Publicidad

Jaguar Land Rover quiere tener su primer coche de hidrógeno en 2025, un SUV similar al Evoque

Jaguar Land Rover quiere tener su primer coche de hidrógeno en 2025, un SUV similar al Evoque
19 comentarios

Jaguar Land Rover (JLR) sigue a vueltas con el coche de hidrógeno. Tras mostrarse partidario por verlo como una opción para aligerar el peso respecto a los eléctricos de batería, ahora la firma estaría trabajando en un proyecto para impulsar esta tecnología y el primer fruto en formato concept podría ser un SUV de tamaño similar al Range Rover Evoque.

Según informa Autocar, el fabricante británico se ha embarcado en un proyecto de investigación, bautizado como 'Proyecto Zeus', cuyo objetivo es tener lista una tecnología de pila de combustible que llegaría para mediados de esta década, coincidiendo con el lanzamiento de la próxima generación del Range Rover Evoque.

En cualquier caso, la firma planea poner la miel en los labios mucho antes. Según afirmó a la mencionada revista británica Nick Rogers, ingeniero jefe del fabricante, el 'Proyecto Zeus' es "realmente importante" dentro de la hoja de ruta establecida por la marca, que además planea presentar un prototipo de hidrógeno conducible pronto, sin especificar fechas.

Posteriormente, la idea es llevar esta tecnología a modelos más grandes, tales como podrían ser el Range Rover Sport o el Range Rover Velar, lo que comulgaría con la idea del fabricante de electrificar su gama tratando de contener el peso de los vehículos prescindiendo de pesadas baterías y, al mismo tiempo, dotarles de mayor autonomía y reducir los tiempos de recarga.

JLR trabajará con Delta Motorsport, Marelli Automotive Systems y el Centro de industrialización de baterías del Reino Unido para llevar a cabo su proyecto de hidrógeno.

JLR busca escapar de una soga que cada vez aprieta más a los coches tradicionales

Range Rover Evoque 3

Un desarrollo que cobró relevancia real en los planes de la firma el pasado mes de junio después de que el Gobierno británico anunciase una inversión de 73,5 millones de libras para fomentar las tecnologías cero emisiones..

Hasta el momento, JLR se ha centrado en la electrificación a partir de modelos eléctricos con batería como el Jaguar I-Pace, que llegó en 2018, o versiones híbridas enchufables como el Range Rover Evoque PHEV, el Range Rover Sport P400e o el Land Rover Discovery Sport P300e PHEV.

Una opción que se baraja es que, de cara al futuro, Land Rover se centre en la investigación y desarrollo de modelos con pila de combustible, mientras que Jaguar seguiría destinando más esfuerzos a los coches eléctricos de batería.

No obstante, Land Rover abrazará también los coches eléctricos de batería y, de hecho, se espera que el primer SUV con esta tecnología aterrice el próximo año, al igual que el Jaguar XJ eléctrico. El sedán con el logo del felino estaba previsto inicialmente para este 2020, pero la pandemia ha trastocado los planes de la marca.

El fabricante británico al amparo de Tata Motors pretende así abrir su abanico de electrificación y favorecer la transición hacia los modelos cero emisiones a tenor de las cada vez más exigentes normativas europeas y de los planes de Reino Unido, que pretende adelantar a 2035 el veto a todos los coches nuevos de combustión, incluyendo híbridos.

En Motorpasion | El coche de hidrógeno es el futuro en Japón, pero en Europa no lo tendrá tan fácil | La moto de hidrógeno está aún más cerca de ser real: se ha filtrado una segunda patente de Honda

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios