Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Qué es el 'monozukuri' y por qué será clave para los próximos coches eléctricos de batería japoneses

Qué es el 'monozukuri' y por qué será clave para los próximos coches eléctricos de batería japoneses
Sin comentarios

Toyota ha anunciado que va a invertir 730.000 millones de yenes (unos 5.200 millones de euros al cambio) en la fabricación de baterías para vehículos eléctricos. ¿Qué significa esto para el coche eléctrico?

La inversión se repartirá entre plantas de Japón y Estados Unidos, con el objetivo de que comiencen a producir entre 2024 y 2026 con una capacidad combinada de hasta 40 GWh. En su nota de prensa, la compañía ha citado las habilidades de Monozukuri como fundamentales para abordar este reto.

¿Qué quiere decir este término y cómo lo va a aplicar Toyota para la fabricación de baterías?

Monozukuri, el arte de hacer las cosas de forma correcta

Toyota Factory 3

Monozukuri es un concepto japonés que se compone de dos términos: mono, que significa “lo que se crea”, y zukuri, que se refiere a “el acto de crear” en sí mismo.

De forma literal podríamos traducirlo como “hacer cosas” o “fabricar”, aunque en un sentido más cercano a la artesanía que a la producción en serie. Tiene, además, un claro componente positivo, referente a la maestría de los artesanos, por lo que podríamos traducir Monozukuri como “el arte de hacer las cosas de forma correcta”.

El Monozukuri centra su atención en el producto con una visión integral

El Monozukuri es considerado toda una filosofía que acompaña a los artesanos japoneses desde hace miles de años. Y como ocurre con muchas tradiciones de ese país, ha llegado a nuestros días y ha permeado en la cultura de las grandes corporaciones niponas.

También ha llegado a las empresas occidentales, siendo base para lo que luego se ha conocido como el Lean Management, el Just In Time o las técnicas Agile. Se dice que grandes gurús como Steve Jobs, Jeff Bezos o Bill Gates han aplicado los principios del Monozukuri en sus equipos con su propio estilo.

La clave para entender el Monozukuri es que pone el foco de atención en el producto final, que además entiende como un todo y no como una serie de partes independientes (algo que, como veremos más adelante, será fundamental para Toyota).

Para ello plantea eliminar las barreras entre los distintos equipos o departamentos, para que todos sean conscientes del proceso de producción completo y se sientan una parte imprescindible del mismo.

Existe mucha literatura en torno al Monozukuri, pero la mayoría de los autores coinciden en un sistema de niveles a la hora de implantar esta filosofía.

  • Nivel 1: Estandarización. Se definen las posiciones necesarias en la empresa y se busca a los empleados más capaces para cada una de ellas.
  • Nivel 2: Capacitación. Se le proporciona a los empleados una serie de metodologías para analizar los flujos de trabajo, detectar problemas y encontrar soluciones de forma rápida. El QC Story, los 5 Porqués o el QRQC son algunas de estas metodologías.
  • Nivel 3: Kaizen. La mejora continua a través de los Círculos de Calidad que ya conocimos en este artículo. A cada grupo se le añade un asesor y un líder de equipo.
  • Nivel 4: Benchmarking. Analizar nuestra situación en el mercado en comparación con la competencia. Sirve para evaluar si las mejoras que hemos introducido han sido óptimas.

Los empleados de Toyota, fundamentales para aplicar el Monozukuri

Toyota Factory Usa

Si eres lector habitual de Espacio Toyota, a estas alturas del artículo ya te sonará mucho de lo que estamos contando. El Monozukuri es la filosofía de cabecera de los takumi, los maestros artesanos de Toyota que trabajan en los modelos más emblemáticos del fabricante para garantizar su calidad. Su objetivo es claro: evitar la aparición de desperfectos y derroches en cualquier punto del proceso de producción.

El Hitozukuri es "el arte de hacer buenas personas"

Los takumi además tienen la responsabilidad de adiestrar a los líderes y formadores de Toyota en sus distintas áreas, para que luego acudan a las plantas de todo el mundo a inculcar el Sistema de Producción Toyota.

Para el fabricante nipón, la capacitación de sus empleados es fundamental para el Kaizen (“Mejora continua”) y el Jidoka (“Automatización con toque humano”), pilares básicos del Toyota Way. Este compromiso con el desarrollo humano también tiene un nombre, Hitozukuri o “el arte de hacer buenas personas”.

Taiichi Ohno, nombre histórico de Toyota y padre del Just In Time, desarrolló durante su estancia en la compañía la técnica del Gemba Walk. Gemba significa “el lugar verdadero”, y que en nuestro contexto es la planta, línea productiva o lugar donde se fabrica el producto.

Taiichi Ohno planteaba a los empleados de Toyota un paseo alrededor de este lugar, con el objetivo de observar los procesos desde fuera, preguntar sus dudas a los compañeros e identificar posibles errores o propuestas de mejora.

Diagrama Monozukuri
Los 7 pasos del Genba Walk

Aunque el respeto por el compañero es una de las premisas del Gemba Walk, no es fácil evitar el conflicto. En Toyota, los responsables de las diferentes áreas ofrecen su punto de vista y discuten sobre los muchos aspectos en torno a la fabricación de un automóvil: calidad óptima, eficiencia en el rendimiento, reducción de costes, diseño atractivo…

Este debate constante supone en sí mismo un proceso de mejora continua, y constituye según Toyota el secreto para lograr un gran automóvil.

El Monozukuri, clave para el futuro del coche eléctrico de Toyota

Cargador batería Toyota

No es casual que Toyota haga hincapié en el concepto del Monozukuri en su nota de prensa sobre la nueva producción de baterías. Una buena parte de la inversión va a ir destinada a la capacitación del personal que estará encargado de la fabricación y ensamblaje de las celdas.

Las técnicas del Monozukuri serán fundamentales para transmitir los conocimientos y habilidades desde el centro de Prime Planet Energy & Solutions, los responsables de diseñar el plan de producción. Hay que tener también en cuenta que, si bien la fábrica de Estados Unidos será de nueva construcción, en Japón se adaptarán las plantas de Shimoyama y Myochi (Tokio) a las nuevas necesidades de producción.

Toyota busca su independencia del flujo global de sumunistro de baterías

Si nos preguntamos por qué Toyota no ha preferido delegar esta producción en un fabricante externo (como han hecho otros automakers), la respuesta la encontramos también en el Monozukuri.

Como decíamos más arriba, esta filosofía concibe el producto como un todo, con un enfoque integral del proceso de fabricación. Esto se traduce en que la producción de baterías estará integrada en el proceso de fabricación global de sus vehículos eléctricos, para lo cual era importante que Toyota se encargase de ello personalmente.

No es nada nuevo, en realidad, pues ya lo lleva haciendo desde la salida del Prius en 1997 (también con alianzas como la joint-venture con Panasonic).

El Monozukuri va a permitir a Toyota ser independiente del flujo de suministro global de baterías, algo importante teniendo en cuenta que tiene una visión muy diferente al resto de automakers.

También podrá tener el control total sobre la producción, sobre todo a la hora de reducir los costes, fundamental para la difusión del coche eléctrico teniendo en cuenta que la batería es el componente más caro.

Y va a permitir a Toyota poder supervisar y monitorizar la adquisición de materias primas, la producción de agentes químicos y la gestión de residuos. Todos estos son factores cruciales para implementar los procesos de producción de baterías.

No en vano, en los últimos tiempos estamos comprobando cómo los fabricantes que más éxito tienen con los eléctricos, son los más involucrados en el proceso de producción, como ya ocurrió con los híbridos eléctricos de Toyota. Es decir, el Monozukuri es la llave para el coche eléctrico japonés y, de paso, para garantizar una fabricación responsable, sostenible y coherente de sus vehículos eléctricos.

También te puede gustar