Compartir
Publicidad

Un conductor británico pasará ocho meses en la cárcel por usar un inhibidor láser y hacer la peineta a las cámaras de tráfico

Un conductor británico pasará ocho meses en la cárcel por usar un inhibidor láser y hacer la peineta a las cámaras de tráfico
32 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Por fuera de la ventanilla, por dentro, gesticulando... Un sexagenario británico va a pasar ocho meses en una cárcel en Middlesbrough, al noreste de Inglaterra, tras haber sido fotografiado haciendo la peineta a varias cámaras de tráfico en, al menos, tres ocasiones.

Y he aquí lo más grave: el conductor instaló un bloqueador láser en su Range Rover para evitar multas, según ha publicado la policía de North Yorkshire. Y de regalo, se lleva un año sin conducir. Así caro sale 'reírse' de las autoridades en Reino Unido.

Un sentencia que ha de actuar como "disuasión"

"El mejor consejo: si quieres alejarte de los problemas, no hagas lo que hizo este conductor e insultes a nuestras cámaras de seguridad mientras circulas en un coche equipado con un bloqueador láser. Hoy dan comienzo sus ocho meses en prisión por obstruir el curso de la justicia".

Así es como la policía del condado de North Yorkshire ha advertido a sus seguidores en Twitter de lo que les puede pasar si actúan como Timothy Hill, el empresario de 67 años que se acaba de hacer famoso.

Según ha desvelado la policía, tras ser fotografiado 'saludando' a las cámaras y tras haber sido detectado el bloqueador, comenzó una investigación. Inicialmente Hill negó las acusaciones e incluso "arrojó el dispositivo en un río detrás de su casa", pero después de ser interrogado y admitir los hechos, acabó delante del juez "declarándose culpable".

Aunque la policía no pudo determinar la velocidad a la que circulaba, fue declarado culpable y ya ha ingresado en prisión. El juez que encarceló a Hill dijo que tales acciones "golpean el corazón" del sistema judicial y que su sentencia debe actuar como un elemento de disuasión para los demás.

Aquí en España uno de los casos más bizarros con los que nos hemos topado fueron aquellas muñecas disfrazadas que querían hacerse pasar por pasajeros para utilizar el carril VAO.

Solo podemos recordar que, aunque no estemos en el condado de Yorkshire, los nuevos radares de tráfico lo ven todo.

Los usuarios, respondiendo a la policía...

Algunas de las respuestas de los usuarios de Twiiter a esta sentencia ejemplarizante evidencian que no están muy de acuerdo con la moraleja de la historia, y han expresado su descontento con lo que consideran una ausencia de libertad de expresión.

Nosotros queremos creer que el ingreso en prisión se debe a ese dispositivo ilegal que instaló, aunque la policía parece querer equiparar las dos acciones a nivel legal.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio