cabina", en palabras de la firma.

Lujo y habitabilidad por igual

Aston Exterior

No obstante, uno de los apartados cuyo desarrollo ha acaparado gran parte de los esfuerzos ha sido el puesto del conductor, al que han destinado seis meses solo "para definir su posición dentro del vehículo", según cuenta el fabricante.

El objetivo ha sido maridar de la mejor forma posible una visión óptima de "todos los controles, pantallas y ventanas", amén de ofrecer "una visión clara del capó para brindar confianza a los ocupantes", explica Aston Martin en su comunicado.

Andy Palmer, CEO y presidente de Aston Martin, habla además de "un interior que ofrece un espacio líder en su clase" en los cuatro asientos de los que dispone y destaca el techo panorámico, que potencia esta percepción de habitabilidad gracias al paso de la luz solar que permite.

Por otra parte, encontramos una consola central presidida por un display TFT y en la que aún se conservan algunos botones físicos, y un cuadro de instrumentación completamente digital, aunque por el momento se desconocen las dimensiones de las pantallas. A la dos mencionadas, se le suma una tercera ubicada en la parte posterior del túnel de transmisión con la que los pasajeros de las plazas traseras podrán regular el sistema de climatización. Esta está escoltada por dos toberas de ventilación, una a cada lado.

Asimismo, los de Gaydon explican que su consola central con puente, tal y como la definen, ofrece un espacio de almacenamiento debajo de gran capacidad (la marca lo ejemplifica con objetos como un bolso de mano o una botella agua de 1,5 litros), al mismo tiempo que crea una "elegante estética flotante".

En lo que respecta a prestaciones, todavía no hay datos oficiales, pero se espera que el DBX monte el motor 4.0 litros V8 biturbo de origen AMG visto ya, por ejemplo, en el Aston Martin DB11 ofreciendo 510 CV de potencia, y no se descarta que más adelante llegue una variante V12 como un híbrido enchufable.

Habrá que esperar al 20 de noviembre para descifrar esta y otras incógnitas, así como conocer su aspecto final. El Aston Martin DBX se comercializará por 193.500 euros en Alemania, 22.995.000 yenes en Japón y 189.900 dólares en EEUU, a falta de conocer el resto de mercados en los que aterrizará.

En Motorpasión | Probamos el Aston Martin DBS Superleggera Volante, una bestia de 725 CV y 900 Nm vestida con un traje de alta costura | Aston Martin Vantage AMR: sólo 200 unidades de pureza con cambio manual y 510 CV

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir