Publicidad

Dodge Viper SRT10

Publicidad
Publicidad

Noticias de Dodge Viper SRT10 en Motorpasión

Nuestro lector Antonio-br se queja de que últimamente estamos demasiado verdes. No pasa nada, ahí va una de potencia americana para contaminar el blog. Se ha desvelado la edición más bestial posible del Dodge Viper (de serie, claro está). Es una edición especial que cuesta casi 75.000 euros al cambio.

Hablamos del 2010 Dodge Viper SRT10 ACR-X, la versión de competición que no puede circular legalmente por carretera. Los 640 CV SAE que emanan de su motor de camión 8.4 V10, 40 más que el SRT10, dan un poco de miedito. Sus siglas lo dicen todo: American Club Racer, nacido para correr en circuito.

Está aligerado casi 73 kg respecto al SRT10, el escape apenas tiene limitaciones y tiene una suspensión específica para darlo todo en pista. La aerodinámica se ha revisado para pegarlo al asfalto incluso a toda velocidad. En Laguna Seca le quita al cronómetro más de tres segundos a la versión de calle.

Se ha diseñado para competir en la Viper Racing League, Sports Car Club de América y eventos de la National Auto Sport Association. Se puede comprar para disfrutarlo en cualquier parte, sólo hay que tener un camión para moverlo y pasta para gasofa y neumáticos. Puede medirse con rivales de categoría GT, y aplastarlos.

Tiene una jaula de seguridad diseñada específicamente, un asiento de competición y depósito de combustible protegido. Además se han cambiado algunos componentes para resistir las palizas que significa correr en circuito. Hereda algunas soluciones del Viper Competition Coupe además del SRT10 de calle.

Habrá que esperar a julio de 2010 para su copa monomarca, Dodge Viper Cup. Serán diez eventos, todos en Estados Unidos. Se repartirán 200.000 dólares tanto en premios en metálico como en cheques de Mopar para comprar piezas y accesorios. Luego el pódium otorga premios adicionales a los de cada carrera.

Otros datos útiles para darnos suavidad es el par máximo, 793 Nm a 5.100 RPM. Es un animal, y tecnológicamente no sorprende a nadie, sólo dos válvulas por cilindro y VVT . Por cada litro de cilindrada da 76 CV, es potente pero no un portento de eficiencia mecánica (y sin hablar de consumo, evidentemente).

La velocidad máxima de giro del motor es 6.250 RPM, sólo 1.000 RPM más que un BMW X3 3.0 diesel biturbo, pero el tacómetro se ha tarado hasta las 7.000 RPM. No dicen la velocidad máxima, pero el velocímetro alcanza los 355 km/h de tarado. Tiene seis velocidades, diferencial trasero autoblocante, etc.

¿Y para frenar, qué? ABS al servicio de potentes frenos ventilados firmados por Brembo. Las dimensiones de los cuatro discos son iguales, 355×32 mm, sólo cambia el tamaño de las pinzas. En cuanto a las ruedas, 18×10 delante y 19×13 detrás.

Para el resto de los mortales está la versión de calle, que tampoco es moco de pavo.

Galería de fotos(Haz click en una imagen para ampliarla)

En Motorpasión | 2008 Dodge Viper SRT10 ACR, vuelve el carreras-cliente más venenoso

Publicidad
Inicio