Compartir
Publicidad

Tesla pierde la confianza de sus inversores ante el batacazo de la guerra comercial entre China y EE.UU

Tesla pierde la confianza de sus inversores ante el batacazo de la guerra comercial entre China y EE.UU
28 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las acciones de Tesla en la bolsa siguen bajando: han caído un 6,02 % hasta alcanzar los 192 dólares. Se trata de la segunda mayor caída en las cotizaciones de la compañía en cinco años -en febrero de 2016 alcanzó los 151 dólares-, que ha perdido una quinta parte de su valor desde que vendiera 1.800 millones de dólares en bonos convertibles para aumentar el capital.

Al mercado le ha puesto nervioso la exposición del fabricante de coches eléctricos a la guerra comercial que libran China y Estados Unidos, además de la nueva política de disciplina financiera para ahorrar costes. De hecho, Morgan Stanley ha vaticinado que las acciones de Tesla podrían desplomarse un 95 %.

Musk tendrá que ganarse a los inversores

Los analistas no ven con buenos ojos el pan de crecimiento de la compañía californiana y su incapacidad para cumplir objetivos: "Con una situación de 'código rojo' en Tesla, Musk y compañía se está expandiendo a los negocios de los seguros, robotaxis y otros proyectos de ciencia ficción, cuando la empresa debe centrarse en la demanda central del Model 3 y simplificar su modelo de negocio y la estructura de gastos", ha dicho el analista de la firma Wedbush, Daniel Ives.

Nasdaq Tesla Fuente: NASDAQ.

También desde el gigante bursátil Morgan Stanley hay reticencias en cuanto al futuro de Tesla. La entidad financiera ha vaticinado que las acciones de Tesla podrían perder el 95 % de su valor: en el peor caso podrían cotizar a 10 dólares.

Morgan Stanley cree que Tesla no podrá cumplir objetivos de ventas en China, un país bajo la mira -y los aranceles de Donald Trump- donde la compañía se verá afectada por la guerra comercial. Y es que el temor a las represalias que pueda tomar Pekín ha hundido Wall Street -también Apple e Intel lo están experimentando-.

Hace unos días Elon Musk envió un correo electrónico a sus trabajadores avisando de que se haría a partir de ahora un examen exhaustivo de los gastos de cada empleado, desde componentes y dietas hasta salarios. Es, según Musk, "la única manera de que Tesla puede ser financieramente sostenible" pues de lo contrario la compañía se quedará sin efectivo en 10 meses.

Tesla Model S

La empresa californiana anunció recientemente pérdidas de más de 700 millones de dólares en el primer trimestre de 2019, y a pesar de contar con un capital de 2.200 millones de dólares tras saldar una emisión de bonos convertibles que vencía en marzo, Musk cree que no será suficiente para asumir los objetivos de producción.

A eso se suma el reciente anuncio de que la producción del esperado camión eléctrico, el Tesla Semi, no comenzará hasta 2020, cuando estaba previsto que entrara en producción este año.

No obstante la compañía californiana dijo que esperaba que el flujo de efectivo fuera positivo durante el trimestre actual y en la segunda mitad del año, mientras que las entregas de todo el año crecieron del 45 % al ​​65 % respecto al año pasado.

Sin embargo, un número creciente de analistas parece estar apostando a que el fabricante de automóviles es demasiado optimista.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio