Crisis de los semiconductores: la falta de chips costará miles de millones a las automovilísticas

Crisis de los semiconductores: la falta de chips costará miles de millones a las automovilísticas
4 comentarios
HOY SE HABLA DE

Varios estudios de analistas especializados apuntan a que la escasez mundial de semiconductores tendrá consecuencias millonarias para las marcas automovilísticas y, por tanto, el precio de los vehículos se verá incrementado.

Los coches nuevos pueden incluir más de 100 microprocesadores y los fabricantes en la actualidad no siempre pueden hacerse con ellos. Entre las razones, además de problemas con las materias primas y el transporte, encontramos que los principales productores tratan de recuperarse aún de los efectos de la pandemia mundial.

Los principales productores de semiconductores podrían incrementar sus precios

Fabrica

Al mismo tiempo, han de abastecer a los diferentes sectores que usan este tipo de semiconductores además de la automoción (telefonía, informática y un largo etcétera).

En plena pandemia, mientras que aumentaba la demanda de ordenadores personales o artículos de ocio que también emplean este tipo de elementos, las ventas de coches cayeron en todo el mundo y las principales fábricas detuvieron o redujeron considerablemente su producción.

Pero a partir del tercer trimestre del año pasado, la actividad en el sector del automóvil a nivel mundial se empezó a recuperar más rápido de lo previsto y se topó con los primeros retrasos en los suministros, que se han ido acumulando hasta hoy. La demanda de productos electrónicos de consumo mientras tanto, también ha continuado al alza.

Con las fundiciones existentes trabajando a plena capacidad, fabricar más no es una cuestión sencilla pues se necesitan entre 18 y 24 meses para abrir una planta de semiconductores después de comenzar a construirla, además del tiempo que se tarde en ajustar la producción.

TSMC y Samsung, que se encuentran entre los principales productores de chips, ya han invertido miles de millones para acelerar un nuevo proceso de fabricación de chips de 5 nanómetros muy complejo para impulsar los últimos productos de vanguardia. Esto previsiblemente, incrementará sus precios.

En este sentido, S&P Global Ratings, apunta a que la falta de componentes y el encarecimiento de algunas materias primas, ha provocado un incremento del valor de los coches nuevos, así como un aumento en el valor residual de los modelos usados.

Los fabricantes de coches podrían perder hasta 92.000 millones de dólares

Fabrica

Las cuentas de las automovilísticas sufrirán una fuerte sacudida que según un informe reciente de AlixPartners, rondará este año los 92.024 millones de euros y traerá aparejada la reducción de la producción mundial en 3,9 millones de vehículos.

Por su parte, la consultora Bain&Company es algo más optimista y estima que las pérdidas a causa de la escasez de semiconductores serán de unos 50.205 millones de euros. En cualquier caso, las pérdidas serán considerables y las previsiones de mejora no son muy alentadoras.

Si en un primer momento las estimaciones eran que el suministro se recuperase en la segunda mitad del año, ahora las previsiones de mejora apuntan a 2022. Para adecuar el ritmo a la disponibilidad de los componentes, se han efectuado paros y retrasos en la cadencia de las líneas de producción de las fábricas.

En España, en lo que llevamos de año prácticamente todas las factorías han sufrido parones en la producción debido a la crisis de los semiconductores.

La última en sufrir estas nefastas consecuencias es Volkswagen Navarra, que ayer aprobó junto a los sindicatos mayoritarios un nuevo Expediente de Regulación Temporal de Empleo por causas productivas que se prolongará hasta el 31 de diciembre de 2021.

Otro ejemplo es la planta de Seat en Martorell, que permanecerá cerrada esta semana y tendrá parada su Línea 3 (responsable de la fabricación del Audi A1) hasta el próximo 2 de julio.

Las previsiones apuntan a que la escasez de microchips va a seguir siendo un problema para las factorías de vehículos, como apunta ANFAC, "al menos durante el primer semestre de 2022".

Todo esto, ha provocado que la producción de vehículos en España cerrase los primeros cinco meses del año con una caída del 19% o lo que es lo mismo, hasta las 1.032.881 unidades fabricadas.

En Europa, mercados como Francia (-22,7%), Alemania (-26,7%), Reino Unido (-30,8%) y, en menor medida, Italia (-19,3%) también acumulan significativas caídas hasta el mes de mayo.

Pese a todo, España se mantiene como octavo productor mundial por delante de Brasil desde febrero de 2020. Mientras que en nuestro país se han ensamblado 1.032.881 unidades en los cinco primeros meses del año, en Brasil se han fabricado 981.523 vehículos entre enero y mayo, según datos de la patronal Anfavea.

En Motorpasión | El petróleo, por las nubes: su precio en Europa los 75 dólares por primera vez en dos años

Temas
Inicio