Publicidad

El incierto futuro del petróleo podría empujar a gigantes como BP a buscar beneficios en... el café

El incierto futuro del petróleo podría empujar a gigantes como BP a buscar beneficios en... el café
5 comentarios

El pasado 20 de abril se marcó un hito en la esfera económica pero sobre todo, la petrolera: el petróleo West Texas Intermediate, el de referencia en Estados Unidos, perdió todo su valor, llegando a cotizar en negativo. La pandemia nos ha mostrado gigantescas plataformas de almacenamiento flotando en el océano, con toneladas de barriles de petróleo a los que no podían dar salida.

En este negro escenario -para los productores-, algunos gigantes como BP se están planteando su futuro lejos del crudo. La compañía vende café; exactamente 150 millones de tazas el año pasado. Un negocio sólido que contrasta con el futuro colapso de la industria petroquímica en un momento de necesaria transición energética.

Un producto básico con grandes ganancias

Bp

De acuerdo a los datos de un interesante análisis de Bloomberg, el año pasado, por primera vez en la historia, la energía solar y eólica constituyeron la mayoría de las nuevas fuentes de energía del mundo.

Esto, unido al golpe que ha supuesto la pandemia, está haciendo que se empiecen a replantear los cimientos de una industria volátil y altamente contaminante.

Según datos de la cabecera económica, la producción de petróleo y gas de BP en 2019 fue de 2,6 millones de barriles al día. Su objetivo es que para 2030 la cifra se reduzca a 1,5 millones.

Puede que la quinta compañía petrolera internacional más grande del mundo no se plantee abandonar pronto el negocio, pero ya ha dejado caer que la esfera del café es más que rentable: "La gente puede no saberlo, pero BP vende café. Vendimos 150 millones de tazas de café el año pasado", dijo el director ejecutivo de BP, Bernard Looney en una entrevista para Bloomberg en agosto.

Lo cierto es que el consumo de café crece día a día, y ha aumentado un 95 % en los últimos 35 años, llegando a la cifra de casi 10.000 millones de kilos de café al año.

Cafe

Para hacernos una idea, los finlandeses consumen una media de 12 kg por persona al año de café; si unimos este enorme consumo a márgenes de beneficio del estilo de Starbucks, tenemos, efectivamente, un negocio muy rentable.

Más allá del café y de la deriva hacia los servicios públicos, como cadenas de cafeterías y restaurantes para los conductores, las grandes petroleras ya han emprendido el camino hacia el futuro sin crudo.

Electricidad renovable, la guerra por ver quién despliega más puntos de recarga para coches eléctricos y la inversión en biocombustibles son algunas de las fórmulas para sobrevivir.

Recarga Coche Electrico

Atrás quedaron aquellos futuros del petróleo cotizando a 100 dólares el barril (en estos momentos el WTI y el Brent cotizan a unos 40 dólares).

Ahora las grandes compañías petroleras deberán encontrar un equilibrio entre beneficios y su reconversión a las energías renovables, y en este punto el negocio del café como apoyo no parece tan descabellado.

Como tampoco lo es retomar el uso de posos de café para crear biocombustibles y productos químicos, un proyecto que Shell respaldó en 2017.

En Motorpasión | Este es Joan Ferci, el inquilino incómodo que tiene los derechos de Lamborghini en Latinoamérica para fabricar coches eléctricos

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios