Publicidad

Elon Musk se ha propuesto romper personalmente los cuellos de botella para que Tesla deje de perder dinero

Elon Musk se ha propuesto romper personalmente los cuellos de botella para que Tesla deje de perder dinero
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

El 2019 no ha empezado demasiado bien para Tesla dejándose un buen puñado de ventas. Elon Musk quiere darle la vuelta a la tortilla y en un email remitido a sus trabajadores que ha sido filtrado se ve una clara preocupación por dos puntos clave: los tiempos de entrega y los costes de las mismas.

Con la llegada del Tesla Model 3, la factoría estadounidense se ha visto ahogada en un cuello de botella. La demanda disparada por el coche eléctrico más asequible de la compañía ha repercutido incluso en las entregas del resto de productos de la marca

Musk tendrá reuniones con los equipos de ventas cada dos días

Tesal Model S Canfranc

Actualmente la mayor preocupación para Tesla es el ritmo y la forma en la que se realizan las entregas de sus coches eléctricos. Por mucho que se incrementen la demanda y la producción, si no hay un canal logístico desde la fábrica hasta el cliente fluido es imposible que las entregas sigan creciendo o que lo hagan al ritmo que le gustaría a la compañía.

En el email que ha caído en manos de Electrek, Elon Musk reconoce que tienen mucho trabajo por delante y que él mismo de forma personal se va a dedicar a potenciar el talón de Aquiles de Tesla. Así se refleja en una frase que reza que "tendré reuniones con los equipos de entregas de América, Europa y Asia cada dos días para saber qué podemos hacer por incrementar nuestro ritmo de entregas".

Tesla Model 3 Performance Track Mode

En otro de los puntos del correo electrónico, Musk ha señalado que otro objetivo para Tesla debería ser reducir el coste desde que el vehículo se produce en fábrica y llega a manos del cliente. "Tenemos costes de entrega más altos por los pagos de importación y exportación del proceso", apuntó Musk, añadiendo además que "así es difícil conseguir que Tesla deje de perder dinero".

Hace sólo unas semanas Tesla sufrió su segunda mayor caída de valor en bolsa de los últimos 5 años dejándose un 6,02% y cayendo a un precio por acción de 192 dólares. El mínimo marcado en febrero de 2016 fueron 151 dólares. El motivo principal fue su exposición a la guerra comercial entre EEUU y China.

Todos estos cambios que se están materializando desde la idea de Elon Musk están destinados a que en el segundo trimestre de 2019 consigan un récord histórico en las ventas de coches eléctricos. El último trimestre de 2018 Tesla logró vender casi 90.700 coches eléctricos, una cifra que podría ser superada en los próximos meses.

Supercargador Tesla Sant Cugat

Para conseguirlo, la empresa americana deberá revertir un primer trimestre de 2019 en el que se ha dejado un 30% de las ventas con respecto al mismo periodo de 2018, pero según Musk ya hay más de 50.000 órdenes previstas para el segundo trimestre y eso que aún no hemos acabado el mes de mayo.

El año pasado Tesla fichó a Kate Pearson (exdirectiva de Wallmart) para romper los cuellos de botella, pero por motivos que se desconocen Tesla prescindió de sus servicios pasados unos meses para mantener la organización de ventas y entregas igual que habían hecho hasta antes de su llegada.

Tesla

Tal y como reza Musk en su correo, la demanda sigue siendo elevada, sólo falta que consigan solucionar su incapacidad para hacer entregas a un ritmo normal, aunque eso ya parece algo inherente al propio modelo de la compañía que posee íntegramente el proceso de distribución de sus coches terminados.

Esta lucha se mantiene todos los cuatrimestres y si echamos la vista atrás es fácil percibir una notable (aunque insuficiente) mejoría: en el último trimestre de 2017 Tesla se congratuló de haber roto con los cuellos de botella entregando algo más de casi 30.000 unidades.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir