España solo lleva avanzado el 3% de sus objetivos para impulsar el coche eléctrico de cara a 2030, según este estudio

España solo lleva avanzado el 3% de sus objetivos para impulsar el coche eléctrico de cara a 2030, según este estudio
33 comentarios

A España le queda menos de una década para cumplir con los compromisos que ha adquirido ante la Unión Europea en cuanto a la electrificación de su parque móvil. En la actualidad, nuestro país solo cuenta con una flota de cerca de 150.000 vehículos eléctricos, lo que supone alrededor del 0.4 % del parque móvil, pero el objetivo pasa por llegar hasta los cinco millones antes del 2030.

Son datos de un informe reciente de OBS Business School sobre la situación del vehículo eléctrico en España, que pone de manifiesto que el avance en la meta del proyecto español supone apenas un porcentaje del 3%.

El primer semestre de 2021 ha mostrado un crecimiento continuado hasta llegar a un total de 16.650 vehículos eléctricos matriculados, lo que supone un 32,8% más que durante el mismo periodo de 2020 y un 41,9% frente al mismo periodo de 2019. Sin embargo, estos datos no son ni remotamente suficientes. Mientras tanto, en el resto de Europa, ya circulan 2,9 millones de coches eléctricos.

Hay avances, pero son insuficientes

Electricos2

A la neutralidad climática establecida en el Pacto Verde Europeo, hay que añadirle el Plan de Acción de la UE “Hacia una contaminación cero del aire, el agua y el suelo”, dos compromisos que tienen como fecha límite el año 2050. Además, en el paquete de medidas de la UE llamado “Fit for 55” se establece, entre otras medidas, que “en el año 2035 ningún coche nuevo en Europa podrá emitir CO₂ por su tubo de escape”.

Estos son solo algunos de los retos a los que se enfrenta España si quiere descarbonizar su movilidad, sin perder la oportunidad de posicionarse como un actor clave a nivel internacional en un contexto de cambio y de crisis a nivel mundial a causa de la escasez de semiconductores, falta de materias primas y encarecimiento del transporte.

Hemos de recordar, que nuestro país produce el 3% de los coches del mundo y es el segundo productor de Europa: esta actividad concentra un 8% del Producto Interior Bruto (PIB).

“España ha de tener en cuenta los objetivos y las sendas que se están marcando, tanto por nuestros competidores, como por los mercados de destino de los vehículos de fabricación nacional”, reza el documento, realizado por May López, investigadora y docente en OBS Business School y directora de Desarrollo de la plataforma Empresas por la Movilidad Sostenible.

Contenedor

En el informe de OBS se indica que para lograr los objetivos a los que se ha comprometido, España se debe asegurar la correcta adaptación de las fábricas y del sector a unos objetivos que marca la UE para los coches nuevos: los automóviles deberán emitir un 15% menos de CO₂ en 2025 y a partir de 2030 llegar a disminuir el 37,5%; en cuanto a las furgonetas, esta reducción será del 15% y 31% respectivamente.

Pero la adaptación de la industria no es sencilla, especialmente si tenemos en cuenta que, a consecuencia de la crisis de semiconductores, se reducirá la producción de automóviles en todo el mundo hasta en 7,1 millones de vehículos en 2021 y este hecho traerá consigo tensiones en la cadena de suministro acuciadas por el encarecimiento de las materias primas.

Electricos3

También interrupciones del suministro hasta bien entrado el próximo año, y parones en las principales factorías españolas como los que estamos viendo desde hace meses (Seat, Opel, Mercedes, Renault…) e incluso pueden aumentar los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

Según el OBS, una de las acciones a llevar a cabo a corto plazo para mejorar la situación pasa porque el sector “debe prepararse para no depender de los proveedores asiáticos de baterías” y en este sentido, la Comisión Europa ha comenzado a activar proyectos como la Alianza Europea de Baterías.

May López opina que es clave que España desarrolle una industria propia y adapte la existente desde la fabricación de baterías y vehículos, “hasta todo lo relacionado con la infraestructura de recarga y componentes del sector de la automoción”.

No hemos de olvidar que además de los objetivos en cuanto a producción, España tiene el objetivo de contar con 100.000 puntos de recarga para 2023 y entre 250.000 y 340.000 en 2030: para lograrlo tendría que crecer un 40% interanual.

En Motorpasión | El coche eléctrico necesita inversión, y el Gobierno prevé hasta 24.000 millones en ayudas, pero aportando solo 4.000 millones

Temas
Inicio