Compartir
Publicidad
Publicidad
Audi R8 LMX, tras probarlo te damos 7 motivos para considerarlo un punto final perfecto al primer R8
Pruebas de coches

Audi R8 LMX, tras probarlo te damos 7 motivos para considerarlo un punto final perfecto al primer R8

Publicidad
Publicidad

Han pasado ya más de 10 años desde que Audi lanzó al mercado el R8, su primer superdeportivo. Este coche se ha ganado por méritos propios el respeto entre el selecto segmento al que pertenece, gracias a una mecánica y una puesta a punto casi perfecta que se ha ido afinando con el paso de los años, la llegada de las versiones V10 y la caja de cambios S-Tronic.

En el pasado Salón de Ginebra se presentó al segunda generación del Audi R8, un nuevo modelo llamado a sustituir a este icono que pasará a la historia como uno de los mejores Audi que se hayan construido jamás. El punto final al primer R8 lo ha marcado la exclusiva versión LMX, y tras probarla os contamos los siete motivos por los que creemos que supone el punto final perfecto para este modelo.

1. Limitado y numerado

Audi R8 LMX 18

En el mundo de los superdeportivos son habituales las ediciones limitadas, pero no tan limitadas como esta. Con solo 99 unidades fabricadas de este Audi R8 LMX, se convierte en el R8 más exclusivo de todos los que se han fabricado.

Del R8 GT por ejemplo se fabricaron 333 unidades en versión Coupé y otras 333 del Spyder, y aquellas todavía no montaban la caja de cambios S-Tronic, sino la más lenta y poco apropiada R-Tronic.

Por si esto fuese poco, en el LMX las cosas se han hecho como se deben hacer, y cada unidad va numerada con una pieza de fibra de carbono en los umbrales de las puertas que se ilumina por las noches. Así no habrá equivocaciones y sabrás exactamente cuál de las 99 unidades tienes aparcada en tu garaje.

2. Exclusivo por fuera y por dentro

Audi R8 LMX 6

Algunos detalles de este coche son únicos y no podrás verlos en otros Audi R8. Hablo por ejemplo del completo paquete aerodinámico, formado por un alerón posterior de gigantescas dimensiones fabricado en plástico reforzado con fibra de carbono.

En los laterales del faldón delantero encontramos dos diminutos flaps también en fibra de carbono que permiten mantener la parte delantera bien pegada al suelo cuando volamos bajo a 323 km/h, que es la velocidad punta que alcanza este juguete de 570 caballos.

Audi R8 LMX 21

También son específicas de esta versión las preciosas llantas multradio de magnesio de 19 pulgadas, dos obras de arte que dejan entrever el completo equipo de frenos carbonocerámicos. Combinan a la perfección con las tomas de aire delanteras en tono plateado y con el carbono que se dispone por la parte inferior del faldón o en el difusor trasero.

En el interior también encontramos muchos detalles específicos para el LMX. Hablo por ejemplo del techo tapizado en alcántara con las costuras en azul formando un panel de rombos que combina con las mismas formas de la piel de la puerta, donde luce el logotipo de Audi Exclusive que es quien se ha encargado de crear todos estos detalles.

Audi R8 LMX 34

El alcántara y el hilo azul también se utiliza para el resto de bordados del interior hay zonas tapizadas como el panel que separa el habitáculo del motor o el interior del maletero situado en la parte delantera del coche.

La parte trasera de los respaldos están acabadas en Azul Aray y combina a la perfección con la fibra de carbono mate que se sitúa en el arco que rodea el puesto de mando, los paneles de las puertas o la palanca del freno de mano, que todavía no era eléctrico en este "viejo" R8.

3. Láser de serie

Audi R8 LMX 1

La tecnología de faros láser la desarrolló Audi en las 24 Horas de Le Mans, y cuando la iban a sacar al mercado les adelantó BMW por el arcén con esos mismos faros para el i8. Comenzó entonces una apasionante y ridícula guerra entre ambas marcas por sacar uno antes que el otro el primer coche con faros láser, de ahí también que exista esta versión LMX.

Guerras de marketing aparte, éste sigue siendo el primer y por ahora único coche del mercado que lleva faros láser de serie. El R8 de segunda generación los ofrecerá como opción.

4. Revalorización

Audi R8 LMX 5

El mundo de los coches edición limitada puede ser un buen mercado en el que invertir tus ahorros. Especialmente los coches de los que se fabrican tan pocas unidades como este, suelen revalorizarse en muy poco tiempo. Es lógico que haya más de 99 personas en todo el mundo con ganas de comprarse un Audi R8 LMX, y no todos podrán hacerse con uno. Por eso, tal vez en solo uno meses este coche cueste más en el mercado de ocasión que de lo que costaba nuevo.

Con un precio tan alto como 250.000 euros, este es el Audi más caro jamás fabricado. Un Audi R8 V10 S-Tronic de 525 caballos cuesta 180.540 euros y el V10 Plus S-Tronic 201.200 euros. Así pues, hablamos de casi 50.000 euros más por este LMX que por sus homólogos menos exclusivos. Eso ya de por si le sitúa al alcance de un tipo de clientes bastante diferentes que el del resto de R8.

5. Azul Ara o gris Daytona mate

Audi R8 LMX 16

La unidad que hemos conducido, lucía en los umbrales de las puertas el número 42 de las 99 que se fabricarán. Sólo se pueden elegir dos colores de Audi exclusive, el azul Ara efecto cristal que veis en las fotos o el Gris Daytona en mate.

Sin conocer el segundo, os puedo asegurar que el color Azul Ara efecto cristal es único, diferente a todos y tiene un brillo realmente espectacular que le diferencia por completo de los colores que pueden lucir coches de gran serie.

Audi R8 LMX 2

Especialmente cuando la luz del sol incide en la carrocería, se aprecia un brillo más intenso que el de cualquier otro color azul de la gama Audi. Los colores exclusivos son sin duda alguna una de las formas más sencillas de personalizar un coche, y en este caso el contraste entre el azul Ara, los detalles

6. Todo de serie

Audi R8 LMX 17

En un Audi R8 normal, si quieres equiparlo bien tanto a nivel de confort como a nivel dinámico, tendrás que gastarte mucho dinero en extras. En cambio, uno de los puntos a favor del Audi R8 LMX es que en su descomunal precio, se incluyen de fábrica casi todos los elementos que podría llevar como opción.

Así pues, los frenos carbonocerámicos, las luces láser, el sistema de escapes deportivos, los asientos baquet, todas las molduras exteriores e interiores en fibra de carbono o los revestimientos del habitáculo en alcántara son de serie, ya que este coche no da opción a montarle ningún extra. Así pues, si lo comparamos con los más de 201.200 euros que cuesta el Audi R8 V10 Plus con sus 550 caballos de potencia, parece que este con 20 más y todo el equipamiento ya no es tan caro con sus 250.000 euros.

7. El más potente y el más efectivo

Audi R8 LMX 24

El Audi R8 LMX es el más potente y más efectivo de todos los R8 que se han fabricado hasta la fecha. Monta en posición central el maravilloso motor V10 FSI atmosférico, esa joya que sorprendentemente todavía se mantendrá en el nuevo Audi R8.

Con 570 caballos de potencia, el motor del R8 LMX le permite ofrecer unas sensaciones increíbles. Acelera de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos y alcanza 323 km/h de velocidad punta, todo ello combinado con un sonido que debería estudiarse en los mejores conservatorios de música.

Los escapes deportivos de serie, identificables por las salidas de escape posteriores dispuestas una a cada lado en color negro brillante, hacen que la intensidad del sonido alcance niveles de decibelios inolvidables, aunque eso si, solo saldrá a relucir cuando llevas activado el modo Sport.

Audi R8 LMX 33

Es entonces cuando el R8 LMX da lo mejor de si, tanto a nivel dinámico con una respuesta más deportiva, directa e inmediata, como a nivel sonoro, con un aullido del V10 capaz de erizar el vello de tus brazos cada vez que pisas el acelerador.

Duro y seco de suspensiones, sentado en el asiento backet de serie sentirás que estás al volante de todo un coche de carreras homologado para circular por la calle, aunque es cierto que en carretera disimula bastante bien esos tarados tan duros de las suspensiones.

Hemos hablado largo y tendido de las bondades dinámicas del Audi R8 a lo largo de su vida, ya que por las manos del equipo de pruebas de Motorpasión han pasado, por suerte, todas estas unidades: R8 V8 4.2 (parte 1, parte 2, parte 3 y parte 4), R8 V10 R-Tronic (parte 1, parte 2, parte 3 y parte 4), R8 V10 S-Tronic (parte 1, parte 2, parte 3 y parte 4), R8 V10 Plus (comparativa con la Ducati 899 Panigale) y lo que pensábamos que era un adiós el año pasado en la Audi Driving Experience, con vuelta rápida copilotando a Marc Gené incluída.

Audi R8 LMX 14

Así pues, no voy a entrar en detalle para contaros cómo este coche consigue, de forma sensacional, combinar las prestaciones y efectividad que exiges a un superdeportivo de su categoría, con una racionalidad contenida para el uso a diario.

Si bien es cierto que en el interior se nota el paso de los años, ya que carece de sistemas como el freno de mano eléctrico, arranque por botón, un navegador de dimensiones y grafías dignas o unos mandos de los limpiaparabrisas dignos del Audi A3 de hace dos generaciones, a nivel dinámico no hay nada que reprocharle.

Audi R8 LMX 32

Creemos que el Audi R8 LMX es un muy digno punto final para un coche que ha conseguido por méritos propios, convertirse en icono de su segmento. El Audi R8 tiene una larga vida por delante, y prometemos que esta sí es la despedida de Motorpasión de la primera generación de este modelo.

Mientras esperamos que nos llamen para probar la segunda generación del Audi R8, cuya puesta de largo tendrá lugar en el impresionante Autódromo do Algarve, solo puedo decir un "hasta luego amigo, ha sido un placer conducirte".

Vídeo del Audi R8 LMX con demostración de las luces láser

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos