Publicidad

Honda Civic Hybrid

Publicidad
Publicidad

Noticias de Honda Civic Hybrid en Motorpasión

Según el Consejo Americano de Energía Eficiente-Económica (ACEEE), este coche es uno de los más ecológicos que han existido en Estados Unidos. En su ranking no aparecen coches diesel, ni uno. El 2010 Honda Civic GX americano es calcadito al Honda Civic Sedan europeo, de hecho el híbrido usa la misma carrocería.

La versión de la que hablamos ahora utiliza gas natural comprimido (GNC, CNG en inglés) en vez de gasolina, no es un coche bifuel con todo lo que eso implica. Sus emisiones son más inocuas que las de un híbrido que funciona con gasolina, de hecho, hasta compite con el mítico General Motors EV-1, un modelo eléctrico.

Para haceros una idea, tiene la misma puntuación dentro del ranking que el 1999 Honda Insight, el primer híbrido moderno que se ha vendido en Estados Unidos, antes del Prius, que por entonces no había salido de Japón. Ese Insight es mucho más pequeño del actual, usaba un motor 1.0, cambio CVT y un motor eléctrico.

Honda tiene un dominio insultante en este ranking, en los últimos diez años siempre ha ganado, y en los últimos nueve ha tenido tres coches entre los doce primeros. En la imagen vemos el primer Insight, que ganó desde el primer año que se vendió. En 2010 han estado muy cerca los Civic Hybrid, Insight y Fit (Jazz en Europa).

El gas natural es un combustible limpísimo. El Civic GX CNG tiene un motor 1.8 de 113 CV que funciona sólo con gas natural. Su rendimiento no es mejor que el del Civic Hybrid, pero tiene un combustible muy barato, de ahí que se le saque ventaja. No obstante tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

Se beneficia de la mayor subvención pública del Gobierno, 4.000 dólares, que amortizan parte de su sobreprecio sobre el Civic LX igualmente equipado. Es posible repostarlo en casa (algo prohibido en España) tomando el gas de la instalación casera, y llenar el depósito es muy económico.

El problema es repostarlo fuera, no hay tantas gasolineras con GNC en Estados Unidos, y hay que tener perfectamente planificado dónde repostar si se sale de la zona de desplazamientos habitual. La instalación de repostaje casera no se amortiza inmediatamente, necesita un tiempo, pero acaba compensando a sus propietarios.

Lo único más ecológico que puede haber en Honda es un Civic Hybrid que funcione con GNC, ya que se considera al Civic GX CNG como el coche con motor de combustión interna más limpio del país. De hecho, es más respetuoso con el medio que cualquier diesel europeo de bajo consumo, no todo es bajo CO₂.

Otra pega a considerar es que tiene menos maletero que un Civic Sedan, ya que el depósito de gas es más voluminoso y ofrece menos autonomía. La ventaja es que se pueden hacer casi 500 km con un coste de 4 dólares/100 km en una zona muy cara como Los Ángeles. El rendimiento del Civic Sedan normal con gasolina es similar, y la gasolina es más cara.

Los Toyota Prius están por debajo en ecología respecto a los motores de gas, por eso la combinación híbrido/gas es la mejor que se conoce hoy día por debajo del coche eléctrico. Los coreanos tienen el Kia Forte LPI Hybrid, que combina GLP con hibridación, y su coste de utilización resulta una puñetera guasa.

En cuanto al Civic Hybrid (en imagen)o Insight moderno, consumen menos, pero usan un combustible más contaminante, las prestaciones son similares, aunque mejores en los híbridos. Otro punto flaco del Civic GX es eso, prestaciones, aunque como coche para desplazamientos habituales y áreas urbanas eso es menos relevante.

Hay mucho más gas natural en el Mundo que petróleo, y sus existencias durarán mucho más. Antes de que llegue el hidrógeno en masa y que los eléctricos puedan hacer grandes distancias, el futuro de la automoción pasa por los híbridos a gas. Ecología máxima, economía máxima, es para pensárselo.

NOTA: Todos los modelos híbridos de Honda son semihíbridos, mientras que los Toyota Prius son híbridos puros.

Publicidad
Inicio