Publicidad

Este es Joan Ferci, el inquilino incómodo que tiene los derechos de Lamborghini en Latinoamérica para fabricar coches eléctricos
Lamborghini

Este es Joan Ferci, el inquilino incómodo que tiene los derechos de Lamborghini en Latinoamérica para fabricar coches eléctricos

La marca de coches superdeportivos Lamborghini, perteneciente al gigantesco Grupo Volkswagen y dirigida por Audi AG, tiene un inquilino incómodo en latinoamérica. Se llama Jorge Antonio Fernández García, más conocido como Joan Ferci y ostenta el título de CEO de Lamborghini Latinoamérica desde que en 1993 adquirió parte de los derechos de la marca para esta región. Ahora que promete fabricar Lamborghini eléctricos en México, os contamos su historia.

Posiblemente si Ferruccio Lamborghini levantase la cabeza ahora y echase la vista atrás para ver en qué se ha convertido su marca, estaría orgullosa del momento que vive actualmente, bajo el mandato de Audi como parte del Grupo Volkswagen, con unos números saneados (el año pasado las ventas mundiales aumentaron un 43%, pasando de 5.750 a 8.205 unidades), productos tan espectaculares como los Huracán, Aventador e incluso el Urus, todos ellos acompañados de unas cifras de ventas que no cesaban de crecer año tras año.

Pero conociendo la historia del prolífico empresario italiano, tal vez no le gustaría remontarse a etapas anteriores de su querida Lamborghini, especialmente el periodo en que cayó en bancarrota en 1978 tras pasar por diferentes manos y acabar en 1987 en manos del grupo americano Chrysler.

La agonía de Lamborghini en los años 90

Lamborghini Diablo

Fue precisamente durante este periodo cuando la marca sufrió los peores resultados de ventas de su historia. En 1991 solo vendieron 673 coches en todo el mundo, pero peores fueron los resultados de 1992 y 1993 con 166 y 215 coches vendidos respectivamente. La situación era tan mala que solo unos años más tarde en 1994, Chrysler se deshizo de Lamborghini vendiéndola a compañía malaya MegaTech.

Ellos fueron quienes en el año 1995, solo un año después de comprar la marca, recibieron el contacto de un empresario de origen mexicano llamado Jorge Antonio Fernández García, más conocido como Joan Ferci.

Por aquel entonces, el gobierno de México, de donde Ferci, solo permitía vender coches que se fabricasen en México o que hubiesen sido ensamblados en México. Joan Ferci, que había trabajado como proveedor de equipos electrónicos para Chrysler, quería convertirse en importador de Lamborghini para su país, pero se encontró con el problema de que si los coches no se ensamblaban allí, no podrían comercializarse.

Lamborghini Diablo SV

Así pues, les propuso a los propietarios de la marca quedarse con esos derechos y poder empezar a ensamblar coches en México. En la negociación incluyó también los derechos de distribución y fabricación de merchandising de la marca en América Latina. En una entrevista concedida a Autoblog.ar hace algunos años, Ferci aseguró que ensambló 23 Diablos, de los cuales 20 se fueron a Estados Unidos y tres a Italia.

Para poder hacer uso de la licencia, que tenía una vigencia de 99 años, creó la compañía Automóviles Lamborghini Latinoamérica S.A. de C.V. De esta forma hoy en día todavía sigue ejerciendo sus derechos sobre ella y eso es algo incómodo para la Lamborghini moderna. ¿Por qué? Por diferentes motivos que conoceremos más adelante.

Lamborghini Coatl: tuning barroco oficial de marca

Lamborghini Coatl

Entre los derechos adquiridos por Ferci a finales de los años 90, estaba la fabricación de coches con marca Lamborghini y también realizar sus propios restylings dentro del territorio de México y América Latina. Dicho en otras palabras, tenía derecho para hacer tuning y venderlo con marca Lamborghini.

De ahí que hace ya unos cuantos años se propusiese crear el “primer Lamborghini latinoamericano” dando lugar al llamado Lamborghini Coatl.

Presentado en el año 2000, el Lamborghini Coatl tomaba la base del Lamborghini Diablo, con su motor V12 atmosférico potenciado hasta los 635 CV y lucía una carrocería de dudoso gusto realizada por el propio Ferci.

Las líneas estilizadas, afiladas y proporcionadas del Diablo, obra del diseñador Marcello Gandini, creador de maravillas como el Miura y el Countach, habían desaparecido y en su lugar se habían dispuesto tomas de aire por doquier, alerones, apéndices y demás secciones desproporcionadas para dar lugar a un coche tan extraño como barroco.

En palabras de su creador, se llegaron a construir tres unidades del Lamborghini Coatl, de las cuales una se fue a Bélgica, otra a Alemania y una tercera se quedó en Argentina en sus propias manos. Allí solo salía de vez en cuando para participar en eventos relacionados con el automóvil y exhibiciones.

Más que coches: zapatos, bolsos, carteras y demás merchandising Lamborghini

Lo que sí ha explotado con más éxito Joan Ferci es la fabricación y distribución de materiales de merchandising y ropa con marca Lamborghini. En la web de Automóviles Lamborghini Latinoamérica, puede verse un enorme catálogo compuesto por zapatos tanto deportivos como de vestir, zapatillas deportivas, abrigos, chaquetas, mochilas, relojes y un sin fin de materiales.

Anillo Lamborghini

Más allá de esto, Ferci ha querido imprimir su marca en otros elementos. Desde Criptomonedas Lamborghini hasta una moto con su nombre, o una línea de fragancias con los nombres Aventador y Miura, parece que la diversificación de Lamborghini Latinoamérica no tiene fin.

¿Lamborghini eléctricos hechos en México?

Sin duda, todas estas andanzas desarrolladas durante los últimos 25 años por el empresario no han supuesto un gran problema para Lamborghini. En mercados que no son preferentes para la casa de Sant´Agata Bolognese, su visibilidad ha sido bastante contenida. Pero no ocurre lo mismo con su nuevo proyecto.

Joan Ferci Lamborghini Latinoamérica Joan Ferci junto a otro de los prototipos que desarrolló junto al Coatl

Según cuentan nuestros compañeros de Motorpasión México, “Lamborghini” quiere fabricar su siguiente generación de SUV eléctricos en México, y claro, ante esa noticia la primera reacción es de incredulidad.

Incredulidad porque no parece que los planes de Lamborghini para los próximos años pasen por la creación de modelos 100% eléctricos. Tiene todo el sentido que los coches eléctricos no sean una de las prioridades porque Lamborghini es una de las marcas que gracias a su baja producción, no entra dentro de las que han de ceñirse a las normativas de emisiones WLTP que limitan a 99gr/km de CO2 al año si no quieren caer en multas multimillonarias.

Joan Ferci con su Lamborghini Diablo

Por otro lado, los planes de Lamborghini pasan por seguir siendo el fabricante de coches superdeportivos y exclusivos que conocemos hoy en día, con modelos como el Lamborghini Sián FKP 37, presentado en el Salón del Automóvil de Frankfurt, del que serán construidas 63 unidades, y que si bien ofrece nuevas y exclusivas tecnologías híbridas, no tiene el punto de vista puesto en México precisamente.

Joan Ferci junto a su Lamborghini Diablo

Este modelo además rinde homenaje a Ferdinand Karl Piëch, nacido en 1937, que desempeñó un papel importante en la adquisición por parte de Audi AG de Automobili Lamborghini en 1998. Así pues, el potencial desarrollo de ese hipotético Lamborghini eléctrico en México por parte del empresario Joan Ferci, podría ser una piedra incómoda en el zapato de Audi AG, un borrón en un expediente que, durante los últimos años de vida de la marca, ha sido extraordinario.

En Motorpasión | Renault Prototype H: el día que Peugeot se vio forzada a unirse a Renault para crear un coche de gama alta; Nueve furgonetas camper que demuestran que hay vida más allá de la Volkswagen California

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios