La industria náutica quiere un impuesto sobre el CO₂ para rebajar las emisiones y fomentar los combustibles limpios

La industria náutica quiere un impuesto sobre el CO₂ para rebajar las emisiones y fomentar los combustibles limpios
1 comentario

El transporte marítimo se ocupa, aproximadamente, del 90 % del comercio mundial y representa alrededor del 3 % de las emisiones de CO₂ del mundo. De hecho, si el transporte naval del mundo fuese un país, sería el sexto emisor de gases con efecto invernadero, de acuerdo con Oceana, una plataforma que se dedica a proteger los océanos y mares del mundo.

Actualmente, en la lucha por frenar el cambio climático y reducir los gases, las principales asociaciones de transporte marítimo han propuesto la creación de un impuesto global sobre las emisiones de carbono de los barcos para ayudar a acelerar los esfuerzos de la industria para volverse más ecológicos.

Obligatorio para buques de más de 5.000 toneladas

Cargo Ship 6576795 1920

La Cámara Naviera Internacional e Intercargo -asociaciones de transporte marítimo- han propuesto a la Organización Marítima Internacional (OMI) -agencia marítima de la ONU- de manera conjunta, que se aplique un impuesto para el transporte de mercancías marítimo.

Este impuesto estaría basado en contribuciones obligatorias por cada tonelada de CO₂ emitida por buques que superen las 5.000 toneladas brutas y comercialicen a nivel mundial.

El dinero recaudado se destinaría a un fondo climático que se utilizaría para desplegar infraestructura de abastecimiento de combustible en puertos de todo el mundo para suministrar combustibles más limpios como hidrógeno y amoníaco, según la propuesta.

Sin embargo, con las tasas actuales de producción, los combustibles sin carbono no están disponibles comercialmente a la escala necesaria para la flota mundial.

Desde la OMI aseguran que todas las propuestas son bienvenidas y que se debatirán más adelante este año. De igual manera, se celebrará una reunión del grupo de trabajo entre sesiones programada para finales de octubre, antes de una sesión del Comité de Protección del Medio Marino a finales de noviembre, para abordar cuestiones que incluyen los esfuerzos de reducción de carbono.

Un impuesto al carbono impulsado por la OMI permitirá una mayor participación de la industria a nivel mundial a medida que crecen las preocupaciones en la regulación de jurisdicciones separadas como la Unión Europe.

La OMI tiene planteada la Estrategia inicial para reducir en, al menos, un 50% las emisiones de gases de efecto invernadero del transporte marítimo internacional en 2050, comparado con los niveles de 2008; y trabajar para eliminar por completo las emisiones de gases invernadero del transporte marítimo lo antes posible en este siglo.

En Motorpasión | La venta de coches eléctricos e híbridos enchufables despunta en 2021, con más de un millón de unidades en Europa

Temas
Inicio