Mitsubishi Outlander

Publicidad
Publicidad

Noticias de Mitsubishi Outlander en Motorpasión

El mes pasado Citroën anunció cambios para su todocamino C-Crosser y es ahora Mitsubishi quien anuncia los cambios en su equivalente, el Mitsubishi Outlander. Recordad que es el mismo SUV que el C-Crosser y el Peugeot 4007, con mínimos cambios entre las mencionadas marcas.

Destaca especialmente el aspecto del nuevo modelo, que adopta la parrilla frontal tipo “caza” que utilizan otros modelos de la gama actual. Es una especie de interpretación del cazabombardero F2 fabricado por Mitsubishi, una variante del Lockheed Martin F16 Falcon norteamericano.

Por lo visto este rasgo ya fue estrenado en el Mitsubishi GTO Coupé de los años 60 y continuado hasta el Galant de los 90. Hubo que esperar hasta 2005 para verlo de nuevo, cuando se vio en el 2005 Mitsubishi Eclipse lanzado para el mercado norteamericano. Además de lo puramente estético, hay más.

En cuanto a motores de gasóleo los conserva todos: 2.0 DI-D 140 CV y 2.2 DI-D 156 CV (*). En el caso del motor más potente, puede ahora tener una caja de cambios automática de doble embrague, denominado TC-SST. Sus primos “franceses” de PSA lo denominan DCS (Dual Clutch System).

Podéis conocer más detalles sobre esta caja automática en este artículo. No es más eficiente que el modelo de cambio manual, pero como el motor 2.2 DI-D ha sido ligeramente modificado el consumo es casi el mismo que con el 2.2 DI-D de cambio manual que va a dejar de comercializarse y que probamos en verano.

Con el cambio TC-SST el Outlander se beneficia de la función de asistencia al arranque en pendiente y recibe levas para cambiar tras el volante, como el Lancer Evolution. El comunicado también hace referencia a un motor 2.0 MIVEC gasolina de 147 CV y no dice nada del vigente 2.4 MIVEC de 170 CV.

En cuanto a equipamientos, mejoran un poco. Las versiones más equipadas pueden tener faros bixenón adaptativas, sistema de sonido RockFord Fosgate de 710 W (antes 650 W) con subwoofer y DSP, asientos de tercera fila mejorados, sensores de lluvia y luz, etc.

Asímismo mejora la presentación del interior, que adopta materiales de más calidad, un tablero de instrumentos diferente, etc. Los cambios en detalle os los contamos cuando hablamos del C-Crosser 2010. La mayoría de las impresiones de la prueba que hicimos seguirán siendo válidas en lo fundamental.

NOTA: Las potencias de los motores corresponden a la normativa SAE.

En Motorpasión | Citroën C-Crosser: nueva caja automática y rediseño, Prueba del Mitsubishi Outlander 2.2 DI-D

Publicidad
Inicio