Compartir
Publicidad

Ford reconoce un consumo excesivo de refrigerante en los Focus RS, y ya están ofreciendo soluciones

Ford reconoce un consumo excesivo de refrigerante en los Focus RS, y ya están ofreciendo soluciones
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Agresivo, emocionante, divertido e incluso práctico al mantener su silueta. El Ford Focus RS es uno de los coches más emocionantes y completos deportivamente hablando que podemos sacar del concesionario por un precio relativamente razonable.

Pero ser una bestia de 350 CV extraídos de un propulsor turboalimentado de cuatro cilindros y 2.3 litros tiene sus riesgos. Riesgos que se han convertido en un error de fabricación reconocido por Ford y que atañen a su bloque motor en forma de consumo de líquido refrigerante con el motor bajo de temperatura.

Un error con soluciones que ya están en marcha

Ford Focus RS 2016: toma de contacto

Al arrancar el motor, durante los primeros minutos, ciertas unidades expulsaban humo blanco por el tubo de escape, lo que denota la presencia de refrigerante en la cámara de combustión que se vaporiza al quemar la mezcla de gasolina.

Los problemas parecen localizarse en la parte superior de los cilindros y la culata, concretamente sería la junta de la culata a través de la que se filtraría el líquido, pero en realidad el problema está en el metal empleado para la construcción de las piezas del motor que no se comporta como debería después de un determinado número de ciclos de calentamiento y enfriamiento.

Ford Focus RS 2016: toma de contacto

Ahora bien, la propia marca ha admitido que estos inconvenientes se presentaron en las primeras unidades comercializadas durante 2016 y 2017, pero que en las series más recientes es un problema que ya se ha visto solucionado utilizando materiales que sí cumplen debidamente su función.

Desde Ford nos han confirmado que por el momento el caso está en investigación para determinar excactamente las unidades comprometidas y que en breve procederán a comunicarse con los clientes potencialmente afectados. En cualquier caso se trata según la marca de "un consumo de refrigerante mínimo que se produce durante unos instantes hasta que el motor alcanza la temperatura de funcionamiento", pero para mayor tranquilidad de los usuarios deberán revisar el líquido del refrigerante si creen que su coche puede estar afectado.

Ford Focus RS 2016, prueba

Además, la firma del óvalo ha proclamado su intención de dar soluciones a todos los clientes afectados, por lo que si algún propietario se encuentra ante indicios similares deberá llevarlo al concesionario donde en caso de confirmarse la incidencia procederán a la reparación dentro de la garantía del modelo. Esta reparación ha supuesto la sustitución completa del motor.

Pese a que el Ford Mustang emplea el mismo motor, el pony car no se ha visto afectado por este defecto de fabricación puesto que utiliza una aleación distinta para la construcción del bloque y, además, el Focus RS emplea una culata completamente distinta para conseguir sacar ese extra de potencia que le lleva hasta los 350 CV.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos