Publicidad

Es oficial: Reino Unido prohibirá vender coches gasolina, diésel e híbridos convencionales a partir de 2030

Es oficial: Reino Unido prohibirá vender coches gasolina, diésel e híbridos convencionales a partir de 2030
23 comentarios

Reino Unido ha anunciado la prohibición de la venta de coches y furgonetas nuevos con motores diésel y gasolina desde el año 2030, permitiendo la comercialización de los híbridos "que puedan recorrer una distancia significativa sin que salga carbono del tubo de escape" hasta 2035.

De esta forma tan ambigua, el Ejecutivo engloba por tanto a los híbridos convencionales entre las motorizaciones vetadas y deja entrever que solo los híbridos enchufables con un mínimo de autonomía eléctrica, aún sin cifrar, se podrán vender durante un lustro más.

El veto a los motores de combustión tradicionales se incluye dentro de un amplio plan que el Ejecutivo liderado por Boris Johnson ha calificado de "Revolución Industrial Verde" y ha esbozado en 10 puntos. Fomentar la energía eólica marítima, el uso del hidrógeno como fuente de energía, el desarrollo de tecnologías para captar gases contaminantes emitidos a la atmósfera o reforestar 30.000 hectáreas anuales son algunos de los puntos recogidos en el documento.

En cuanto a la prohibición de la venta de turismos con mecánicas diésel y gasolina, supone adelantarla diez años con respecto a los plazos que se presentaron en la estrategia de 2017, y cinco años antes de la fecha barajada por el Gobierno a principios de este año.

Para fomentar la transición hacia los vehículos eléctricos, Reino Unido destinará 1.300 millones de libras a desplegar "puntos de recarga para vehículos eléctricos en hogares, calles y autopistas", otros 582 millones de libras a subvenciones a la compra de vehículos cero emisiones, y 500 millones más durante los próximos cuatro años para incentivar el desarrollo y la producción a gran escala de baterías para vehículos eléctricos.

Por otra parte, se lanzará una consulta para eliminar los nuevos vehículos pesados ​​con motores diésel "para poner al Reino Unido a la vanguardia del transporte de mercancías con cero emisiones", justifica el Gobierno. Para esto, no obstante, aún no hay fecha.

Un empujón definitivo al coche eléctrico... y otro apretón a los fabricantes

Bmw X3 Electrico Cargando

El montante final que se invertirá en el plan esbozado por el equipo de Johnson asciende hasta los 12.000 millones de libras, lo que permitirá crear y mantener un total de 250.000 empleos en un contexto económico complejo, según las estimaciones gubernamentales. El objetivo final es ser un país neutral en carbono para 2050.

El movimiento de Boris Johnson de adelantar la prohibición de vender coches nuevos gasolina o diésel en el Reino Unido para 2030 llega solo un año antes de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2021, la COP26, que se celebrará en Glasgow (Escocia) en noviembre del próximo año.

No sería de extrañar, por tanto, que el hecho de que Reino Unido sea el anfitrión haya precipitado los planes a fin de mostrar más compromiso con la causa.

Jaguar Land Rover Produccion Fabrica

Ahora toca ver cómo afronta la industria automotriz un apretón de tuercas más en el desarrollo de su tecnología, y esperar a ver cómo responde una clientela que en 2019 compró 31,8 millones de coches y sólo 513.000 fueron híbridos y 89.500 eléctricos 100%. No obstante, los híbridos se encuentran en una fase de crecimiento constante, según Financial Times.

La motorización predilecta fueron los gasolina, alcanzando aproximadamente unos 18,8 millones de unidades vendidas, seguida por los diésel (12,3 millones de ejemplares).

Por lo pronto, Mike Hawes, director de la Sociedad de Fabricantes y Comerciantes de Motores (SMMT) de Reino Unido, ha asegurado que "compartimos la ambición del gobierno, pero esta nueva fecha límite, acelerada en una década, plantea un desafío inmenso. El éxito dependerá de tranquilizar a los consumidores acerca de que podrán pagar estas nuevas tecnologías o recargar tan fácilmente como repostar", ha explicado.

Por su parte, otras marcas como Bentley ha asegurado en declaraciones a Autocar que "estará lista" para dejar de vender coches con esas motorizaciones en las fechas previstas. De hecho, en sus planes ya estaba convertirse en un fabricante de vehículos eléctricos para 2030.

Otras entidades como Vauxhall (Grupo PSA), ha afirmado a la BBC que "las fechas son un poco más ajustadas de lo que esperábamos, pero hay planes para cumplir esa meta y tendremos que cumplirla"; mientras Jaguar Land Rover afirma que "ya hemos adoptado la dirección del anuncio del Gobierno, invirtiendo fuertemente en vehículos híbridos enchufables y totalmente eléctricos para un futuro sin emisiones".

En Motorpasión | La paradoja del coche eléctrico 'ecológico': el níquel está robando protagonismo al cobalto, y eso no es necesariamente bueno

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios