Publicidad

Probamos el SEAT Mii electric: por fin un coche eléctrico a precio de gasolina con 260 km de autonomía
Pruebas de coches

Probamos el SEAT Mii electric: por fin un coche eléctrico a precio de gasolina con 260 km de autonomía

Publicidad

Publicidad

El primer coche eléctrico a 100% de SEAT será un modelo ya conocido, el SEAT Mii que se ha reinventado para convertirse en coche eléctrico. Bajo el nombre SEAT Mii electric no pretende ser uno más, quiere convertirse en el coche eléctrico de cuatro plazas más barato del mercado, y no por ello renunciar a una alta autonomía y a una calidad de rodadura sorprendente. Lo hemos probado y estas han sido nuestras primeras impresiones.

La llegada del nuevo SEAT Mii electric supondrá el comienzo de la ofensiva eléctrica de la marca española, que de aquí al 2021 pondrá en el mercado hasta seis modelos eléctricos y electrificados: Mii electric, SEAT Tarraco PHEV, SEAT el-Born, el nuevo SEAT León y los Cupra León y Cupra Formentor.

Todo ello para poder cumplir con las exigentes normativas que empezarán a aplicar desde el año 2020 que obligará a las marcas a reducir sus emisiones medias por modelo a 95 gramos de CO2 por kilómetro de media si no quieren enfrentarse a multas multimillonarias por parte de la Comisión Europea.

El SEAT Mii adaptado a la era eléctrica

Seat Mii Electric

El SEAT Mii dejó de producirse en julio de este año en la fábrica de Bratislava, en Eslovenia, donde compartía línea con los Volkswagen e-Up y con el Škoda CityGO. El motivo de esa discontinuación en su fabricación era adaptar la factoría a su nuevo cometido, producir coches eléctricos.

El SEAT Mii desde ahora sólo se podrá adquirir en versión eléctrica. A simple vista son pequeños detalles los que permiten diferenciarlo de un Mii de combustión, ya que sigue contando con las mismas cotas: de 3,56 metros de largo, 1,65 metros de ancho y 1,48 metros de alto, así como una distancia entre ejes de 2,42 metros.

SEAT Mii Electric lateral El Mii electric es un urbano por su tamaño de 3,5 metros, pero permite ir más allá de uso en ciudad

Las llantas tienen un diseño específico de 16 pulgadas y la carrocería luce la palabra "electric" con letras caligráficas en la parte trasera, así como adhesivos específicos en el lateral. Cuenta con cinco colores de carrocería: Negro Deep, Blanco Candy, Rojo Tornado, Azul Costa y Plata Tungsten y salvo en el primero, pueden llevar detalles en negro como el techo o las carcasas de los espejos retrovisores.

En el interior el cambio más destacado lo encontramos en la moldura que preside el salpicadero, con un diseño específico y la inscripción "Mii electric" nuevamente presente.

Nacido para ser eléctrico

Seat Mii Electric moldura lateral

Según SEAT, cuando este modelo fue concebido en origen, ya se hizo pensando en que tuviese versiones eléctricas. De hecho, existió un Volkswagen e-UP, aunque hay que aclarar que las especificaciones de este no son las mismas que tenía aquel. El nuevo SEAT Mii electric cuenta con una batería de iones de litio de 32,3 kWh de capacidad, situada en la misma posición donde los Mii de combustión llevaban el depósito de combustible.

En la parte delantera se ha eliminado el motor de combustión y en su lugar se ha montado un motor eléctrico de 61 kW ó 83 CV con una transmisión de una sola velocidad. Puede no parecer mucha potencia, pero el dato interesante en este sentido lo encontramos en el par motor de 212 Nm, que le permite acelerar de 0 a 50 km/h en solo 3,9 segundos, aunque hasta alcanzar los 100 km/h tienen que pasar 12,3 segundos. La velocidad máxima por su parte está limitada a 130 km/h.

SEAT Mii Electric delantera lateral

Así, en conjunto el Mii electric es capaz de homologar una autonomía de hasta 259 km con una sola carga o llegar hasta los 358 km en el uso urbano, en ambos casos bajo el ciclo WLTP. Para cargar sus baterías, que cuentan con una garantía de 8 años ó 160.000 kilómetros asegurando un 70% de la capacidad de carga, permite el uso de un enchufe de CA tradicional de cualquier domicilio, utilizar un punto de carga Wallbox® de CA en el domicilio, un punto de recarga pública, o bien conectarlo a un punto CCS de recarga rápida de CC durante el trayecto.

En el mejor de los casos, el tiempo para que la batería pase de un 0 a un 80% de batería en un punto de carga rápida CC es de una hora, mientras que si usamos un sistema CA de 7,2 kW de un punto de carga privada o pública, necesita cuatro horas. La toma de carga se encuentra en la parte lateral posterior derecha, donde estaba la boca de llenado del depósito de combustible en el Mii antiguo.

Al volante del SEAT Mii electric

SEAT Mii Electric interior El interior es sencillo pero está bien resuelto y cuenta con un maletero de 251 litros.

La marca española nos citó para la presentación del SEAT Mii electric en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas. Desde allí comenzaría una ruta al volante del nuevo modelo, en la cual no solo lo íbamos a poder conducir en ámbitos puramente urbanos, que es donde por tamaño y concepto cabría esperar que este coche se sintiese más cómodo, sino que íbamos a poder hacer una ruta de unos 120 kilómetros pasando por diferentes puntos de la Sierra de Madrid, circulando por carreteras nacionales e incluso, hacer algo de tráfico urbano.

Salimos hacia la ruta y lo primero que llama la atención de la conducción del SEAT Mii electric es, lógicamente, la ausencia de ruidos. Esto es normal en un coche eléctrico en el que no hay sonido mecánico más allá del de rodadura que genera el contacto de los neumáticos con el asfalto, pero por encima de eso, también destaca lo bien insonorizado que está el habitáculo.

SEAT Mii Electric trasera

A velocidades que rondaban los 100 km/h en carreteras nacionales, apenas hay ruido aerodinámico y el silencio impera, haciendo que la conducción en este sentido sea muy placentera. También hay que destacar la calidad de rodadura en un conjunto que para contar con un largo total y una distancia entre ejes tan reducida, pisa muy bien.

Se percibe estable tanto en vías principales como cuando la carretera se estrecha y empiezan las curvas. Tal vez ayuden en este sentido los 300 kilos de diferencia respecto a un Mii de combustión, que hacen que el pequeño de SEAT ya no baje de la tonelada de peso, sino que pase de los 1.200 kilos de peso.

SEAT Mii Electric delantera lateral

A pesar de ello, sigue siendo un coche ágil y dinámico, con una dirección muy directa que responde con inmediatez a los movimientos de volante. No hay tendencia al subviraje ni aunque seamos muy impetuosos con el acelerador.

Más allá, también destaca la respuesta del conjunto a los movimientos de acelerador. El par disponible de forma instantánea es lo que mejor le sienta a este coche que no tiene ningún tipo de problema para alcanzar velocidades que perfectamente lo habilitan para circular más allá de los centros urbanos de las grandes ciudades.

SEAT Mii Electric

Fuimos hasta Collado Villalba y volvimos y no creemos que sea un trayecto excesivo, ni por autonomía ni por el comportamiento del vehículo que demostró una soltura realmente sorprendente.

Hasta cuatro niveles de regeneración

Como suele ocurrir en los eléctricos, la regeneración de energía juega un papel fundamental para conseguir cifras tan buenas como las que homologa este SEAT Mii electric. Así, este cuenta demás de con dos modos de conducción ECO y ECO+, con cuatro niveles de regeneración cuando soltamos el acelerador.

SEAT Mii Electric palanca selectora cambio Moviendo la palanca a izquierda o derecha se selecciona más o menos retención y por tanto más o menos regeneración de energía

Se pueden seleccionar los diferentes niveles con la palanca selectora del cambio automático, moviéndola hacia la izquierda o derecha cuando estás en marcha. En el Nivel 0 el coche apenas retiene, circula libre cuando levantas el pie derecho del acelerador y por tanto regenera muy poco.

A medida que vas subiendo a Nivel 1, Nivel 2, Nivel 3 y llegas al Nivel 4, sí que notas un salto considerable en la resistencia al avance del coche. No puedes llegar a circular usando un único pedal como ocurre en el Nissan Leaf o en el BMW i3, pero estás cerca.

SEAT Mii Electric trasera lateral En ciudad puede hacer hasta 350 kilómetros según ciclo WLTP

Usar este sistema permite optimizar el rango de alcance del coche, tal y como pudimos comprobar nosotros mismos. Nos incorporamos a la autovía A6 de regreso a Madrid a la altura de Collado Villalba y el ordenador de abordo marcaba 120 kilómetros. Llegamos a la Gran Vía de Madrid con 117 kilómetros. Para el que no lo conozca, es un tramo con pendiente descendente pero al mismo tiempo es autovía rápida donde nunca bajamos de 100 km/h hasta llegar al tramo urbano.

La pena es que estos niveles de regeneración no se puedan ir modificando desde el volante. Echamos en falta unas levas situadas en la parte posterior como sí tienen el Mitsubishi Outlander PHEV o los Hyundai Kona EV y KIA e-Niro, por citar algunos.

SEAT Mii Electric El SEAT Mii se ha reencarnado en un modelo que se comporta en general mejor que los de combustión

En definitiva, me atrevo a decir que la mutación de coche de combustión a coche eléctrico le ha sentado de maravilla el pequeño SEAT Mii electric, que se mueve con una calidad general en todos los aspectos muy superior a la que demostraban las versiones de combustión con sus motores tricilindricos. No los echarás en falta para nada.

El coche eléctrico de cuatro plazas más barato del mercado

Lo mejor de todo viene ahora que toca hablar de precios, un tema todavía delicado en el caso de coches eléctricos que por lo general son mucho más caros que sus equivalentes de gasolina o diésel. Este SEAT Mii electric llega con la intención de democratizar el eléctrico, y por eso cuenta con unos precios muy interesantes.

SEAT Mii Electric frontal

El precio de tarifa del SEAT Mii electric es de 21.230 euros sin ningún tipo de descuento aplicado, pero desde el lanzamiento previsto para el 1 de febrero de 2020, habrá una campaña especial que permitirá comprar un SEAT Mii electic con el acabado más alto Plus (supone normalmente un sobrecoste de 1.150 euros) por 17.900 euros, acogiéndose a la financiación a cuatro años. Este precio incluirá además la instalación de un Wallbox en casa del cliente, que deberá gestionar el plan de suministro con su empresa eléctrica habitual.

Así pues, si se pusiese en marcha un nuevo Plan Moves en 2020, podría llegar a darse el caso de que pudieses comparte un SEAT Mii electric por precios que apenas alcanzarían los 13.000 euros dependiendo de la cuantía de las ayudas aplicadas.

SEAT Mii Electric

Estamos por tanto ante el primer coche eléctrico de SEAT y el primer coche eléctrico capaz de equipararse en precio a sus homólogos de combustión. Este sí puede ser el coche eléctrico del pueblo, o al menos el primero que se atreve a entrar en esos territorios de precio.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir