Publicidad

Range Rover

Publicidad
Publicidad

Noticias de Range Rover en Motorpasión

Aquí, un Tata Grand Safari; y aquí, un Range Rover Evoque. Como un huevo a una castaña, ¿verdad? Pues en algún lugar de la imaginación del preparador indio Big Daddy Customs, el acercamiento entre ambos ha sido posible. Moon Rover, se llama la criatura, y su nombre evoca la canción principal de la película ‘Desayuno con diamantes’, aquella que decía:

Moon River, de más de una milla de caudal, algún día te cruzaré con estilo, fábrica de sueños, rompecorazones, dondequiera que vayas te acompañaré.

Traducción libérrima en plan poético, no me peguéis ahora por lo de la “milla de caudal”. El caso es que el Moon Rover, con o, incorpora una réplica del paragolpes del Range Rover Evoque, ópticas con ojos de ángel en las luces de cruce, ledes para las luces diurnas, llantas de aleación, neumáticos para off-road, réplica de los faros traseros del original y terminales de escape cromados.

Y según la foto que se observe, la copia da el pego en mayor o menor medida. Ya en el interior, los tonos rojizos invaden el ambiente a la vez que los acabados nos recuerdan que estamos en un Tata y no en un Range Rover, pero al fin y al cabo se trata eso: es una fábrica de sueños, y los sueños sueños son.

¿Se os ocurre una mejor forma de combinar la experiencia de Tata Motors con la de su filial británica? No, es una pregunta retórica.

Vía | Indian Autos Blog Enlace | Moon Rover (Facebook) En Motorpasión | Hamann Motorsport mete mano al Range Rover Evoque

Publicidad
Inicio