Esta batería de flujo de hierro sin litio ni tierras raras lucha por ser la revolución de las baterías para coches eléctricos

Esta batería de flujo de hierro sin litio ni tierras raras lucha por ser la revolución de las baterías para coches eléctricos
8 comentarios

La compañía americana ESS ha desarrollado unas baterías que pueden revolucionar el mercado. Se trata de una batería de flujo de hierro, que promete un tiempo de respuesta rápido, una vida útil ilimitada y la ausencia de degradación de la capacidad durante una vida útil de 25 años brindan flexibilidad operativa.

Entre 6 y 12 horas de duración

bat

Esta batería está compuesta por hierro, sal y agua como electrolito, por lo que se pueden fabricar con objetos que están en el mercado.

Al no utilizar materiales químicos ni tierras raras, ni litio, el impacto medioambiental de estas baterías es mucho mejor. Lo cual también hace que su fabricación sea más económica y su reciclaje sea más sencillo.

Cuenta con un diseño muy seguro ya que no necesitan una combustión química para funcionar, lo cual elimina el riesgo de explosión.

Según ESS, esta batería puede durar más de 20.000 ciclos de carga y puede durar hasta 20 años o más sin llegar a degradarse y aseguran que tiene una duración de entre 6 y 12 horas de uso entre carga y descarga.

Para diferenciarlas con las baterías de iones de litio que conocemos, hay que recordar que cada batería se compone de cuatro elementos: dos electrodos entre los cuales se cargan las partículas cuando la batería se carga y descarga, un electrolito que permite que estas partículas fluyan y un separador que previene que los electrodos se junten.

El funcionamiento de esta batería de flujo de hierro es totalmente diferente. El electrolito se mueve físicamente mediante bombas en el proceso de carga y descarga. Lo cual puede suponer que estas baterías sean más grandes.

Electrolyte Image E1615831124442
Fuente: ESS

Pero ese tamaño se puede compensar con el precio. Las baterías de iones de litio para la red pueden costar hasta 300 euros por kWh, pero desde ESS aseguran que su batería puede costar menos de 200 euros por kWh para 2025.

Estas unidades, conocidas como baterías de fujo de hierro, serán utilizadas para proyectos solares en Estados Unidos, permitiendo dar electricidad horas después de la puesta de sol. SB Energy ha adquirido suficientes baterías para alimentar cerca de 50.000 hogares americanos durante cinco años.

Hasta ahora, ESS ha comercializado 8 MWh de estas baterías de flujo de hierro. Recientemente, y tras una evaluación de seis meses, la empresa Enel Green Power ha firmado un acuerdo para tener una cantidad equivalente y aseguran que puede ampliarse en los próximos cinco años.

En Motorpasión | El nuevo estándar de carga para camiones eléctricos que quiere revolucionar el transporte reduciendo tiempos de recarga

Temas
Inicio