El nuevo estándar de carga para camiones eléctricos que quiere revolucionar el transporte reduciendo tiempos de recarga

El nuevo estándar de carga para camiones eléctricos que quiere revolucionar el transporte reduciendo tiempos de recarga
1 comentario

Cargadores más potentes para acortar los tiempos de carga de camiones e industriales pesados eléctricos. Es el objetivo de este nuevo estándar de recarga que están desarrollando el Laboratorio Nacional de Energía Renovable de Estados Unidos (NREL), la Iniciativa de Interfaz de Carga (CharIN) y con el apoyo del Departamento de Energía de los EE.UU, el nuevo Megawatt Charging System (MCS).

Y es que reducir el tiempo de carga es esencial para viabilidad del transporte por carretera de cero emisiones. Si bien cuentan con baterías más grandes, y por tanto ofrecen más rango que los coches o industriales ligeros, la autonomía suele verse comprometida por el mayor peso.

Debe facilitar una capacidad de carga de 3,75 MW

Pexels Photoscom 93398

Las diferentes industrias de transporte, desde la aviación hasta el transporte marítimo, así como los camiones, están considerando opciones para electrificar sus flotas y para ello necesitan un estándar de carga rápida de 15 a 20 minutos.

Las organizaciones encargadas de desarrollar el nuevo MCS consideran que las flotas de transporte electrificado, tanto mediano como pesado, necesitan unas estaciones de carga con una capacidad de, al menos, 1 MW.

Para que el sistema pueda permitir una carga segura y eficiente en el mismo tiempo que se tarda en cargar un coche eléctrico utilitario,se debe aumentar la potencia de carga, aumentando tanto el voltaje como la corriente.

El estándar MCS deberá facilitar una capacidad de carga de 3,75 MW, siendo siete veces mayor a los actuales puntos de carga rápida que cuentan con 500 kW.

Lo que quiere decir que un vehículo sería capaz de cargar alrededor de 62 kWh en un minuto conectado y, en solo cinco, podría haber aumentado a 312  kWh. Desde NREL señalan que con esta potencia en un vehículo podría servir para dar energía a más de 3.000 viviendas en Estados Unidos.

Este tipo de recarga rápida para el transporte pesado puede servir de ayuda para cumplir los objetivos climáticos y de sostenibilidad, además de ayudar a los conductores de este tipo de vehículos.

Además, no solo la industria de los camiones se beneficiaría de esta solución. Otras aplicaciones, como las embarcaciones marítimas y aéreas, también pueden utilizar este sistema de carga para satisfacer sus necesidades.

Pexels Tom Fisk 2226458

Pero los promotores de MCS no solo están pensando en el aumento de la capacidad de carga, si no que también están estudiando el cómo implantar este sistema para que se puedan cargar varios vehículos de manera simultánea. Por lo que será necesario el desarrollo de cableado, conector y entrada de carga.

Algo que sí tienen claro desde la asociación CharIN es que este sistema requerirá obligatoriamente del desarrollo de compatibilidad con los cargadores CCS1 y CCS2.

Aseguran que para conseguir un protocolo definitivo todavía pueden pasar al menos dos años, pero que servirá para una futura expansión de una red de carga que permita electrificar el transporte con un sistema que sea accesible y, sobre todo, que ofrezca un tiempo de carga menor al actual.

En Motorpasión | ¿Estoy preparado para comprar un coche eléctrico? Claves para saber si compensa

Temas
Inicio