La UE acuerda reducir las emisiones de carbono al menos un 55% para 2030, un paso más hacia el adiós al coche de combustión

La UE acuerda reducir las emisiones de carbono al menos un 55% para 2030, un paso más hacia el adiós al coche de combustión
16 comentarios

Europa da un paso más hacia el coche eléctrico, o mejor dicho, hacia el adiós al de combustión. Eurodiputados y Estados de la Unión Europea han acordado este miércoles adoptar el objetivo de reducir "al menos el 55%" de las emisiones netas de gas de efecto invernadero de la UE para 2030, respecto al nivel de 1990.

Tras una larga reunión de 14 horas que se prolongó desde el martes por la tarde y concluyó a las 05.00 horas de la madrugada de este miércoles, los Veintisiete han logrado alcanzar un "acuerdo provisional" para endurecer las emisiones de CO₂ más allá del 40 % fijado hasta ahora, tal y como propuso la Comisión Europea en septiembre de 2020.

Este objetivo se recogerá en la Ley Climática Europea, cuyo fin último es alcanzar la neutralidad climática para 2050.

"Nuestro compromiso político de convertirnos en el primer continente climáticamente neutro para 2050 es ahora también un compromiso legal. La Ley del Clima coloca a la UE en un camino verde durante una generación. Es nuestro compromiso vinculante con nuestros hijos y nietos", ha manifestado Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión, en el comunicado oficial y a través de sus redes sociales.

Por su parte, el vicepresidente ejecutivo del Pacto Verde Europeo, Frans Timmermans, ha añadido: "Este es un momento histórico para la UE. Hemos llegado a un acuerdo ambicioso para plasmar nuestro objetivo de neutralidad climática en una legislación vinculante, como guía para nuestras políticas para los próximos 30 años. La Ley del Clima dará forma a la recuperación ecológica de la UE y garantizará una transición ecológica socialmente justa".

No obstante, la reducción del 55% de las emisiones netas de gas de efecto invernadero es menos que el 60% que solicitaba la Eurocámara, en consonancia con las exigencias de las organizaciones ecologistas.

Hay que tener en cuenta que el acuerdo se produce en un momento clave, en la víspera de una cumbre internacional sobre el clima convocada por el presidente estadounidense, Joe Biden, en la que Washington debe desvelar su propio objetivo revisado para 2030.

Prueba Emisiones 03

Dos de los países de la UE más reticentes a la reducción de emisiones eran Polonia y Hungría debido a su dependencia del carbón, si bien "el reconocimiento de la necesidad de mejorar el sumidero de carbono de la UE, [...] para el que la Comisión presentará propuestas en junio de 2021", ha sido clave para que diesen luz verde.

Y es que la Comisión habla de reducir "emisiones netas", es decir, que en el baremo se incluye la compensación de las emisiones de CO₂ por dichos sumideros de carbono naturales, a través de la reforestación, por ejemplo.

Otra clave por la que dichos países finalmente han pasado por el aro es que el objetivo de reducción de emisiones será colectivo para el conjunto de los Veintisiete y no para cada Estado miembro de forma independiente, tal y como ha informado AFP y ha lamentado Peter Liese, eurodiputado del Partido Popular Europeo por el sur de Westfalia.

Una vez que el Parlamento y el Consejo aprueben formalmente el acuerdo provisional de hoy, la Ley climática europea se publicará en el Diario Oficial de la Unión Europea y entrará en vigor, recoge la Comisión sin ofrecer una fecha exacta.

Un paso más hacia el coche eléctrico en Europa

Bmw Coche Electrico

Europa asegura en su escrito su "compromiso de colaborar con los sectores para preparar hojas de ruta específicas del sector que tracen el camino hacia la neutralidad climática en diferentes áreas de la economía".

Es decir, parece que aún falta poner los puntos sobre las íes en el sector de la automoción, algo que Bruselas tiene la intención de proponer para el verano de 2021, pero la hoja de ruta tomada anticipa un camino acelerado hacia el coche eléctrico.

Alcanzar los objetivos climáticos del bloque requerirá "al menos" 30 millones de vehículos de cero emisiones para 2030, mientras ya se otea la normativa Euro 7 para 2025.

Jeep Wrangler Electrico Teaser 2

Este endurecimiento de las normas se traducirá en que para 2030 solo se puedan vender coches híbridos enchufables o eléctricos, ya sean de batería o de pila de combustible.

Según el acuerdo, para 2030, las emisiones medias de CO₂ de los coches nuevos deberían estar un 50% por debajo de los niveles de 2021. El plan actual de la Unión Europea prevé una reducción del 37,5 % para 2030.

En términos algo más concretos, esto significa que partiendo de la base de un 50% el objetivo para 2030 es que la media de emisiones de CO₂ de los coches vendidos en Europa sea de 47,5 g/km y no de 59,37 g/km como estaba previsto inicialmente.

En tan sólo 10 años, se tendría que recortar la media de 95 g/km a la mitad, lo que implicará a nivel técnico que la inmensa mayoría de fabricantes de automóviles deberían dejar de fabricar coches con motores gasolina o diésel.

Volkswagen Diesel Motor

Este es un sendero que ya han empezado a recorrer diferentes fabricantes que ya se han puesto una fecha límite para dejar de producir coches de combustión, como Ford  para 2030, Volvo (2030), Honda (2022), o Mini (2025).

Por su parte, Stellantis, Daimler y el Grupo Volkswagen ya han anunciado que no invertirán más recursos en desarrollar nuevos motores de combustión, aunque por ahora no han puesto una fecha fin para la comercialización de coches con estas mecánicas.

En Motorpasión | Euro NCAP estrella a los SUV eléctricos Volkswagen ID.4 y Skoda Enyaq iV: grandes resultados

Temas
Inicio