Compartir
Publicidad
El Mercedes-AMG C 63 se pone al día con nuevo cambio y cuadro digital, pero misma potencia (476 o 510 CV)
Mercedes

El Mercedes-AMG C 63 se pone al día con nuevo cambio y cuadro digital, pero misma potencia (476 o 510 CV)

Publicidad
Publicidad

La gama al completo del Mercedes-Benz Clase C se ha renovado de cara este año 2018, incluyendo los Coupé y Cabrio, y ahora le toca el turno a las cuatro versiones de la familia Mercedes-AMG (berlina, familiar, coupé y cabrio), que estrenan algunas novedades en el Salón de Nueva York.

Si eres de los que esperaba una mejora en potencia para el motor 4.0 litros V8 biturbo de los C 63, te interesará saber que se mantienen los 476 CV de las versiones normales y los 510 CV de las variantes S, así que en este aspecto no hay sorpresas.

Los cambios en la gama se limitan a un interior más moderno, opciones de personalización ampliadas y un mejor comportamiento, sobre todo gracias a una suspensión revisada y al cambio AMG Speedshift MCT 9G, de respuesta más rápida.

Mercedes-AMG C 63 2018
Mercedes-AMG C 63 2018

Ligeros cambios estéticos

Para empezar, el exterior de los renovados C 63 recibe una moldura decorativa específica en cromo brillante para el radiador de lamas verticales, entradas de aire rediseñadas, taloneras o unas llantas AMG de aleación ligera "optimizadas aerodinámicamente" que están disponibles en dos diseños diferentes, ambos en color gris: de 18 pulgadas y 10 radios (de serie), o bien de 19 pulgadas y en diseño de cinco radios dobles.

En la zaga se han rediseñado también algunos elementos, como el más agresivo difusor o el contorno de las salidas de escape dobles, ahora también en acabado cromo brillante. En las versiones S todo el difusor es una moldura única e integra las propias colas de escape. Opcionalmente el paquete aerodinámico AMG aporta un toque aún más deportivo (splitter, deflectores, taloneras más anchas y faldón trasero en negro brillante, por ejemplo).

En lo que respecta al interior, una de las novedades más interesantes es el cuadro de instrumentos digital (en opción) formado por una pantalla de 12,3 pulgadas y disponible en tres diseños o aspectos: Classic, Sporty y Supersport. La pantalla multimedia central de serie es de 7 pulgadas y opcionalmente de 10,25 pulgadas con Comand Online.

Mercedes-AMG C 63 2018
Mercedes-AMG C 63 2018

Los renovacos C 63 incorporan la nueva generación de volantes. De serie está achatado y forrado en cuero nappa, combinado en la variante S con microfibra Dinamica, y opcionalmente puede contar con molduras de carbono o estar forrado completamente por la microfibra de tacto estilo ante. Por supuesto, también cuenta con el touchpad central, controles táctiles en el volante y reconocimiento de voz para el control de las diversas funciones.

Entre la información disponible específica de AMG destacan las temperaturas de aceite del motor y la transmisión, la presión del turbo, medidor de fuerzas G, estado de la configuración del vehículo (suspensión motor/cambio, escape, ESP, etc...), Race Timer con cronómetro y velocidad media, y ya de manera opcional (de serie en el S) el AMG Track Pace añade visualizaciones de los circuitos y tiempos de vuelta y por sectores, con información incluso en el Head-Up Display.

De serie los asientos están tapizados en cuero sintético Artico con microfibra Dinamica y se asocian a molduras en negro piano y de aluminio. Ya en opción hay tapicerías de cuero nappa negro, negro con detalles en gris, negro y rojo, blanco y negro o, como novedad, negro y gris magma con costuras de color gris. También hay opciones en marrón para familiar y cabrio.

Mercedes-AMG C 63 2018
Mercedes-AMG C 63 2018

Entre las nuevas opciones para toda la gama destacan las maderas de poro abierto (nogal, roble y fresno), molduras AMG en fibra de carbono y aluminio, o los asientos opcionales AMG Performance de corte más deportivo, que pueden estar calefactados y también ventilados. En el caso del cabrio la opción del Airscarf (difusores de aire en reposacabezas) también está disponible.

Más deportividad, a igualdad de potencia

Como ya hemos comentado, el motor 4.0 litros V8 biturbo mantiene sus dos niveles de potencia en función de la versión, con 476 CV y 650 Nm, o bien 510 CV y 700 Nm en las variantes S. Aunque varía según la carrocería elegida, el C 63 S puede despachar el 0 a 100 km/h en 3,9 segundos (4 segundos el normal). La velocidad máxima, limitada a 250 km/h, puede llegar a 290 km/h en el S.

La suspensión ajustable AMG Ride Control con amortiguadores de control electrónico (tres niveles: Comfort, Sport y Sport+) tiene ahora una puesta a punto específica y todos los C 63, independientemente de la carrocería, equipan de serie el diferencial autoblocante trasero de control electrónico. Los soportes dinámicos para el propulsor V8 y la transmisión, eso sí, forman parte del equipamiento de fábrica únicamente en las versiones S.

Mercedes-AMG C 63 2018
Mercedes-AMG C 63 2018

Y hablando de transmisión, el cambio AMG Speedshift MCT de 9 velocidades que estrena el C 63 (antes montaba el cambio de 7 velocidades) pero ya montaba el E 63, ofrece unas transiciones entre marchas más rápidas y ofrece una función para reducir múltiples marchas y otra de doble embrague en los modos Sport y Sport+.

El modelo ofrece seis programas de conducción, denominados Slippery, Comfort, Sport, Sport+, Race e Individual. Además, el sistema de escape ajustable con válvula para variar el sonido es de serie en todas las versiones del C 63.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio