Compartir
Publicidad

El futuro de los eléctricos se llama Quant 48VOLT, y sus baterías de flujo prometen 1.000 kilómetros de autonomía

El futuro de los eléctricos se llama Quant 48VOLT, y sus baterías de flujo prometen 1.000 kilómetros de autonomía
Guardar
35 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay una compañía suiza llamada NanoFlowcell que lleva años hablando de una revolución en la conducción de vehículos eléctricos. La empresa ha confirmado la presentación durante el Salón del Automóvil de Ginebra 2017 de su último prototipo, el Quant 48Volt, que eleva el concepto de eléctrico a un nivel superior.

Hablamos de una batería de flujo que permite 1.000 kilómetros de autonomía y un motor de 770 CV que alcanza los 300km/h con una distribución inteligente de la potencia. Lo que le hace especial es que su batería dista de ser convencional, ya que este modelo cuenta con una tecnología de pila de combustible electrolítico.

El concepto fue patentado por la NASA en 1976: la idea era encontrar una forma más eficiente de almacenar energía para los viajes espaciales. De esta forma, se llegó a la utilización de las baterías de flujo. ¿Cómo funcionan? En las baterías de flujo, la energía es almacenada a través de electrolitos líquidos, que son básicamente agua con sales metálicas.

NanoFlowcell afirma que un kilogramo de este líquido es capaz de almacenar 20 veces más energía que un kilogramo de las baterías convencionales y cinco veces más que las de ion-litio.

Los líquidos nunca reaccionan entre ellos, ya que se almacenan en dos tanques separados: uno positivo y otro negativo que se llenan en cinco minutos, y al descargarse ocurre la magia. La tecnología de NanoFlowcell hace que los líquidos interactúen a través de una membrana, y del proceso se produce la energía eléctrica. En este punto se distribuye a los cuatro motores eléctricos localizados en cada una de las ruedas, pero montados en el centro del vehículo.

Quantino 25 1 2017 4

Cuenta con unas prestaciones muy a tener en cuenta: cada una de las baterías tienen 140 kW que permiten 1.000 kilómetros de autonomía con cada depósito y pasar de 0 a 100 en 2,4 segundos. El líquido con el que se llenan los tanques es inocuo: no es ni inflamable ni tóxico ni se precisan de grandes presiones durante el proceso y el posterior almacenamiento, y además el procedimiento de llenado es similar al de un coche convencional.

Quant E Sportlimousine

¿Otro Tesla-Killer?

La empresa planea la aplicación de esta tecnología no solo en vehículos, también en casas, aviones, camiones, trenes, barcos y en el sistema de transporte en general. En 2014 presentaron en Ginebra el el Quant e-Sportlimousine, un superdeportivo eléctrico de 5,25 metros de largo que alberga cuatro plazas y se desplaza gracias a la pila de combustible electrolítico cuya autonomía alcanza los 600 kilómetros.

Quant E Sportlimousine 1

En el Salón de Ginebra de 2016, el fabricante con sede en Vaduz, capital de la diminuta nación de Liechtenstein, presentaba también un prototipo eléctrico de bajo voltaje denominado QUANTiNO, con un sistema de tracción total y cuatro motores eléctricos que entre todos suman 80 kW (unos 109 CV). Alcanza una velocidad de 200 km/h y consigue una aceleración de 0 a 100 en 5 segundos.

Quantino 2016 Galerie 10 QUANTiNO

Aunque por el momento se trate de prototipos, esta tecnología de pila de combustible electrolítico puede suponer un revulsivo en la movilidad eléctrica, e incluso competir con el gigante Tesla, al menos en cuanto a autonomía.

Fuente | NanoFlowcell
En Motorpasión | nanoFlowcell QUANTiNO: un eléctrico para Ginebra, más cercano a producción

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos