Publicidad

La Tesla Cybertruck sacaría un 10 en seguridad según Musk, pero ¿podría siquiera superar las pruebas de choque en Europa?
Tesla

La Tesla Cybertruck sacaría un 10 en seguridad según Musk, pero ¿podría siquiera superar las pruebas de choque en Europa?

Publicidad

Publicidad

Elon Musk, CEO de Tesla, presentó la semana pasada la Cybertruck, su nueva pick-up eléctrica, alardeando de su 'Exoskeleton', una estructura exterior fabricada en acero inoxidable laminado en frío 30X Ultra-Hard extremadamente resistente.

De hecho, durante la presentación del modelo, Franz von Holzhausen, diseñador principal de Tesla, incluso golpeó a la Cybertruck con un martillo para demostrar la rigidez del cuerpo del vehículo.

Esta cualidad, sin embargo, es paradójicamente contraria al tipo de estructuras con zonas de deformación programada a la que se ciñen el resto de fabricantes y que entidades como Euro NCAP o la NHTSA, encargadas de realizar las pruebas de seguridad de los vehículos en Europa y Estados Unidos, respectivamente, valoran positivamente.

Deben montar estructuras con una resistencia equilibrada

Tesla Prueba Choque

Y es que desde Béla Barényi, el visionario ingeniero austriaco que trabajó para Daimler de 1939 a 1974, implementase la célula de pasajeros rígida con zonas de deformación a fin de absorber la energía cinética de la colisión de manera controlada, esta se fue expandiendo en la industria hasta convertirse en una máxima incuestionable, excepto para Tesla. O eso, o el 'Exoskeleton' de la Cibertruck esconde alguna función secreta con la que consigue esta labor.

Para poner a prueba este factor, el organismo Euro NCAP somete a los vehículos a una prueba de impacto frontal de solape parcial, es decir, recrea una colisión frontal entre dos vehículos en la que sólo se ve involucrada una parte de la estructura frontal del vehículo.

"Hay que dirigir eficazmente las fuerzas de colisión a aquellas partes del vehículo en las que la energía se absorba de forma eficaz y segura. La zona de absorción de energía debe contraerse de forma controlada, dejando el compartimiento de los acompañantes lo menos deformado posible", explica Euro NCAP.

Es decir, la zona de deformación y choque es el área diseñada para arrugarse y deformarse en el momento de la colisión, a fin de reducir la energía del impacto y redistribuirla lejos de los ocupantes, manteniéndolos seguros en el accidente.

"Los diseñadores tienen que hacer un balance entre muy poca y demasiada resistencia al impacto. Estas estructuras están construidas para ser dañadas, aplastadas y rotas", revela Crash Test.

Un equilibrio que, a tenor de lo mostrado, en el caso de Tesla parece decantarse notablemente hacia la dureza extrema y, por tanto, genera cuando menos expectación sobre qué valoración conseguiría en las pruebas del organismo independiente Euro NCAP en caso de que se sometiese a las pruebas una vez llegue a las carreteras del Viejo Continente.

Cabe recordar que el mencionado crash test no es obligatorio, si bien en la actualidad es utilizado por los fabricantes como un valor añadido más en el momento de poner sus vehículos en el escaparate, máxime aquellos que obtienen las cinco estrellas en seguridad.

Tesla Pick Up Remolque 2

Por otra parte, las aristas de la zona posterior y las formas lineales y puntiagudas del disruptivo diseño de la camioneta de Tesla siembran dudas en cuanto al mayor riesgo que pueden suponer para los ocupantes de un hipotético segundo vehículo con el que impactase a gran velocidad, por no hablar del caso del peatón.

Musk saca pecho tras el sonrojo de la prueba del cristal roto

Tesla Cibertruck Roto 2

Respecto al otro gran reclamo en materia de seguridad exterior por parte del nuevo modelo de Tesla, los cristales blindados que monta la Cybertruck, denominados por la marca como Tesla Armor Glass, Elon Musk ha vuelto a hacer uso de su cuenta de Twitter para demostrar la resistencia de estos una vez quedó en evidencia después de que uno de ellos se rompiera al ser testados en plena presentación.

Cabe recordar que durante la misma, el magnate sudafricano pidió a Franz von Holzhausen que lanzase una bola de metal contra los cristales blindados que monta, si bien de forma inesperada el vidrio contra el que impactó se rompió para sorpresa de Musk.

A fin de resarcirse, Musk ha publicado un vídeo en el que muestra de nuevo a Franz von Holzhausen lanzando la misma bola de metal al vidrio blindado del Cybertruck, y, en esta ocasión, el cristal sí soportó el efecto y la bola salió rebotada.

"Franz lanzó la bola de acero a la ventana de Cybertruck justo antes de la presentación. Igual tenemos que hacer algunas mejoras antes de empezar la producción", es el mensaje con el que Musk acompañó el vídeo publicado.

Por otra parte, el visionario ejecutivo aprovechó para vanagloriarse de la potencia de su pick-up eléctrica compartiendo un vídeo en el que esta compite contra una Ford F-150, de la que no se facilita información mecánica, para medir sus capacidades de remolque uniéndolas con dos cadenas y haciéndolas tirar en direcciones opuestas. La Tesla Cybertruck arrasa a la Ford F-150.

Este era uno de los objetivos de Musk para la camioneta eléctrica y lo ha conseguido: la Cybertruck es capaz de remolcar hasta 6,3 toneladas, por los 5.987 kg de los que puede tirar como máximo la prestigiosa Ford F-150.

La Cybertruck, a ritmo de reservas del Tesla Model 3

Tesla Pick Up 03

Asimismo, en último lugar, Musk ha ido revelando a lo largo del fin de semana el volumen e incremento de pedidos de la Tesla Cybertruck que ha ido registrando la marca.

El sábado, tan solo dos días después de la presentación, aseguró que contaban con 146.000 pedidos, el 42% de la versión de dos motores, el 41% de la de tres, y el 17% restante la que cuenta con un único propulsor, la versión de acceso.

Si bien, solo unas horas después reveló que las reservas habían aumentado hasta las 187.000 unidades, y anoche elevó la cuantía hasta las 200.000. Unas cifras solo al alcance del Tesla Model 3 y que revelan la gran acogida que ha tenido inicialmente en el mercado.

Entre tanto, la Tesla Cybertruck llegará al mercado estadounidense a finales de 2021 en su versión Dual y Tri Motor, mientras que la más económica no desembarcará hasta un año después, siguiendo el proceso habitual de Tesla con los lanzamientos de sus nuevos productos a fin de hacerlos viables económicamente.

En Motorpasión | Tesla vende coches eléctricos sin que mucha gente se haya sentado antes en uno. Estas son las claves de su éxito | Si buscas un coche eléctrico de segunda mano estas son nuestras recomendaciones: del Renault ZOE al Tesla Model S

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir