Ford Focus RS

Publicidad
Publicidad

Noticias de Ford Focus RS en Motorpasión

Tras la filtración de ayer, Ford se ha apresurado a dar todos los datos oficiales del nuevo Ford Focus RS y publicar la galería de imágenes, que para gusto de muchos, ha cambiado considerablemente la saturación de ese verde tan ácido. Sigue siendo verde, pero menos verde, algo de agradecer, la verdad.

Como sabemos, su presentación será el próximo 22 de julio en el Salón de Londres. Pero ojo, lo que veremos en Londres no será el modelo definitivo, ya que adelantan que posiblemente puedan surgir nuevos cambios en su carrocería. Así que aún queda algo de esperanza para los que no lo ven con buenos ojos.

Saldrá a la venta a principio de 2009, suponemos que en el primer trimeste y aún no se han adelantado precios, así que de momento, lo que quieran ir haciendo cuentas para hacerse con uno, tendrán que esperar algo más.

En el comunicado oficial nos explican de donde viene ese verde, del Ford Escort RS1600, definiéndolo como “una moderna interpretación del verde Le Mans de los años ‘70”. Es más, en palabras de su responsable de desarrollo, Jost Capito, el nuevo Ford Focus RS pretende ser un homenaje a dicho Escort MKI RS1600, el primer Ford que contó con las siglas RS (Rallye Sport) en su nombre.

Esto también podría explicar porque se han decantado por la tracción delantera en lugar de equiparlo con una tracción integral, ya que el deseo de los ingenieros era el de hacer un coche tan serio como lo eran los antiguos RS, manteniendo la filosofía que seguían estos coches en el pasado. ¿Acierto o error? Veremos como se comporta en carretera.

Como todos sabemos, el motor será el mismo Duratec 2.5 Turbo que montan los Focus ST, pero las mejoras incluidas en él lo llevan hasta los 300 CV y más de 410 Nm de par máximo. Estos cambios no sólo se centran en la gestión electrónica, sino que se ha diseñado un árbol de levas específico, se ha rediseñado la línea de escape y el sistema de alimentación, así como una revisión de la culata. Por supuesto, también se ha variado la presión del turbo.

Al estar todavía en proceso de desarrollo, no hay datos oficiales respecto a sus prestaciones, pero durante las pruebas realizadas en las instalaciones del Centro de Investigación Avanzada de Ford en Aachen, los datos arrojan unos esperanzadores datos, menos de 6 segundos en el 0-100 km/h.

También nos explican por que se han decantado por montar una tracción delantera. La reducción de peso. Y el nuevo sistemas de suspensiones RevoKnuckle. Desarrollado conjuntamente con el diferencial autoblocante Quaife, los ingenieros de Ford han conseguido garantizar una agarre excelente y evitar el par de giro cuando se le exige demasiado al tren delantero.

Esta nueva suspensión es de tipo McPherson, pero con una geometría adecuada a las prestaciones del coche. Como he dicho, el RevoKnuckle palía los efectos de un par excesivo a las ruedas. Cuando se conduce bajo fuertes aceleraciones, en superficies desiguales o cuando las ruedas motrices superan los niveles de adherencia se genera un par de giro sobre la dirección. Esto se caracteriza por una repentina fuerza de giro en el volante que puede ser exagerada en los vehículos que disponen de ruedas muy anchas y diferenciales autoblocantes.

El chasis también recibe sustanciales cambios. El primero lo encontramos en su ancho de vías, que ahora es 40 mm más ancho que en modelos más bajos. Se han sustituido muelles, amortiguadores y barras estabilizadoras. El sistema de freno también se ha revisado, montando ahora unos discos de 336 mm delante y 300 mm detrás, visibles a través de las llantas de 19 pulgadas montadas con unos neumáticos Continental 235/35 R19.

El ESP también se ha adecuado a su conducción, dando al conductor algo más de libertad antes de entrar en funcionamiento. Y como no podía faltar en un coche de estas características, es totalmente desconectable, para que la diversión en los circuitos sea lo más satisfactoria para el conductor.

El interior irradia la misma deportividad que el exterior, pero de una forma más convencional y más apta para todos los gustos. Los asientos Recaro llevan bordado en el respaldo las siglas RS y están tapizados en dos colores, negro y el elegido en la carrocería. El salpicadero se adorna con símil de fibra de carbono y detalles metálicos en los aireadores y las manillas de las puertas.

Pero hay más detalles, como el volante de tres radios con las siglas RS, que se pueden ver en el pomo del cambio o las placas exclusivas de esta edición, con numeración de cada unidad. Los pedales son de alumunio y en la parte alta de la consola central vemos los tres relojes adicionales que equipa el Focus ST, que miden, entre otros elementos, la presión del turbo.

Todavía no podemos afirmar como será su conducción cuando se le exige lo máximo, pero de lo que sí estamos seguros es que será un coche que no pasará desapercibido. Tendrá sus seguidores y sus detractores, tanto por estética como por estilo de conducción, pero es que con el anterior Ford Focus RS pasaba lo mismo…

Ford Focus RS(Haz click en una imagen para ampliarla)

Fuente | Ford En MotorPasion | Ford Focus RS, filtradas las primeras imágenes oficiales

Publicidad
Inicio